26|9|2022

El quinteto de Juntos para la sucesión de Yeza en Pinamar

04 de septiembre de 2022

04 de septiembre de 2022

Cuatro hombres y una mujer suenan para pelear la intendencia. Un PRO inorgánico y un radical con historia toman la delantera en la carrera.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) El intendente de Pinamar, Martín Yeza, avisó que no buscará un tercer mandato en el distrito, pese a que los cambios en la ley 14.836 que limita el número de reelecciones indefinidas a cargos públicos se lo permite. La decisión, adelantada a su equipo, abrió la carrera por la sucesión, en la que hay cinco personas anotadas, tres de ellas provenientes de distintas líneas de Propuesta Republicana (PRO) y dos, de la Unión Cívica Radical (UCR). Parado a cierta distancia, el jefe comunal alineado al expresidente Mauricio Macri y Cristian Ritondo promueve una amplia interna dentro de Juntos para continuar lo que comenzó en 2015.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Yeza observa de cerca a los cuatro precandidatos y a la precandidata, aunque evita encumbrar a uno en particular tanto en público como en privado. Dice estar convencido de que una de las maneras de sostener la gestión en el distrito, ganar volumen político frente al peronismo y evitar las fricciones propias del uso de la lapicera que le permite el poder es no respaldar a nadie en particular y, en cambio, propiciar la competencia.

 

El jefe comunal ve con chances de competir a tres dirigentes del partido amarillo: su jefe de gabinete, Matías Yeannes; su secretario de Turismo, Juan Ibarguren; y, algo más lejos, la concejala Alejandra Apolonio. En el radicalismo anota a dos personas: el encargado de la seguridad del distrito, Lucas Ventoso, y el presidente del comité de Pinamar, Fernando Ávila. Como sea, teniendo en cuenta que recién transcurre el inicio de la campaña, estima que podrían sumarse otros dirigentes a esta lista en constante construcción. 

 

De los cuatro hombres y una mujer, todo indica que los mejores posicionados son Yeannes y Ventoso; el macrista, no sólo por ser uno de los incondicionales a la línea política de Yeza, sino también porque es el único en el PRO que amalgama su trabajo de secretario coordinador con sus ambiciones políticas. En tanto, el radical es el dirigente con mayor desarrollo territorial y experiencia electoral, además de que es el único que ya largó una campaña silenciosa a la intendencia, oportunamente adelantada a Yeza, quien lo habilitó en ese camino. Además, por los cargos que tienen, ambos tienen una fuerte exposición que les facilita la rosca bajo las luminarias del verano pinamarense.

 

Yeannes es un académico en las áreas de seguridad que pasó al sector público después de haber compartido un asado en plena campaña de 2015 con Yeza. Si bien no se conocían, el por entonces candidato de María Eugenia Vidal le ofreció sumarse a sus equipos técnicos. Una vez en la intendencia, lo invitó de manera formal a encabezar la Secretaría de Seguridad, cargo en el que estuvo hasta diciembre de 2021, fecha en la que asumió como jefe de gabinete. Antes de eso, en las elecciones del 2019 encabezó la lista de concejales y concejalas de Juntos por el Cambio, pero tomó licencia para mantener su lugar en el Ejecutivo local.

 

PRO inorgánico, Yeannes no se define por ninguna de las líneas internas nacionales que hay en Juntos por el Cambio y tampoco suele participar de la vida cotidiana del partido amarillo. De hecho, tampoco se anota locales o desarrollo territorial a su nombre, como suelen tener algunos dirigentes clásicos. Por el contrario, apuesta al respaldo futuro del intendente y mide cada paso siempre dentro de la órbita de su conducción, de ahí que también nombre como sus candidatos a Macri y Ritondo. Para quienes lo rodean, este conjunto de actitudes particulares es un contrapeso en sus aspiraciones, sobre todo si enfrente tendrá a un representante del partido centenario. 

 

De momento, suena para ese lugar Ventoso, aunque él sabe que primero la UCR deberá dirimir sus diferencias en las próximas elecciones internas y, recién después de eso, definir un candidato o candidata. Aun así, alineado a Maximiliano Abad y de excelentes vínculos con el intendente, puede mostrar influencia en distintas áreas y experiencia electoral. De hecho enfrentó a Yeza en 2015 sólo con la histórica Lista 3.

 

El radicalismo que integra tiene cuatro de las ocho bancas que el oficialismo tiene en el Concejo Deliberante, integrado por un total de 18 escaños. Además, tampoco le faltan fierros al histórico partido. Anotan al secretario de Gobierno, Alberto Lamarque; al secretario de Servicios Urbanos, Javier Mendía; al director de Personal, Leandro Alonso; y al subsecretario de Vivienda y Hábitat, Fernando Ávila.

 

En cualquier caso, si bien nadie lo dice, todos y todas saben que cualquier gesto de Yeza será determinante en esta contienda, en la que, según pudo saber este medio, Apolonio se apartó y hoy no piensa ni trabaja en términos electorales. Con este contexto, tal como dio cuenta Letra P, Yeza enfrenta dos caminos que se bifurcan: la posibilidad de acompañar al exministro de Seguridad Ritondo en una fórmula para la gobernación de Buenos Aires o conducir el gabinete en un eventual gobierno vidalista.