CRIMEN DEL COLECTIVERO

Gendarmes en el conurbano: para Carlos Bianco, el plan de Aníbal no camina

Vaticina "un impacto limitado" del despliegue de fuerzas federales si no convocan al gobierno de Kicillof. Críticas por el "puenteo" con los intendentes.

El crimen del colectivero Daniel Barrientos el lunes en La Matanza y el posterior despliegue de gendarmes en el conurbano bonaerense volvió este jueves a generar fuego cruzado entre el gobierno de Axel Kicillof y la Casa Rosada, luego de que desde la provincia pusieran en duda la eficiencia de la llegada de fuerzas federales a esos distritos, coordinada entre la Nación y los intendentes, pero sin la participación de representantes de la gestión bonaerense.

Otra vez el portavoz de la postura de la provincia fue el jefe de Asesores y mano derecha de Kicillof, Carlos Bianco, quien esta semana ya había protagonizado un fuerte cruce con el ministro de Seguridad nacional, Aníbal Fernández, a quien abiertamente desafió a competir en una interna para dimirir las diferencias que se profundizaron en los últimos días por el crimen del colectivero.

https://twitter.com/FernandezAnibal/status/1643746066368696320

Este jueves, en declaraciones radiales, Bianco puso en duda la eficacia del plan de despliegue de 6 mil efectivos de Gendarmería anunciado por la Nación y coordinado en una reunión este miércoles entre la administración central e intendentes, donde se conformó el Comando Unificado del Conurbano (CUC) y de la que no participó ningún representante de la provincia. “La provincia no fue invitada y eso es un error grosero”, dijo el funcionario a Radio Provincia.

“Está perfecto que participen los intendentes y los secretarios de Seguridad de los distritos, pero el que tiene el mapa del delito y de las zonas calientes en la provincia es el Ministerio de Seguridad bonaerense. Tomar decisiones respecto de la seguridad pública sin tener esta información va a tener un impacto limitado”, disparó Bianco.

El asesor de Kicillof ya venía protagonizando cruces con Aníbal F., después de que el ministro calificara al goberandor como “un desconocedor de lo que pasa en la provincia” por reclamar que lleguen gendarmes. En ese marco, Bianco desafió a Fernández a que arme una lista y se presente en las PASO bonaerenses.

Comando “unificado”

Ahora, el jefe de Asesores de Kicillof volvió a la carga tras la primera reunión operativa del CUC, el organismo para coordinar los despliegues de fuerzas en el conurbano, que se realizó este miércoles. Se trata de una iniciativa surgida de una reunión entre el presidente Alberto Fernández, Aníbal Fernández y el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insauralde, pero que en su primer encuentro no tuvo representantes bonaerenses. Encabezada por la secretaria de Seguridad y Política Criminal, Mercedes La Gioiosa (virtual número dos de Aníbal) participaron secretarios de seguridad de municipios, pero nadie que representara a Berni. “Estuvieron los de Escobar, Pilar, General Rodríguez y Marcos Paz que conforman el Comando I Norte; La Matanza englobados en el comando III Suroeste; y con los titulares de las áreas de Seguridad de los municipios de Avellaneda, Lanús, Quilmes, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Almirante Brown y Ezeiza por el Comando IV Sur”, se informó oficialmente.

“No estamos al tanto de nada”, respondieron voceros del gobernador en los últimos días respecto de la convocatoria a esa reunión del miércoles. En el mismo sentido se expresaron desde la cartera de Seguridad provincial que dirige Berni: “No recibimos ninguna convocatoria”, afirmaron pese a que desde la cartera que conduce Fernández aseguran haberlo invitado.

“El gobernador y su ministro son los únicos con potestad para diseñar las políticas de seguridad de la provincia”, lanzaron con enojo desde La Plata.

Este jueves, Bianco volvió a la carga. “Nosotros venimos solicitando desde el comienzo del mandato del gobernador Kicillof la presencia de fuerzas federales en el territorio. Es un medio que va a ayudar a controlar el delito, pero no es la única herramienta posible”, dijo antes de subrayar que si no se convoca a la provincia para esa coordinación “va a tener un impacto limitado”.

Después de defender la gestión en seguridad por parte de la provincia -“los índices de delito son bastante más bajos que en el 2019 cuando terminó el gobierno de (María Eugenia) Vidal”, dijo-, el funcionario se despegó de la detención de los choferes que esta madrugada fueron aprehendidos por haber golpeado al ministro Berni en una protesta el mismo lunes. Las detenciones, afirmó, las llevó adelante “la policía de la Ciudad porque no le corresponde a la Provincia”, pero aclaró: “Nosotros hicimos la denuncia porque se cometió un delito a la luz de todos a partir del ataque muy salvaje al ministro Sergio Berni”. En tal aspecto, Bianco expresó que este tipo de situaciones “no se pueden tolerar porque así no es la democracia”.

Sospechas sobre el hecho

En tanto, Bianco volvió a abonar la teoría de las sospechas sobre el episodio del lunes a la madrugada en La Matanza, en el que fue asesinado de un tiro Barrientos, chofer de la línea 620, en ocasión de un robo. “Cuando intentaron asesinar a la vicepresidenta (Cristina Fernández) hubiera sido arriesgado tener sospechas de que tenían algún vínculo político, pero después nos fuimos enterando de que a esos grupos que organizaron el intento de atentado les había dado sumas millonarias empresarios vinculados al macrismo y días antes diputados del macrismo habían dicho que sabían que iba a suceder”.

En ese contexto, Bianco sentenció: “No digo ni que sí ni que no, sino que la evidencia fáctica, el modus operandi, el arma y la munición utilizada no suele ser la forma ni la manera normal en que se realizan los delitos arriba de los colectivos” y reveló que hasta los propios dirigentes de la UTA se mostraron “muy asombrados por la forma en que se había llevado adelante este asesinato”.

anibal puentea a kicillof y coordina con los municipios el envio de gendarmes
Carlos Bianco en toda la cancha

También te puede interesar