27|7|2022

Argentina rechazó nuevas medidas del Reino Unido sobre las Islas Malvinas

05 de julio de 2022

05 de julio de 2022

Londres designó al territorio ocupado como “áreas especialmente protegidas” y el Palacio San Martín lo calificó como "una acción unilateral e ilegítima".

Mediante una nota dirigida a las autoridades del Reino Unido, el gobierno argentino rechazó la designación hecha por Londres del territorio de las Islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur como “áreas especialmente protegidas”. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Constituye una acción unilateral e ilegítima del Reino Unido incompatible con lo dispuesto por la Asamblea General de las Naciones Unidas, que insta a abstenerse de adoptar decisiones que entrañen la introducción de modificaciones unilaterales en la situación”, aseguró a través de un comunicado la Cancillería que conduce Santiago Cafiero.

 

La maniobra orquestada por Londres, que pretende extender el Convenio sobre la Diversidad Biológica sobre los territorios ocupados, fue anunciada en un primer momento el 24 de junio, lo que generó una primera protesta de Buenos Aires. “El gobierno argentino rechazó categóricamente todos y cada uno de los términos del mencionado anuncio, así como toda pretensión del Reino Unido de adoptar o aplicar normas en relación con territorios y espacios marítimos argentinos”, recordó el Palacio San Martín.  

 

Las relaciones bilaterales entre la Argentina y el Reino Unido registraron un nuevo entredicho durante la última cumbre del G7 que se desarrolló en Alemania, donde el presidente Alberto Fernández le aseguró al premier inglés, Boris Johnson, que si no se resuelve la soberanía de las Islas la “relación va a estar trabada”. “Hasta que no solucionemos este tema no podremos avanzar en otras cuestiones”, afirmó el jefe de Estado. 
 
A fines de marzo, Cafiero reafirmó la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas en el Comité Especial de Descolonización de Naciones Unidos, donde le exigió a Londres que retome las negociaciones bilaterales para llegar a una solución pacífica. “Las victorias militares no otorgan derechos. El conflicto de 1982 no alteró la naturaleza de la disputa, que continúa aún hoy pendiente de negociación y solución”, aseguró en New York y le pidió a Londres “que no le tenga miedo a la paz” y que “pierda el temor al diálogo dentro del derecho internacional”.