22|9|2022

Un viernes frenético, con miniferiado cambiario en las cuevas

22 de julio de 2022

22 de julio de 2022

Cuando el blue llegó a 360 pesos, se suspendieron las operaciones por una hora y media. La cotización se estabilizó, pero las dudas quedaron.

La montaña rusa del dólar blue dejó este viernes escenas de fuerte incertidumbre, incluso para las mismas financieras que venden la divisa estadounidense de manera informal. A poco de iniciarse la ronda de compra-venta, las denominadas cuevas revelaron una alta demanda y remarcaron las cotizaciones, pero hubo un punto donde decidieron salir del mercado, lo que configuró una situación inédita: habían decretado su propio feriado cambiario, que duró algo menos de dos horas. Si bien en las calles y financieras el precio máximo del viernes alcanzó los 350 pesos, al momento del cierre temporario había ofertas que llegaban a los 360 pesos, lo que indicaba una volatilidad e incluso un valor de crisis que desorientó a los cambistas.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Fuentes del mercado paralelo consultadas por Letra P confirmaron que, a poco de iniciarse la jornada cambiara, "se debió suspender la comercialización, porque los precios estaban tan altos que se convirtió en incierto el techo"." Había financieras que te vendían el dólar a 360 pesos para revender", señaló un operador informal, altamente demandado por la necesidad de dolarizarse de una parte de la sociedad.

 

Los arbolitos desaparecieron durante dos horas de la venta: sólo compraban a 330 pesos y recién volvieron al ruedo alrededor del mediodía, cuando la moneda estadounidense se fijó en torno a los 355 pesos, pero luego comenzó una curva descendente hasta llegar a los 341 pesos.

 

Sin embargo, en varias casas de cambio había disparidad de la oferta, con puntas que iban desde los 335 pesos para la compra hasta 349 para la venta, ya fuera de la incertidumbre del inicio de la jornada.

 

Para quienes conocen el mundo del mercado informal, la suspensión de las operaciones en medio de una alta demanda se debe a que los financieros están alertas a cambios en la cotización oficial, con saltos bruscos ante una devaluación fuerte o medidas de control que sequen la plaza de ofertas.

 

La decisión del Gobierno de ofrecer pagar un dólar financiero en bancos oficiales a los turistas que arriban a la Argentina no logró el efecto deseado y las presiones por la devaluación del peso continuaron con fuerza en el cierre de la semana.

 

La ministra de Economía, Silvina Batakis, reiteró, en reuniones con gobernadores e intendentes, la decisión de evitar un salto cambiario brusco, al sostener que su efecto sobre la economía real sería muy fuerte en términos de pérdida del poder adquisitivo vía inflación, e un contexto donde, durante julio, el dólar informal acumula un alza de 107 pesos (43% de aumento), por lejos, su mayor avance mensual en el año, tras cerrar junio en 238 pesos.