CONGRESO

Lavado de activos: Martínez rechaza el dictamen que pide Carrió y presiona al PRO

El FdT busca avanzar sobre el proyecto que busca dar mayor autonomía a la UIF. La iniciativa contó con el apoyo del PRO. El resto de JxC presentó otro dictamen. La interna, al rojo vivo. 

La Cámara de Diputados sesionaba desde este mediodía para tratar un amplio temario que incluye una reforma de la ley para combatir el lavado de activos, que derivó en una nueva interna de Juntos por el Cambio: mientras que el PRO firmó el proyecto del Poder Ejecutivo, la Coalición Cívica y la UCR presentaron uno propio con mayor independencia de la Unidad de Información Financiera (UIF).

Los textos recién se conocieron en la previa de la sesión y provocaron una reacción del presidente del bloque del Frente de Todos, Germán Martínez, quien consideró un "retroceso" el dictamen de la mayoría del JxC, que es respaldado por el interbloque federal, integrado por peronistas bonaerenses (Graciela Camaño, Alejandro "Topo" Rodríguez y Florencio Randazzo), socialistas santafesinos y cordobeses que responden al gobernador Juan Schiaretti.

Con la sesión iniciada, legisladores del PRO debatían en los pasillos si convenía continuar aliados al oficialismo o era preferible arriesgarse a que se cayera la ley, que es reclamada por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), el organismo encargado de evaluar medidas para combatir el lavado de activos. De no sancionarse, podría bajar la calificación del país en septiembre, en plena campaña presidencial.

Ese riesgo motivó al PRO a negociar durante el debate en comisión, con el respaldo de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta. El diputado Pablo Tonelli, cercano al expresidente, gestionó modificaciones con Martínez y logró que algunos de sus pares firmaran el dictamen este martes. Uno de ellos fue Álvaro González, emisario del jefe de Gobierno en la Cámara baja.

Pero el resto de JxC desconoció la negociación de Tonelli y armó su propio dictamen, impulsado por la Coalición Cívica de Elisa Carrió, quien sigue estos asuntos desde su tiempo legisladora. La UCR y Evolución Radical trabajaban en la misma sintonía a través de Karina Banfi y Carla Carrizo.

Hay diferencias sustanciales: el proyecto del oficialismo y el PRO le suma facultades a la UIF (encargada de combatir el lavado en el país) y le da "autonomía y autarquía funcional", la oposición establece el nombramiento de su personal mediante concursos públicos coordinados por una comisión ad-hoc, con predominio de jueces.

La integrarían dos miembros de la Corte Suprema, dos del Consejo de la Magistratura elegidos por dos tercios, dos de la Procuración y otros por el Ministerio de Economía, la Cancillería y el Banco Central. Además, la oposición faculta a la UIF a ser querellante en causas judiciales, como ocurrió durante el gobierno de Macri.

Para Martínez, ese dictamen esconde una estrategia de parálisis de la UIF. "En nombre de una supuesta 'autonomía' la oposición plantea un proceso de designación de autoridades de la Unidad de Información Financiera que está condenado a paralizar el organismo. ¿Quién se favorece con una UIF sin titular y sin funcionamiento?", se preguntó el santafesino por Twitter.

https://twitter.com/gerpmartinez/status/1648664837491130370

Además, sostuvo que omiten sanciones de lavado por menos de 12 millones de pesos y eliminan a las organizaciones sin fines de lucro como sujetos obligados. La sesión comenzó con cuestiones de privilegio y continuará con leyes de consenso, como el diagnóstico humanizado a los padres de chicos con síndrome de down.

consejo de la magistratura: presentaron el libro compendio normativo, legislativo y jurisprudencial
Martín Tetaz, diputado de la UCR. 

También te puede interesar