JUNTOS EN EL BARRO

Proyecto ficha limpia en Tandil: furia PRO contra caudillo radical

El concejal Manazzoni cruzó al intendente Lunghi tras el naufragio de la iniciativa. Acusa cajoneo de la UCR. La pelea por las riendas del municipio.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Se agudizan los chispazos entre las tribus de Juntos en uno de los bastiones del radicalismo bonaerense, Tandil. El PRO apuntó sus cañones contra el caudillo boinablanca Miguel Ángel Lunghi, luego del fracaso en el Concejo Deliberante del proyecto que propone la “Ficha Limpia”, que busca impedir que cualquier persona con condena penal en primera instancia o condena confirmada por un tribunal superior por delitos dolosos graves pueda ser precandidata. La iniciativa es promovida por dirigencia de distintas extracciones dentro del abanico cambiemista en diversos puntos del país; en el municipio serrano fue elevada hace meses por el concejal amarillo Juan Manazzoni.

 

En todo este tiempo, la iniciativa no tuvo eco del bloque radical, mayoritario en el deliberativo. Los resquemores amarillos que se fueron incubando silenciosamente ahora salen a la luz. “El bloque UCR sigue cajoneando la iniciativa, pese al compromiso del partido con Ficha Limpia a lo largo y ancho del país. En un montón de municipios está saliendo con el acompañamiento de la UCR, el PRO y la Coalición Cívica (CC). Lo de Tandil es inentendible”, sentenció Manazzoni en diálogo con Letra P y dijo que “el intendente está ofuscado, ofendido, porque lo ha tomado como una especie de acusación”.

 

El edil del PRO dice que hay “una cerrazón” del intendente radical y señala que está vinculado a “quién tuvo la iniciativa”. Según el dirigente, la bancada radical se negó a tratar el proyecto por instrucción de Lunghi: “El bloque oficialista en el Concejo tiene una relación de permanente consulta con el intendente. Una situación así, que prácticamente está en la arena pública todas las semanas, no puede no tener al intendente atrás”.

 

Disparador de tensiones intestinas de larga data, Ficha Limpia fue presentado en Tandil a través de dos proyectos, uno de resolución para solicitar legislación en materia electoral para los cargos electivos a la Legislatura bonaerense y, otro, de ordenanza, destinado a los funcionarios hasta el rango de director en el municipio. Según deslizaron voces de la arena política tandilense, uno de los argumentos esgrimidos por el ala radical para no dar sus votos al proyecto aludía a un acuerdo añejo con sectores de la oposición local de no tratar adhesiones a cuestiones nacionales. “Esto no es una adhesión, sino una resolución solicitando legislación a la provincia y la segunda es un proyecto de ordenanza”, objetó Manazzoni al respecto.

 

Tras impulsar una recolección de firmas, en el PRO tandilense avisan que seguirán agitando la bandera de esa iniciativa hasta lograr acompañamiento. El tema también escala fronteras afuera del distrito, donde, vía redes, inquieren motivos al radicalismo de este distrito por su postura frente al tema.

 

Así dadas las cosas, la tensión también irradia otros abordajes en el recinto deliberativo. “La containerización de la basura es un servicio para las afueras de la ciudad que compromete ejercicios futuros, ya que es para los próximos dos años y medio. Por esa razón, solicitamos el tratamiento de la licitación en el Concejo, pero no lo querían tratar”, disparó Manazzoni, quien decidió consultar al Tribunal de Cuentas bonaerense, organismo que este martes respondió que el municipio tiene que elevar la licitación al Concejo y que el tema entra en la rendición de cuentas de este año.

 

Para el concejal PRO, en Tandil, JxC es “una coalición parlamentaria que no conforma el Ejecutivo”. Más allá de eso, aclaró que su bloque acompañó “el 99%” de los proyectos girados por la comuna, con excepciones como el último aumento del boleto de colectivo y aspectos de la rendición de cuentas.

 

Las tensiones de esta “coalición parlamentaria” en Tandil parecen ser la punta de un iceberg que se estira a 2023. El año pasado, ubicado segundo en una interna de tres, Manazzoni comenzó a moldear un esquema amarillo puro con perspectivas a pelear por la intendencia. Lunghi transita su quinto mandato y amaga a ir por otro período, a pesar de resquemos hasta en su tropa de leales. Manazzoni evita asociar estas fricciones a la puja electoral del año próximo, pero apunta con munición gruesa a la comuna: “Venían en un piloto automático y ahora resulta que en algunas cuestiones hay que dar alguna explicación”.

 

Estudiantes, docentes y no docentes de la UBA marchan hacia el Congreso (Foto: NA)
El gobernador Maximiliano Pullaro.

También te puede interesar