PERONISMO EN RECONSTRUCCIÓN

Juan Manuel Abal Medina vuelve a la Ciudad para pelearle a Mariano Recalde la conducción del PJ porteño

Encabeza un armado con gremios, movimientos sociales y dirigentes teritoriales para las internas del 19 de mayo. Disputa de buenos modales para salir de la oposición.

Acompañado de referentes del sindicalismo, los movimientos sociales y la militancia territorial del peronismo porteño, Juan Manuel Abal Medina se metió en la discusión para definir el próximo presidente del PJ de la Ciudad de Buenos Aires, que debe definir sus autoridades en las elecciones del próximo 19 de mayo.

De esa manera, luego de años de militancia en la provincia de Buenos Aires, el exsenador volverá a la Ciudad para pujar con el oficialismo partidario que hoy tiene al senador Mariano Recalde al frente del partido que nunca pudo ganar una elección ejecutiva en Buenos Aires.

El peronismo porteño que comanda Recalde se sostiene sobre un armado de tres patas que configuran La Cámpora, el Nuevo Espacio de Participación (NEP) que lidera Juan Manuel Olmos y el espacio referenciado en el dirigente sindical y empresario de medios Víctor Santa María. Ahora Abal Medina articula a sectores que no encuentran cobijo en el oficialismo partidario para presentar una alternativa que busca confrontar ideas en el marco de una convivencia con todas las agrupaciones.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/juanabalmedina/status/1775645267896754283?s=20&partner=&hide_thread=false

La candidatura de Abal Medina se oficializará la próxima semana, cuando vence el plazo para presentar listas en la interna partidaria que se definirá el próximo mes. Sin embargo, un anticipo de ese armado se hizo público con la foto que el exjefe de Gabinete compartió a través de las redes sociales en donde se lo ve en una mesa compartida este miércoles en la sede de UPCN de Moreno al 1300 con el dueño de casa, Andrés Rodríguez, y dirigentes sindicales como Antonio Caló (UOM), Alejandro Amor (Sutecba), Rodolfo Daer (Alimentación), Pablo Flores (AEFIP) y Maia Volcovinsky (Judiciales) y referentes territoriales de la agrupación Unidos como Carlos Benítez y Fernando Barrera.

El desafío del PJ porteño

El grupo que trabaja a la par de Abal Medina entiende que están dadas las condiciones para recuperar el protagonismo. Desde comienzos de la gestión de Javier Milei, los movimientos sociales y la CGT fueron los protagonistas de algunas de las acciones opositoras más significativas contra la administración libertaria.

El paro general del 24 de enero y la participación activa de las columnas del movimiento de trabajadores organizados el pasado 24 de marzo son dos de los ejemplos que se ponen sobre la mesa a la hora de proyectar un plan de acción que vuelva a poner al peronismo en el centro de la escena.

Esa lectura se completa con una mirada que entiende que el peronismo porteño “se acostumbró” a ocupar un rol opositor en la Ciudad. Insisten en señalar que no se trata de una crítica sino de una lectura respecto del “proceso por el que pasan todos los partidos políticos”, pero del que “es necesario salir”. No obstante, remarcan que la disputa en el seno del partido no supone un enfrentamiento sin cuartel, sino un proceso de discusión e intercambio de perspectivas para fortalecer al espacio.

“Tenemos que volver a presentarnos como una alternativa para gobernar”, dice el naciente espacio que busca que el peronismo deje el lugar de una oposición que por momentos parece “cómoda” y se decida a disputar la conducción del Gobierno de la Ciudad luego de 20 años de hegemonía amarilla, que se cumplirán cuando finalice el mandato en curso de Jorge Macri.

En el centro, Gildo Insfrán, presidente del Congreso del PJ, ladeado por Axel Kicillof, Lucía Corpacci y Juan Manzur. 
Daniel Scioli con Javier Milei y su excompañero de andanzas bonaerenses Guillermo Francos.

También te puede interesar