SANTA FE

Orden de mérito, ¡afuera!: Maximiliano Pullaro podrá elegir jueces y fiscales con amplia discrecionalidad

Un cambio en el reglamento de selección lo habilita a promover cualquier postulante que apruebe el examen sin importar en qué puesto. Disconformidad judicial.

El nuevo reglamento del Consejo de la Magistratura, que el gobernador Maximiliano Pullaro estableció por decreto para la selección de jueces, fiscales y defensores públicos irritó lo ánimos del círculo rojo de la Justicia de Santa Fe y sumó más tensión a la relación entre la Casa Gris y quienes habitan en Tribunales.

El Ejecutivo sostiene que las modificaciones imprimen velocidad al sistema porque simplifica la instancia de evaluación de candidatos. Un cambio clave de la resolución 0659 es que los estamentos que integran el jurado sólo podrán calificar a los y las concursantes con dos únicos criterios: "Superó y No Superó" y elimina así el orden de mérito.

Pero fue ese recorte a los criterios del Consejo de la Magistratura lo que provocó ruido. Antes, el Consejo no sólo marcaba quién había aprobado sino también quienes lo habían hecho “ampliamente”, las categorías de evaluación entonces eran tres y así componían la terna que recomendaba. Si bien la definición del jurado no era vinculante, dejaba expuesto al Ejecutivo si priorizaba un pliego que no tenía la calificación más alta.

decretoCM.pdf

El nuevo sistema deja en igualdad de elegibilidad a todos los que hayan pasado el examen y otorga mayor margen de discrecionalidad al Ejecutivo para elegir entre todo ese listado los nombres que propone a la Legislatura. El mecanismo, insisten desde la Casa Gris, se ajusta al pie de la letra de la Constitución provincial, que le da la potestad al gobernador de designar a jueces y camaristas con acuerdo de la Asamblea Legislativa. El Santa Fe, el Consejo de la Magistratura no tiene rango constitucional.

“Ahora da igual si del total saliste primero o último, no importan los años de trayectoria, o si quien concursa para camarista fue o no juez de primera instancia, es todo lo mismo”, se quejan desde el Colegio de Magistrados y cuestionan que no hubo consultas con ningún sector antes de avanzar con la reforma.

Peine fino a los reclamos de la Justicia de Santa Fe

De las 54 vacantes que tiene hoy el organigrama judicial, la Casa Gris prevé pasar un peine fino. El foco, dicen desde Gobierno, estará puesto en la carga de tareas que asumirá cada uno de los propuestos. Quieren evitar designaciones masivas, pero, sobre todo, mostrar un freno ante los reclamos de la Corte Suprema de Justicia de la provincia. Se suma así un nuevo capítulo en la tensa relación que mantienen con el máximo tribunal desde el día uno, cuando Pullaro, al asumir, calificó de "cara e ineficiente" a la justicia santafesina y es sabida la intención de renovar la composición cortesana.

En contraste, el decreto que modifica el Consejo de la Magistratura tiene un guiño para el MPA y la Fiscal General María Cecilia Vranicich, con quien la Casa Gris mantiene una afinada sintonía. Habilita la integración de un miembro del MPA en el tribunal evaluador y conserva para la selección de autoridades superiores del Ministerio Público de la Acusación y el Servicio Público de Defensa Penal (fiscalía y defensoría generales y fiscalías y defensorías regionales) el orden de mérito en la terna a elevar al Ejecutivo.

El fiscal Matías Edery.
Maximiliano Pullaro con Pablo Javkin en la Municipalidad de Rosario

También te puede interesar