27|11|2022

Inflación e inseguridad: malabares de intendentes del FdT para llegar a 2023

20 de septiembre de 2022

20 de septiembre de 2022

Fomentan ferias de productos locales y lanzan tarjetas de descuento. Cámaras, tótems y luces led, ante el “déficit de la gestión” Berni. Bendita obra pública.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Pasado el shock inicial por el intento de asesinato de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, intendentes e intendentas del Frente de Todos (FdT) se concentran en sus distritos bajo tres ejes que consideran clave en el camino a las elecciones de 2023: obra pública, precios y seguridad. El primero marcha sobre rieles. El problema está con los otros dos, para lo cual las intendencias echan mano a recursos propios para intentar suplir lo que consideran un déficit de la administración central y del gobierno bonaerense.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

De una ronda de consultas hecha por Letra P, surge la coincidencia: no hay mayores problemas con la obra pública, pese al ajuste que lleva adelante el ministro de Economía, Sergio Massa, y pese a las readecuaciones de precios que deben hacerse producto de la inflación que termina retrasando los trabajos.

 

Fotos de asfalto, paso bajo nivel, viviendas, puentes, obras de agua y cloaca, embellecimiento de espacios públicos, entre otras obras, pueblan las cuentas de las redes sociales de la tropa comunal que busca mostrarse activa.

 

“La obra pública está en niveles históricos. Hay de todo y los fondos nacionales y provinciales llegan; es de lo poco positivo que se está mostrando”, reconoce a este medio un intendente de un distrito de la Tercera sección.

 

La inflación, un problema que sobrepasa a las administraciones municipales, impacta de lleno en el bolsillo de la gente y en el humor social, lo que luego se traduce en votos. “En el conurbano, los precios están descontrolados”, se queja un funcionario de una comuna ubicada en el conurbano norte.

 

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, (INDEC), el índice inflacionario de agosto fue del 7% y acumula 78,5% en un año. “Si estos números no cambian, no hay elección para nadie. Nosotros tomamos acciones para ayudar, pero sabemos que son granos de arena en un desierto”, afirma un intendente que fomenta en su distrito ferias y mercados provinciales y incluso municipales con precios más accesibles.

 

Es una mecánica repetida en territorio bonaerense. Las autoridades ponen sus propias herramientas para paliar la inflación. Además de la coordinación con la provincia de Buenos Aires para instalar mercados bonaerenses, fomentan sus propias ferias con productores locales y hasta implementan tarjetas de descuentos para compras.

 

El intendente Julio Zamora lanzó la tarjeta “Soy Tigre” que ofrece descuentos de hasta un 60% en farmacias, además de otros quinientos comercios adheridos. También la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, lanzó días atrás la tarjeta “Somos Quilmes” bajo la misma lógica, permite acceder a descuentos en comercios adheridos.

 

Una de las preocupaciones centrales es la inseguridad. En el conurbano brotan anuncios de instalación de cámaras de seguridad, tótems, alarmas comunitarias, botones antipánico, luces led, patrullas municipales, corredores seguros y equipamiento para comisarías. Los intendentes e intendentas encabezan operativos de saturación y se muestran reunidos con autoridades policiales de los distritos.

 

“Vamos generando herramientas, acciones, pero no es nuestra competencia, para tener mayor margen de acción vamos a seguir planteando que es necesario que las intendencias manejen la Policía Local, eso nos va a dar mayor poder acción”, afirma un intendente enfrentado al ministro de Seguridad, Sergio Berni.