PASO 2023

El Gobierno promueve una ley de datos personales que cuestiona el negacionismo

Obliga a respetar el proceso de Memoria, Verdad y Justicia. CFK había pedido aumentar las penas por negar la dictadura. Los otros cambios.

La Cámara de Diputados comenzará a tratar el miércoles próximo un proyecto de ley que actualiza el régimen de protección de datos personales, en el que entre otras cosas se exige respetar el proceso de “Memoria, Verdad y Justicia”, un cuestionamiento implícito a los discursos negacionistas que Cristina Fernández de Kirchner pidió sancionar.

La vicepresidenta hizo ese reclamo durante el primer acto de campaña junto a Sergio Massa y, como explicó Letra P, en Diputados desempolvaron los proyectos para aplicar penas a quien niegue o haga apología o reivindicación del genocidio o los crímenes de lesa humanidad.

Pareció ser un intento de confrontar con el precandidato presidencial Javier Milei o con sectores del PRO que cuestionaron algunos datos de la memoria histórica, como las 30 mil personas desaparecidas en la última dictadura.

"Argentina necesita una ley de negacionismo. No la necesitó hasta 2015 porque no había nadie que negara. En Alemania está prohibido tener algo nazi. Vas preso y es obligación visitar las escuelas para saber lo que pasó", comparó la vicepresidenta tras el cierre de listas en aquel acto en Aeroparque que escenificó la recepción del avión Skyvan que, durante la dictadura, se utilizó para los denominados "vuelos de la muerte" con víctimas secustradas en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

El debate nunca se inició, tal vez porque la campaña del oficialismo tuvo otras prioridades, pero estará presente en el primer proyecto que el Frente de Todos en Diputados tratará como parte de su agenda de campaña, aunque no a través del punitivismo.

La ley de protección de datos personales vigente fue sancionada en 2000 y el proyecto enviado por el Gobierno es para actualizar ese texto, con las innovaciones tecnológicas de este siglo y los nuevos tratados internacionales firmados por Argentina.

La cuestión del negacionismo es incorporada en el artículo 3, dedicado al ámbito de aplicación. En el segundo párrafo, establece que la norma debe “interpretar armónicamente el derecho a la protección de datos personales con el derecho a la libertad de expresión, el acceso a la información pública y el proceso de Memoria, Verdad y Justicia frente a crímenes de lesa humanidad, de conformidad con la normativa vigente en la materia”.

Sergio Massa en el acto en Aeroparque junto a Cristina Fernández de Kirchner

En el artículo 17 se exime del tratamiento de los datos sensibles a los que tuvieran “una finalidad histórica, de archivo de interés público, de aporte al proceso de Memoria, Verdad y Justicia frente a crímenes de lesa humanidad" y aclara que en ese caso "deberán adoptarse, en la medida de lo posible, un procedimiento de anonimización o pseudoanonimización”.

Los tres pilares de la nueva ley son "el derecho humano a la protección de los datos personales y la autodeterminación informativa"; la "innovación tecnológica –basada en principios éticos– que promueva un desarrollo económico inclusivo"; y "la construcción de confianza a través de reglas de juego claras".

El proyecto garantiza el secreto de las fuentes de información periodística, pero aclara que "todo otro tratamiento de los datos personales en el marco de esta actividad se encuentra alcanzado por la presente ley".

La reforma

El miércoles, en un plenario de las comisiones de Legislación General y Asuntos Constitucionales, la nueva ley de protección de datos personales será presentada por Beatriz Anchorena, la directora de la Agencia de Acceso a la Información Pública (AAIP).

Uno de los aspectos novedosos del proyecto es el principio de "extraterritorialidad", que obliga respetar el tratamiento de datos de personas con ciudadanía argentina a quienes no se encuentren en el país, un tema que podría encender la alarma de las plataformas tecnológicas.

También se amplían los márgenes de consentimiento. Puede ser previo, expreso, libre (permite la opción de negarse), específico, informado o inequívoco, que es cuando no presente dudas sobre el alcance de la autorización.

El sector público debe documentar los procedimientos, pero con una protección especial de datos personales en el caso de niñas, niños y adolescentes.

En cuanto a las transferencias de datos internacionales, se deben ofrecer las garantías adecuadas o excepciones y nunca utilizarse de manera periódica o habitual.

Se incorpora el derecho a limitación sobre las decisiones automatizadas y la elaboración de perfiles; como también la figura del delegado de Protección de Datos, la evaluación de impacto y los mecanismos de regulación vinculantes.

El proyecto crea además el registro nacional para la protección de datos personales y resguarda la información crediticia, con un límite de cinco años para el uso de datos sobre la solvencia económica y financiera. El plazo se reduce a dos si el deudor cancela o extingue la obligación.

También se aumentan las sanciones por incumplimiento y se regula específicamente la acción judicial de habeas data. La oposición anticipó que pedirá posponer el debate al menos hasta después de las elecciones, pero para el oficialismo es uno de los temas a tratar durante el proceso electoral.

"Sería importante que el Congresotomara el tiempo necesario para comprender de qué trata la actualización de la protección de datos personales en la era digital. Sería un error darle un tratamiento exprés. Sería sabio esperar la nueva composición de la Cámara para que tenga un debate limpio de los tiempos electorales", sostuvo Karina Banfi, de la UCR.

moreau y martinez preparan una agenda en diputados para tratar en plena campana
Santiago Bausili y Toto Caputo

También te puede interesar