26|9|2022

El abogado de CFK advirtió que el intento de magnicidio "no fue un hecho aislado"

04 de septiembre de 2022

04 de septiembre de 2022

Dalbón enmarcó el ataque dentro de "una escalada de violencia" y aseguró que Sabag Montiel "no actuó solo". Adelantó que su defensa presentará una querella.

Uno de los abogados de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por la causa que investiga el intento de asesinato que sufrió este jueves Gregorio Dalbón manifestó que el magnicidio fallido no fue un hecho aislado y que el detenido, Fernando André Sabag Montiel, “no actuó solo”, sino dentro de “una escalada de violencia” política que se expresa a partir de algunos medios de comunicación y distintos partidos políticos.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"Esto no es obra de la casualidad y de un loquito, es obra de una escalada de odio que pasó de cualquier persona que puede odiarla a un diputado que dijo que pretendía la pena capital, hasta una diputada que dice que esto es una puesta en escena", aseguró este domingo en declaraciones al canal de televisión C5N en referencia, primero al diputado del PRO Francisco Suárez y, segundo, a la legisladora santafecina Amalia Granata.

 

A pesar de que todavía la jueza de la causa, María Eugenia Capuchetti, no logró determinar si el hombre de 35 años que fue detenido después de dispararle dos veces en la cara a la expresidenta preparó el ataque de forma individual, Dalbón aseguró que Sabag Montiel “solo no actuó” ya que “hubo hechos preparatorios para el intento de comisión del asesinato”. “Hubo otras personas que estuvieron al tanto de esta situación sin lugar a dudas", declaró.

 

Además, el letrado adelantó que la vicepresidenta “ha decidido ser querellante” de la causa y que esperarán a que “baje un poco en relación a lo que ha sucedido” para pedir que la causa sea calificada como “intento de femicidio” con dos agravantes de alevosía. Por un lado, “el uso de arma de fuego”; y, por el otro, “el hecho de que estaba indefensa, ya que estuvo a 50 centímetros del arma”. "Es una mujer que estaba absolutamente indefensa, firmando libros. Para nosotros, esa tendría que ser la calificación, y se le agregaría el uso ilegal de arma de fuego", agregó.

 

Dalbón es un abogado que suele defender a la vicepresidenta en las distintas causas en las que está involucrada a partir de un duro punto de vista del funcionamiento del Poder Judicial nacional, y este domingo no fue la excepción. En sus declaraciones relató que “el martes de la semana pasada” Cristina Kirchner presentó una querella ante el juez Manuel De Campos “por las amenazas que decían que iban a ametrallarla a ella y sus hijos, que la iban a ahorcar, que la iban iban a sacar a patadas en el traste” y denunció que dicha causa “estuvo cinco meses sin que el juez hiciera nada”.

 

“Luego salieron unos carteles que decían que era una asesina de 35 mil personas, casualmente 5 mil más que los desaparecidos. Esa causa también nos interpusimos como querellantes con Cristina, ¿Qué hizo el juez De Campos? Nada", profundizó y criticó que el miércoles el juez “se declaró incompetente”. “Es decir que a Cristina le pueden decir que la van a matar, 'yegua', 'ladrona', 'asesina', la pueden amenazar en la puerta de su casa, del Instituto Patria, le pueden decir lo que quieran de cualquier canal, cualquier periodista o persona puede insultarla", ahondó.

 

“Pero se terminó eso no va a ser más gratuito, porque esa escalada de odio finalizó sin lugar a dudas con un odiador que fue capaz de conseguir un arma con alevosía y premeditación e ir a un lugar donde había gente que la quería, y bajo esa sorpresa sacar el arma para, a cincuenta centímetros de la cabeza dispararla. Así estamos, con Cristina viva de casualidad y gracias a Dios", completó.