AGENDA INTERNACIONAL

El enero de Fernández, entre Lula, la CELAC y Scholz

El Presidente tendrá un mes colmado de temas for export. Visita del brasileño y la presidencia del organismo regional, en juego. Invitación a Biden y Xi Jinping.

La agenda internacional se llevará una porción importante de las actividades que Alberto Fernández tiene anotadas para enero, cuando pisarán suelo argentino Luis Inácio Lula Da Silva, que acaba de retornar al poder en Brasil, y los demás presidentes de los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que participarán de la cumbre para definir al nuevo titular; además del canciller alemán Olaf Scholz, que llegará acompañado por una extensa comitiva política y empresarial. Además, el primer mandatario invitó formalmente al encuentro regional a su par estadounidense Joseph Biden y al chino Xi Jinping.

 

 

Fernández manifestó este lunes en Brasilia que habló con Lula sobre la necesidad de “institucionalizar” el vínculo entre ambos países de un mejor modo. En concreto, los dos jefes de Estado se disponen a firmar un tratado de integración que ya fue trabajado por los representantes de las Cancillerías, embajadas y equipos de gobierno de ambos países, y que incluye ejes económicos, financieros, políticos, energéticos, industriales y comerciales, entre otros.  “Esperamos poder avanzar en todo lo que hemos conversado hoy, poniendo en marcha con acciones concretas el vínculo que Argentina y Brasil deben tener”, dijo el Presidente.

 

Lula llegará a Buenos Aires un día antes de la cumbre que reunirá a los jefes de Estado de los 33 países que forman parte de la CELAC. El encuentro se celebrará el 24 de enero en el Palacio San Martín y tendrá como uno de sus ejes la definición de quien será el nuevo titular del organismo regional.

 

La presidencia pro témpore del organismo está a cargo de Fernández desde enero de 2022, cuando el mandatario argentino asumió en lugar del mexicano Andrés Manuel López Obrador. La presidencia se definió en septiembre de 2021, durante la cumbre que se celebró en México. Ese mismo día, San Vicente y Granadinas solicitó ser sucesora de Argentina en la titularidad del organismo, a partir de enero de 2023.

 

Fernández hizo uso intensivo del cargo, en particular a partir de la invasión de Rusia a Ucrania, que afectó en gran medida al sur global. El argentino llevó la voz de Latinoamérica y el Caribe a las cumbres del G7, en Alemania, del G20, en Indonesia, y a la Asamblea General de Naciones Unidas que se celebró en Nueva York, entre otros foros internacionales. Fernández intentó darle relevancia en el diálogo con los países centrales y así se metió en la discusión global por las consecuencias de la guerra.

 

Todo sucedió ante la notoria ausencia de Brasil, el país más grande de la región. Así lo dijo este lunes el propio Fernández, en Brasilia. “Personalmente creo que el presidente Lula es un líder regional y que la va dar un impulso muy importante a América Latina. Va a ser la vuelta Brasil a los foros internacionales. Estos años me tocó presidir el Mercosur, la CELAC, representar al continente en el G7, en el G20, y la ausencia de Brasil en los foros internacionales fue muy evidente. Es algo que no nos podemos permitir. Es un país demasiado importante en la región como para que esté ausente”, dijo.

 

El mensaje de Fernández fue un prólogo de lo que podría suceder el 24 de enero cuando se reúnan en Buenos Aires los jefes de Estado de Latinoamérica y el Caribe para definir quién lo sucederá. Las decisiones del organismo se toman por consenso y el pedido de San Vicente y Granadinas todavía no lo consiguió. En ese marco se abren diferentes posibilidades: que sea el argentino quien siga al frente del organismo por el rol que consiguió darle durante este tiempo o que la región entronice a Lula, empoderado por la reciente victoria, para darle más peso en las negociaciones. 

 

“El mundo ha cambiado. Las regiones tienen un nuevo rol para cumplir dentro de la globalización. Comparto el deseo de volver a unir a América Latina en un espacio común. Con Lula advertimos que la CELACha venido a suplir eso, pero que no ha logrado la institucionalidad que merece. El 23 hablaremos de eso y el 24 nos reuniremos con la CELAC en Buenos Aires. Lula es un líder regional y le va a dar un impulso muy importante a América Latina”, anunció Fernández en Brasilia, en lo que sonó como anticipo de la cumbre.

 

La Cumbre tendrá otros condimentos. Por un lado, podría ser el ámbito para la primera visita de Nicolás Maduro al país. Por orden del exmandatario Jair Bolsonaro, el venezolano tenía prohibido entrar a Brasil y sobrevolar el espacio aéreo brasileño, algo que le imposibilitó viajar a Buenos Aires hasta el momento. Bolsonaro anuló la prohibición el 30 de diciembre, antes de dejar la presidencia, por lo que el venezolano también quedó habilitado a volar a la Argentina.  

 

Por otro lado, en las últimas horas Fernández invitó formalmente al encuentro al estadounidense Biden. El primer mandatario había lanzado el convite durante su participación en la Cumbre de las Américas, que se celebró en junio, en Los Ángeles, pero ahora decidió enviarle a Estados Unidos una carta formal, que aún no respondió. La bilateral entre ambos tuvo fecha, pero fue postergada postergada por el Covid-19 del norteamericano y sigue sin fecha. Tampoco confirmó, al cierre de esta nota, su presencia Xi Jinping.  

 

Hacia fin de mes, Fernández recibirá en Buenos Aires al canciller Scholz, que desembarcará el 30 de enero, acompañado por una extensa comitiva de funcionarios y empresarios. El alemán estará dos días en Argentina, y pasará también por Brasil y Chile. El argentino buscará centrar la discusión en las oportunidades de inversión en el sector energético y en la exportación de alimentos.  

 

La pobreza en Argentina ascendió al 57,4% en enero de 2024 (Foto: NA)
Zulemita Menem y Javier Milei junto al busto de Carlos Menem en Casa Rosada.

También te puede interesar