AMÉRICA

JxC contra el Eje del Mal latino: lo que divide la interna, que lo una la grieta

Bullrich pidió detener a Maduro cuando llegue por la CELAC. Larreta arma una contracumbre con la oposición venezolana y lo denuncia junto a Ortega y Díaz Canel.

A pocos días de la VII Cumbre de Presidentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), halcones y palomas de Juntos por el Cambio (JxC) dejaron por un minuto de agitar el nido interno y se unieron en vuelo para ir contra los líderes que consideran integrantes del Eje del Mal regional y que llegarán a Buenos Aires el 24 de enero bajo el amparo del presidente Alberto Fernández.

 

La probable visita del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y de sus pares Miguel Díaz Canel (Cuba) y Daniel Ortega (Nicaragua) hizo que la dirigencia de la coalición opositora ampliara más la grieta que los separa del oficialista Frente de Todos (FdT), y uniera sus voces en un solo grito para expresar su repudio por la presencia de los mandatarios latinoamericanos a los que acusan de perpetrar violaciones a los derechos humanos en sus países.

 

Ante la posibilidad de la presencia de Maduro en la cumbre de la CELAC, Patricia Bullrich, presidenta del PRO y una de las referentes de la línea dura de JxC, sacó las garras afiladas y pidió la inmediata detención apenas pise suelo argentino del mandatario venezolano, y uno de los continuadores de las políticas del fallecido Hugo Chávez. “Debe ser detenido de manera inmediata por haber cometido crímenes de lesa humanidad. Tal como ocurrió con (Augusto) Pinochet en Londres, en 1998″, insistió Bullrich en reclamar, y agregó: “La Justicia debe actuar en resguardo de la vigencia universal de los derechos humanos”. En la Cancillería evitar responder, pero aclararon que, a diferencia de lo que ocurrió con el fallecido dictador chileno, sobre el venezolano no pesa un pedido de captura internacional. 

 

El alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta, figura del sector paloma de JxC, se sumó a la ofensiva de la lideresa del PRO y armó una contracumbre para este viernes con representantes de la colectividad venezolana en el país, a fin de expresar su oposición a la visita del líder bolivariano. “Rechazamos contundentemente la visita de Maduro. No podemos naturalizar ni permitir que el Presidente abrace dictadores. Su presencia en suelo argentino es una provocación injusta y dolorosa para los venezolanos”, afirmó el jefe comunal a través de un comunicado.

 

Larreta se reunirá con los residentes venezolanos en el país a las 10.30 de este viernes en Bolívar 1, antigua sede gubernamental porteña. Anticiparon su participación en este encuentro Elisa Trotta Gamus, fundadora de la organización Alianza por Venezuela y miembro del Foro Argentino para la Democracia en la Región; el secretario general y de Relaciones Internacionales de la Ciudad, Fernando Straface, y el secretario de Asuntos Públicos, Waldo Wolff

 

Este jueves, Wolff presentó a través del Foro Argentino por la Democracia en la Región (FADER), una denuncia contra los presidentes de Venezuela, Cuba y Nicaragua ante el fuero penal federal de los tribunales de Comodoro Py.

 

Por su parte, la Mesa Ejecutiva Nacional de la Coalición Cívica ARI expresó su “profunda preocupación” por la presencia de los “dictadores” Maduro, Díaz Canel y Ortega. “Los ataques a las instituciones democráticas de sectores extremistas, los autoritarismos, los ataques a la prensa libre y la persecución de opositores debe ser repudiado por todos los gobiernos democráticos de la región”, sostuvo a través de un comunicado. 

 

También otros dirigentes de JxC apuntaron contra las visitas protocolares en sus redes sociales. Uno de ellos fue el diputado Diego Santilli, que comparó un despliegue diplomático en la era de Mauricio Macri con una foto trucada de Fernández junto a Maduro.

 


 

Donald Trump, instantes antes de ser rozado por un disparo de arma de fuego.
Donald Trump.

También te puede interesar