05|10|2022

La suba del boleto de micros desata internas cruzadas en municipios de Juntos

03 de agosto de 2022

03 de agosto de 2022

En Tandil, quedó expuesta la máxima tensión UCR-PRO. En Olavarría, Todos cuestiona la ausencia de estudio de costos y en Bahía tildan como excesivo al aumento.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Mientras en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se concretó el lunes una suba de 40% en el precio del boleto de transporte público, en el interior bonaerense, donde la gran mayoría de los conglomerados urbanos está bajo administración de Juntos por el Cambio (JxC), el abordaje de estos incrementos registra discusiones en los concejos deliberantes. El Frente de Todos (FdT) ha marcado su rechazo a los expedientes girados por los ejecutivos y hay casos en los que la discusión también se da al interior de JxC. Todo se da mientras el intendentismo reclama a la Provincia y a la Nación por una suba en los subsidios al transporte.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En Tandil, donde transita su quinto mandato el caudillo radical Miguel Lunghi, el debate en el Concejo para llevar a $68 el costo del pasaje no solo encontró el rechazo del bloque del FdT, además, hizo emerger la negativa de la bancada PRO, exponiéndose aún más un clima de cortocircuitos internos en Juntos, que crece desde que el intendente dejó la puerta abierta a ir por un sexto periodo en la comuna serrana.

 

“Reconocemos la inflación galopante, pero durante un mes pedimos el estudio de costos correspondiente para acompañar la actualización y hubo una negativa totalmente cerrada de parte del oficialismo. Entonces, decidimos no querer sentar el precedente de votar una tarifa de un servicio público sin un correspondiente estudio de costos que lo respalde. El problema no es el número sino el procedimiento”, explicó a Letra P el concejal del PRO Juan Manazzoni. Esa postura del bloque PRO-MID hizo que la votación quedase empardada y defina el voto doble del presidente del Concejo, el lungista Juan Pablo Frolik.

 

El malestar del municipio radical con el socio PRO se puso de manifiesto en algunos medios locales. Ante eso, Manazzoni se defendió: “Somos aliados. Hemos votado el 99% de los asuntos en el Concejo. No somos parte del oficialismo, no hay ningún representante de nuestro partido en el Ejecutivo. A veces es el equipo del intendente el que nos pone en el lugar de opositores porque presentamos proyectos que no les gustan o planteamos alguna disidencia”, expuso el edil para marcar “la negativa a tratar ficha limpia” por parte del lunghismo, “cuando el radicalismo en todo el país lo acompaña”. Así, arremetió hacia el municipio UCR: “Denuncian que Manazzoni está en campaña, parece que la campaña me la están haciendo ellos. Nos tienen todos los proyectos cajoneados y dormidos. Si hubiesen avanzado, no estaríamos discutiendo estas cosas”.

 

En cuanto al bloque tandilense del FdT, su titular, Darío Méndez, señaló: “La propuesta del oficialismo es imposible de acompañar mientras el Gobierno Municipal sigue demorando la adhesión a la SUBE. De esta manera, el aumento es dos veces perjudicial para las y los usuarios de transporte público local: además de sufrir un aumento del boleto, todavía no reciben los beneficios que el sistema SUBE otorga”.

 

En Olavarría, el Concejo Deliberante aprobó un aumento del 80% en el boleto; la tarifa pasó a más de $61. Ese monto fue avalado con la mayoría del bloque oficialista del intendente Ezequiel Galli (PRO) junto a los socios radicales. El FdT votó en contra: “No se acompañó el aumento porque le habíamos pedido al Ejecutivo que enviase un detalle del expediente respecto a la conformación de los costos. Había ciertos elementos que nos llevaban a dudar del monto que se pedía. Requerimos un tiempo más, hicimos consultas al Ejecutivo para que funcionarios se presentaran en la comisión y evaluar el aumento pero el oficialismo hizo valer la mayoría y llevó el expediente al recinto”, contó a Letra P el concejal del FdT Gastón Sarachu, para enfatizar que, mientras tanto, los usuarios “piden mayor frecuencia y recorridos, sobre todo en horarios pico”. Y marcó: “Debería haber más controles de parte del municipio”.

 

En Bahía Blanca, donde gestiona Héctor Gay (PRO), el Concejo Deliberante aprobó un incremento en el boleto de colectivo de 31%, algo que el concejal del FdT Pablo Rosenfelt calificó de “excesivo” al analizar que, cuando asumió el intendente macrista hace seis años y medio, el boleto costaba $6,50 y, con esta última suba, hoy está en $99,70: “Es un 1.430% de aumento, nos parece excesivo”, resaltó.

 

Además, Rosenfent explicó que el expediente tendrá dos cláusulas gatillo, “una que se activará en octubre y otra para enero de 2023, habiéndose configurado un aumento para febrero de 2023”. Y ahondó: “Al 1.430% que aumentó, la inflación según CREEBBA, una encuestadora local marcó que la inflación en ese periodo fue de 836%, con lo cual no nos parecía objetivo”.

 

Intendencias amarillas del interior bonaerense entre las que está Bahía vienen reclamando a la Provincia y a la Nación mayores desembolsos en materia de subsidios al transporte. Rosenfelt sale al cruce del pedido: “En 2018, Vidal congeló los subsidios. En Bahía Blanca eran de $293 millones. En este último estudio de costos, los subsidios son de $1.310 millones. Si comparamos, crecieron 347%. Y si lo comparamos con el último año, el subsidio creció 115%. Los subsidios provinciales llegan en tiempo y forma, habría alguna demora en los nacionales, pero según dijo el secretario de Transporte cuando estuvo en Bahía, se debió a una demora en la entrega de documentación requerida”.

 

En Mar del Plata, en tanto, meses atrás y con los votos del espectro oficialista y de la bancada de Acción Marplatense (pultismo), la gestión de Guillermo Montenegro (PRO) quedó habilitada para decretar aumentos del boleto de colectivo hasta el 31 de diciembre. Ya aplicó en mayo una suba en la tarifa plana que llevó el boleto de $59,90 a $74,38. Pero en los últimos días, las empresas de transporte ya elevaron otro pedido de aumento, para llevar el pasaje a $150, o sea, un 100% más que su valor actual. En el bloque del FdT marplatense destacan el rechazo que pusieron de manifiesto en el debate del expediente meses atrás y focalizan en los aspectos deficitarios en materia de frecuentas y recorridos.