14|9|2022

La re-re de intendentes en Córdoba se vuelve un karma para la UCR

02 de agosto de 2022

02 de agosto de 2022

Gritos y amagos de portazo en la reunión entre alcaldes y el bloque, que se niega a apoyar un cambio en la ley. Una piedra en el zapato de la unidad.

CÓRDOBA (Corresponsalía) La discusión sobre la posibilidad de habilitar, siquiera por única vez, una nueva reelección para 72 intendentes radicales tensa a punto de quiebre los intentos de armonía al interior de la UCR provincial. La reunión convocada este lunes por las autoridades partidarias para intentar acercar posiciones entre quienes ocupan las bancas que responden al partido centenario en la Legislatura y las cabezas de las intendencias, ante un eventual proyecto de modificación de la ley 10406, derivó en un nuevo cuarto intermedio por, al menos, una semana. Fue el corolario casi forzado de un encuentro donde abundaron cruces y gritos. El ala parlamentaria ratificó su negativa a avalar cualquier iniciativa que implique modificar la norma, impulsada por un oficialismo que asegura que solo avanzará si la oposición acompaña con su firma y que también empieza a impacientarse. El intendentismo boina blanca pide a su bancada que habilite, al menos, el tratamiento sobre tablas.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Sobre el final de la reunión, una salida masiva de alcaldes se prestó a múltiples interpretaciones. Mientras hubo quienes prefirieron bajar el tono de lo ocurrido, en otros casos aseguran que se trató de la cabal muestra de descontento que reina entre jefes y jefas comunales. Remiten al histórico "ninguneo" que sienten quienes comandan los municipios del interior provincial.

 

Las rispideces, admitidas por los presentes, marcan un contraste con el mensaje de unidad brindado solo una semana atrás en el acto por la conmemoración del 132° aniversario de la Revolución del Parque. Aquella fresca noche de Alta Gracia mostró una floración de frases de confraternidad con arengas triunfalistas. La cálida tarde de este lunes ofreció rachas que amenazan con escalar a tornados a medida que se aproxima el año electoral.

 

La comisión

Del encuentro, realizado en la Casa Radical, participaron autoridades partidarias, encabezadas por el presidente del Comité Provincia, el diputado Marcos Carasso; siete de los nueve representantes con que cuenta la UCR en la Legislatura; las autoridades del Foro de Intendentes y más de 30 jefes y jefas comunales, una parte perteneciente al Mucora (Municipios y Comunas Radicales). A este sector le correspondió la postura más encendida, derivada de su insistencia para que el bloque acceda a tratar un proyecto, analizado pero aún no enviado por el Ejecutivo, para modificar la ley 10406 y permitir una reinterpretación de su entrada en vigencia.

 

Ante la persistencia en la negativa de la bancada parlamentaria, los jefes y las jefas comunales propusieron la conformación de una comisión especial. El rechazo a esta idea disparó un enojo que traspasa los límites de lo inmediato.

 

“No tienen libertad para decidir. Hoy actuaron condicionados por Marcelo Cossar, que empezó a los gritos. Hay mucha bronca. A esta altura, ya nos preocupa el partido. Así, los intendentes no van a brindar apoyo para 2023. Vamos a pedir una nueva reunión”, anticipó un mandatario del Gran Córdoba.

 

"Queremos el debate. Un debate que se debería haber dado en el encuentro de Villa Giardino. Hace más de 20 años que los intendentes somos los que sostenemos al partido, porque somos los que ganamos elecciones. A nosotros nos eligen", chicaneó un correligionario vecino.

 

"Hubo una explosión cuando uno de los legisladores dijo que no quería cambiar ni una palabra. Ahí decidimos retirarnos de la reunión", añadió un par del corredor de Punilla.

 

"Tenemos libertad de acción, pero una posición fija y unánime: estamos en contra de la re-re. No solo porque es una maniobra del peronismo, sino porque va en contra de nuestros principios. Además, este no es un problema prioritario para los cordobeses", replicó Cossar. La postura tuvo el aval de su par Dante Rossi. "Es un tema que le interesa al peronismo. No hay un proyecto, siquiera. Nosotros propusimos ir a cualquier reunión que nos llamen, pero no a una comisión, porque ya tenemos posición tomada", explicó el legislador alfonsinista.

 

"Tenemos la misma posición y es unánime. Tiene que ser el peronismo el que avance con esto. Tenemos predisposición para cada vez que se nos convoque", amplió el presidente del bloque, Juan Jure.

 

"Tampoco es tan decisivo el apoyo de los intendentes. Si así fuese, no llevaríamos perdiendo tantos años en la provincia. Hay que entender que el partido está por encima de todos, no amenazar o especular", fustigó un asistente que prefirió el anonimato.

 

Una más

Aunque una mayoría cree que se trata de un tema ya sentenciado, referentes del partido anticiparon que habrá un nuevo encuentro, presumiblemente la próxima semana. Se trataría del último intento por intentar un acuerdo. Sin embargo, las posiciones parecen irrreductibles. En los municipios saben también que cuentan con una alternativa preocupante para la salud del partido: acudir a la Justicia. En varios casos lo analizan, pero nadie se anima a poner play.

 

"Al menos el debate está abierto. Todos nos vimos las caras, más allá de los discursos acalorados. El partido sigue siendo el canal adecuado para resolver esta situación", matizó Oscar Saliba, alcalde de Huinca Renancó y vicepresidente del Foro de Intendentes.

 

Para tal encuentro esperan la presencia de Rodrigo de Loredo, la figura sobre la que giran las expectativas electorales para el año próximo. Sin embargo, en el entorno del diputado nacional ratificaron, otra vez, su postura negativa a cualquier modificación de la ley electoral.