ELECCIONES 2023

Pichichi superstar: el Presidente montó el acto, Scioli se llevó las selfis

El embajador posó para las fotos y ganó la atención de la dirigencia. Manual de candidato, ánimo de revancha electoral y paseo por La Feliz.

MAR DEL PLATA (Enviado) Pese a haber encabezado un anuncio que recuerda las medidas del primer cristinismo, a propósito de la ampliación de la Asignación Universal por Hijo (AUH), Alberto Fernández  apenas logró organizar un acto minimalista con moderadas presencias políticas y escasa difusión pública en este distrito que año a año ratifica ser la sede central de la rosca en verano. Por el contrario, quien sí se llevó buena parte de la atención de dirigentes, militantes y fotógrafos fue el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, que disimula cada vez menos sus aspiraciones de revancha electoral para este 2023.

 

Fiel a su estilo, con camisa blanca, traje azul marino y dispuesto a charlar y tomarse fotografías con todos los presentes, el exgobernador bonaerense no necesitó subir al escenario para hacerse notar entre el puñado de incondicionales que aún siguen los pasos de Fernández, entre los que se encontraban el canciller Santiago Cafiero y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello. Se sacó selfies, saludó con abrazos y palmadas y se ubicó más cercano a los jefes comunales del justicialismo, que con el acto hicieron la previa del almuerzo que compartirían luego con el primer mandatario en la residencia presidencial de Chapadmalal.

 

También dijo presente en el acto un grupo módico de militantes del Movimiento Evita y la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), además de intendentes peronistas que ofician, por momentos, de aliados de la Casa Rosada como Juan José Mussi, de Berazategui, y Andrés Watson, de Florencio Varela, que trabaja bajo la conducción del diputado nacional Julio PereyraLucas Gui, de Morón, Fernando Moreira, de San Martín; Gustavo Barrera, de Villa Gesell; y Gustavo Cocconi, de Tapalqué, también se sumaron a la fotografía.

 

Con la proscripción de la vicepresidenta, Cristina Fernández, y el poco entusiasmo en el peronismo en torno a la reelección del actual primer mandatario, el exmotonauta se permitió en los últimos días desempolvar su viejo manual de cómo convertirse en un buen candidato a presidente. Apenas llegó a Mar del Plata, paseó por la rambla, se dio un chapuzón en la playa y después caminó entre vecinos y curiosos que le dieron ánimos políticos. 

 

“Superó las expectativas; le agradecieron estar siempre en Mar del Plata y que se pare a escucharlos”, destacaron en el entorno de Scioli, que da por aprobado la lección de ese manual, que incluye también un termómetro casero de las preocupaciones y reclamos de la ciudadanía, en un año marcado por una alta inflación y el aumento de agendas más vinculadas a la educación y la seguridad.

 

Guillermo Francos, logró destrabar la ley ómnibus. 
taser en buenos aires, el primer proyecto conjunto de la libertad avanza y el pro libertario

También te puede interesar