EL NUEVO GOBIERNO

Manuel Adorni, día 1: vocería a la americana en construcción sobre la marcha

Debut de la comunicación oficial con desabastecimiento. Mensaje del exportavoz de Fernández al de Milei. La herencia Cerruti. Casa Rosada versión White House.

Gabriela Cerruti solía jactarse de que la institución que había comenzado con ella, la tradicional Secretaría de Comunicación y Prensa de la Presidencia que se reconvirtió en la palabra menos argentina "portavoz", seguiría cuando ya no estuviera más en la Casa Rosada. En su debut, su sucesor, Manuel Adorni, prometió mantener las conferencias de prensa, que de semanales pasarán a ser diarias, como mínimo. El vocero oficial es la punta de un iceberg en formación, con equipos de comunicación aún acéfalos a horas de la asunción de Javier Milei y una estrategia que dependerá de otra persona que prefiere estar tras bambalinas, Santiago Caputo.

Fue Caputo -sobrino de Toto y de Nicky, "el hermano del alma" de Mauricio Macri- quien decidió, con sus socios Derek Hampton y Guillermo Garat, de la consultora Move, los detalles de la estrategia de la campaña libertaria. Compartía el manejo con Leandro Vila, jefe de prensa de Milei y de La Libertad Avanza (LLA) desde 2021 hasta el ballotage, quien ahora se dedica a la consultoría externa de los sectores público y privado.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fmadorni%2Fstatus%2F1734279808601792738&partner=&hide_thread=false

La comunicación de Milei cambió el 20 de noviembre. Se creó la Oficina del Presidente Electo, que debutó en Twitter con comunicados de dudosa calidad gramática, pero se fue puliendo con el tiempo. El logo con la Casa Rosada convertida en una copia de la marca de la Casa Blanca no es sólo una decisión estética. "Los mensajes tienen la superficialidad de los briefings norteamericanos; son cortitos, concisos y al pie. Se limita la información a lo mínimo", detalló el futuro vocero de una cartera de esta administración. En el resumen de la jornada, con comunicados que también iban a ser diarios, se enumeraban las actividades del libertario, sin demasiados detalles.

Al cierre de esta nota, todavía no se había coloreado azul @casarosada, la cuenta oficial de Twitter, la misma que fue motivo de tironeos entre la community manager cristinista y el macrismo en 2015. Cada administración retoca su marca, tarde o temprano. Por caso, el Frente de Todos dejó atrás la estética cambiemista con el correr de los primeros días. Con ministerios con vocerías vacantes, faltan todavía algunos temas más urgentes para tratar. Sin ir más lejos, el otro Caputo, Toto, decretó un virtual feriado cambiario a la espera de los anuncios previstos para este martes.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FPressSec%2Fstatus%2F1730345965507539169&partner=&hide_thread=false

En los papeles, la Secretaría de Medios es comandada por Belén Stettler, que proviene del equipo de Caputo, con Eduardo Roust como número dos. Histórico vocero con años de experiencia en el peronismo, acompañó a Adorni en su debut para organizar las preguntas de la prensa acreditada. "La gran mayoría de la gente que trabaja en el Estado es válida, es necesaria; muchas veces ha sido dejada de lado. Con lo que no estamos de acuerdo y vamos a combatir es lo que se denomina el empleo militante", dijo a las 8 de la mañana, cuando la prensa esperaba todavía los anuncios económicos.

El analista y consultor se despidió para ir a la reunión de gabinete, con el reencuentro programado para el día siguiente. A las tres horas regresó al Salón de los Pueblos Originarios para dejar otro mensaje, más afinado y con menor simpatía, a la planta de empleados estatal: se revisarán todos los contratos en todos los ministerios y se demandará el 100% de presencialidad. Luego circuló el papel con los bullets de los anuncios: "Revisar los contratos con universidades (gran curro de la política)", decía uno de ellos.

GBE1ZDhWcAALpEi.jpg

"Muchas gracias a todos y nunca dejen de sonreír que Argentina ha iniciado un nuevo camino", tuiteó más tarde Adorni. Con un Martín Fierro digital a mejor twittero y su latiguillo de "fin", la ironía propia de esa red social se deja entrever. Durante su conferencia, con los nervios lógicos del estreno en este rol, se le escapó más de una sonrisa. Se viralizó que en LN+ quedó un micrófono abierto y la periodista Débora Plager se indignó al aire: "No hay nada para reírse, Adorni".

De perfil polémico en Twitter, Adorni ejerció como consultor económico, docente universitario en la universidad privada ESEADE y participó en diversos medios como columnista. Fue el primero en entrevistar a Milei como presidente electo. Su último texto fue publicado por Infobae el 24 de noviembre bajo el título "Un Presidente distinto, para una Argentina distinta".

"Celebro que se haya institucionalizado la vocería. Veo acertada la elección de Adorni. El vocero tiene que tener un rol político, no técnico. Lo veo capaz de comunicar las ideas de Milei porque las comparte. Personalmente, creo que es un hombre honesto", destacó ante este medio Juan Pablo Biondi, exsecretario de Comunicación y Prensa que llegó con Alberto Fernández a la Casa Rosada y se fue al ser acusado por Cristina Fernández de Kirchner en una de sus cartas públicas de realizar "operaciones" en su contra, algo que negó en su propia misiva, la de renuncia.

Del primer kirchnerismo a nuestros días, mucha agua pasó bajo el puente comunicacional. Del "vocero mudo" de Néstor Kirchner (el hermético Miguel Núñez), pasando por Alfredo Scoccimarro, que ensayó una suerte de portavoz cuando CFK estuvo internada; a Iván Pavlovsky, que acompañó en las sombras a Mauricio Macri y sólo fue noticia cuando aterrizó de emergencia en Catamarca el helicóptero que lo trasladaba junto a un equipo de prensa.

Pocos de sus colegas envidian a Adorni. "El vocero del ajuste", ya lo llaman algunos de ellos. La institucionalización del rol del portavoz es clave para lo que vendrá, un legado que lleva el nombre de Cerruti, pero que comenzó a ser craneado antes de su llegada a la Casa Rosada.

En 2021se analizó convertir a la comunicación en ministerio, para centralizar la información de gobierno. En la jefatura de Gabinete de Santiago Cafiero se elaboró un borrador con casos emblemáticos. En el se citaban el modelo francés (con una conferencia de prensa semanal y habituales entrevistas del portavoz que entonces era Gabriel Attal), el norteamericano (Jen Psaki en esa época podía comparecer ante la prensa tres veces por semana y cumplía un rol más institucional que personal con los y las periodistas) y el chileno (tenía un segmento "La semana” que en 60 segundos se informaban las noticias más trascendentes).

La crisis gubernamental a raíz de la derrota electoral en las PASO legislativas, el recambio ministerial y el Facebook de la ex vicepresidenta fueron un combo que dejó a la iniciativa dentro de un cajón. Fernández la retomó en parte cuando convocó a Cerruti para la Unidad de Comunicación de Gestión Presidencial.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Falferdez%2Fstatus%2F1448798889159454739%3Fref_src%3Dtwsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1448798889159454739%7Ctwgr%5E16773be383e74525fc8b7fb2da958366fd7a2933%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fiframely.pagina12.com.ar%2Fapi%2Fiframe%3Furl%3Dhttps3A2F2Ftwitter.com2Falferdez2Fstatus2F1448798889159454739v%3D1app%3D1key%3D4676b5fdc083257ea87f71608c74e9feplayerjs%3D1&partner=&hide_thread=false

milei, dia 1: esperanza silvestre, hiperprotagonismo y oposicion replegada
ordenan la detencion del hombre que le arrojo una botella a javier milei

También te puede interesar