ES LA ECONOMÍA

El gabinete de Patricia Bullrich: plan y pliego de condiciones de Carlos Melconian

La candidata de JxC anunciará la semana que viene que tiene ministro, si gana. Las razones que demoraron el acuerdo. Coordinación total o nada. Equipo y lógica de campaña.

La candidata presidencial de Juntos por el Cambio(JxC), Patricia Bullrich, terminó de cerrar esta semana el acuerdo con Carlos Melconian para que el economista se haga cargo del Ministerio de Economía en caso de que la exministra gane las elecciones y llegue a la Casa Rosada. Lo anunciará entre el miércoles y el jueves próximos. El ex titular del Banco Nación ya trazó su plan de trabajo, comenzó con las conversaciones con las diferentes figuras de la coalición y empezó con la selección de un equipo en base a tres premisas básicas: estacionar la nave, coordinación total y ajustar a la política.

Como contó Letra P, Bullrich tiene claro que la pelea para ingresar a una segunda vuelta es con el candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei, pero la forma con la que debería sacarle votos ocupó buena parte de su agenda. Para eso precisa de un grupo de voceros económicos que puedan relevarla de explicar una temática que le resulta adversa. Las negociaciones con Melconian, a quien además pondera como gran comunicador, incluyeron la selección de figuras para esa tarea, pero abordaron muchos más temas.

La preocupación de Bullrich, que viene exhibiendo serias dificultades para explicar qué haría con la economía, quedó demostrada este viernes, cuando armó una cumbre de posibles traductores. Participaron, según detalló La Nación, Guido Sandleris (PRO), Eduardo Levy Yeyati (UCR), Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos), Martín Tetaz (UCR), Matías Surt (CC), Dante Sica, Daiana Fernández Molero (PRO), Hernán Lacunza (exministro de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri y asesor de Horacio Rodríguez Larreta), Enrique Cristofani, Horacio Liendo, María Castiglioni, David Sekiguchi y Alberto Fohrig.

El pliego de Melconian

El elegido por Bullrich para comandar el Palacio de Hacienda se sentó a la mesa de negociaciones con un requisito: coordinación total. La experiencia que Melconian vivió durante la presidencia de Mauricio Macri le dejó la enseñanza de que los momentos críticos requieren de una única voz al mando. "No hay espacio para repetir lo que pasó con Alfonso Prat Gay", afirmaron en el entorno del economista en relación a los tironeos que hubo en la administración de Cambiemos durante 2016, cuando el entonces ministro timoneaba Hacienda en un equipo económico loteado.

Esa frase de Melconian tuvo un destinatario: el jefe de equipos económicos de Bullrich, Luciano Laspina. Como adelantó este portal, la candidata presidencial de JxC quiere al diputado al mando del Banco Central. Melconian se oponía a esa idea, pero finalmente acordaron llevarla adelante con la condición de que se respete el principio de coordinación total. El titular del IERAL, el instituto de estudios de la Fundación Mediterránea, no quiere doble comando.

La definición no fue la única que dejó la charla. Para contrarrestar la campaña de Milei enfocada en el aspecto económico, Melconian y Bullrich comenzarán a aplicar el concepto de "estacionar la nave primero" y empezarán a delinear un plan de estabilización. Ninguna reforma o cambio profundo puede prosperar si, según el razonamiento de ambos, no se frena primero la caída. Con el objetivo de enviar señales concretas en ese sentido, acompañarán ese proceso con un ajuste en la "política de la economía" y con un digesto de leyes para derogar. Como sostuvo la candidata varias veces en campaña, si llega al Gobierno, impulsará que el Congreso elimine más leyes que las que tenga que sancionar.

Según pudo reconstruir Letra P, Bullrich y Melconian acordaron que el ajuste en la política se vería reflejado en la reducción de estructuras y eliminación de cargos del Estado. Por ejemplo, YPF podría tener un presidente que oficiara como ceo de la empresa. En el Banco Nación, se eliminaría la mitad de las sillas del Directorio. "Todo, acompañado por técnicos que vienen de ese sector en el ámbito privado o que se especializaron durante años en la materia", agregaron en el nido halcón. Además, adelantaron que habrá un "espíritu federal" en la selección de cuadros.

El digesto de leyes a derogar es un proyecto que coordina Föhrig, jefe de equipos técnicos de Bullrich, junto al ex presidente del BCRA Federico Sturzenegger. Incluye todas las normativas que establecen regulaciones o son utilizadas para frenar cambios, según entienden Bullrich y Melconian. Por ejemplo, la modificación de sociedades del Estado o empresas públicas. El listado completo se mantiene guardado bajo siete llaves.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FPatoBullrich%2Fstatus%2F1695155132646781251&partner=&hide_thread=false

La relación con el establishment fue otro de los puntos clave de la negociación entre Bullrich y Melconian. La idea que ambos trazaron en esas conversaciones, que se intensificó con el guiño que dejó el jueves el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en el Council of the Americas, es replicar el leiv motiv de la campaña de JxC de ser el "cambio con experiencia vs el cambio con caos", para así polarizar con Milei. En el búnker halcón, la fría respuesta de parte del Círculo Rojo que recibió el candidato presidencial de La Libertad Avanza en el Hotel Alvear fue tomada como una ratificación de ese rumbo.

Mirando a la interna de JxC

Unir las piezas rotas después de la contienda interna en JxC entre Bullrich y Larreta pasó a ser una de las cuestiones primordiales para todas las figuras de la coalición. Ese eje también está presente en el planeamiento del equipo económico que la candidata reunió este viernes para comenzar a llevar a cabo su estrategia. Ya con la llave en mano, Melconian está convencido de que deberá darle lugar a dos referentes: Lacunza, por el lado del PRO, y Levy Yeyati, por la UCR.

"Para un hincha de Racing, no hay nada mejor que otro hincha de Racing", afirmó en relación a Lacunza uno de los integrantes de la mesa chica de Melconian, que ve al último ministro de Economía de Macri como número puesto para la AFIP, lugar de enorme sensibilidad en el escenario que proyecta debido a las reformas que el bullrichismo quiere poner en marcha.

A Levy Yeyati, quien trabajó en los equipos cambiemistas con la camiseta del titular de la UCR, Gerardo Morales, lo ve como un potencial titular de la cartera laboral, por su rol en la elaboración de las modificaciones a los convenios colectivos de trabajo que se plasmaron en la plataforma de la coalición opositora.

Sin tiempo que perder y con la necesidad de generar un golpe de efecto en la campaña de cara a octubre, en el seno del nido halcón dejaron entrever que cualquiera de las figuras de la coalición que no esté de acuerdo con el rumbo que trazaron Bullrich y Melconian también tendrá un lugar en el gobierno. El refugio podría ser alguna embajada, como la de Estados Unidos o la de España, a miles de kilómetros de distancia de la toma de decisiones.

con ayuda de larreta, bullrich le gano la pulseada a milei ante el circulo rojo
Patricia Bullrich logró una foto de unidad con 300 figuras de JxC.

Las Más Leídas

También te puede interesar