06|9|2022

Zabaleta, a personas con planes: "Si no trabajan ni estudian, se dan de baja"

12 de agosto de 2022

12 de agosto de 2022

El ministro de Desarrollo Social lanzó la auditoría sobre el Potenciar Trabajo, anunciada por Massa. "Es una política de cuidado y de transparencia", aseguró. 

Luego de la primera reunión que lideró con las autoridades de los municipios de la Primera y la Tercera secciones electorales y distintas universidades bonaerenses, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, defendió la auditoría que inició el Estado para revisar el cumplimiento de las contraprestaciones del plan Potenciar Trabajo y confirmó que aquellas personas que “no trabajan ni estudian se dan de baja” del programa. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Si no trabajan tienen que estudiar y si no estudian ni trabajan, se dan de baja”, aseguró el fiuncionario durante una conferencia de prensa que dio a la salida de la primera reunión que inició, de esta manera, la auditoría que realizará su cartera sobre todas las personas beneficiarias del plan Potenciar Trabaja, que asiste, informó el ministro, a 1.300.000 habitantes. 

 

El exintendente de Hurlingham es el encargado de liderar la auditoría sobre los planes sociales que anunció el ministro de Economía, Sergio Massa, a raíz de las críticas que realiza la oposición contra la política social del gobierno del Frente de Todos (FdT). El procedimiento se da cuando crecen las manifestaciones callejeras de las organizaciones piqueteras, que exigen una mayor entrega de planes y puestos de trabajo.

 

La auditoría, argumentó Zabaleta, “es una política de cuidado de cada beneficiario y de transparencia para que la sociedad vea que los vincula al trabajo formal, a tareas sociocomunitarias y de la economía popular" y para evitar el uso político del programa. “No vamos a permitir que se use a ningún beneficiario desde el punto de vista político. Esto es una política pública”, agregó.

 

“Es ir como nunca se hizo a auditar a cada uno de esos beneficiarios. No es en contra o a favor de ningún dirigente, intendente o gobernador, es una política pública que tiende a cuidar y a transparentar un programa social que tiene mucha discusión en la Argentina”, completó. 

 

La discusión sobre los planes sociales atraviesa la interna oficialista luego de que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner denunciara, durante un acto en Avellaneda, la utilización de ese instrumento por parte de las organizaciones políticas y demandara un mayor control por parte del Estado. Entonces, sus dichos generaron la respuesta de los líderes sociales y la auditoría que en la actualidad lidera el propio Zabaleta.