10|8|2022

El Evita va a la guerra de trincheras y agita internas en distritos bonaerenses

30 de junio de 2022

30 de junio de 2022

En la Cuarta sección, arremete contra el Plan Zurro para el manejo de planes. Desmarques y chispazos legislativos en municipios de la Primera y la Tercera.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Con las particularidades de cada territorio, en el llano bonaerense repercute la interna del Frente de Todos (FdT); sobre todo, en aquellos distritos donde hay disputas de larga data que exhiben posiciones encontradas en el plano legislativo y potencian un horizonte de disputa electoral para 2023. La Cuarta sección es un caso paradigmático de los chispazos entre el Movimiento Evita y La Cámpora.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Días atrás, reunión con Cristina Fernández mediante, el intendente de Pehuajó y armador central del kirchnerismo en el noroeste, Pablo Zurro, propuso agregar desde el municipio cuatro mil pesos y obra social a los beneficiarios del programa Potenciar Trabajo a cambio de capacitación para acceder a un empleo formal. Esa iniciativa fue refutada de plano por Micaela Román, la referente del movimiento social que conduce Emilio Pérsico: “El intendente Zurro está planteando que un Potenciar Trabajo, que hoy gana $19.470, cumpla 80 horas mensuales y le entregaría desde el municipio un adicional de cuatro mil pesos más IOMA. Si uno saca la cuenta, le termina pagando al trabajador un kilo de pan la hora; eso no es la patria peronista. Nosotros militamos para que los trabajadores tengan derechos que les permitan tener otra calidad de vida”, dijo a Letra P.

 

Román expuso que dentro del FdT “hay diferentes posturas respecto del modelo de país” y que, en la discusión donde intendentes del propio oficialismo plantean el traspaso a las comunas del manejo de los planes, hay “desconocimiento de la realidad”, ya que existen casos donde “los municipios tienen entes ejecutores”. Más allá de eso, sostuvo que, de pasar en pleno a la órbita comunal, debe ser “ante las mismas leyes laborales de cualquier trabajador municipal”. “Ya hemos tenido experiencias de municipios donde han manejado entes ejecutores y eso tampoco funcionó ni resolvió el problema de la economía popular”. Ante eso, pidió “no enamorarse de lo viejo, sino pensar nuevas estrategias de intervención”.

 

En otros puntos también afloraron críticas al proyecto del intendente kirchnerista: “Grindetti coincide con Zurro y con Cristina. Ya cuando coincidimos en esos lugares, me preocuparía un poco”, dijo a FM La Uni el concejal del Evita en Malvinas Argentinas Ariel Fernández. En Vicente López, el concejal Joaquín Noya habló de una propuesta “bastante floja” de Zurro.

 

A partir de las tensiones con el kirchnerismo, el Evita viene tonificando en algunos distritos un perfil de acción desmarcado del resto de los socios del FdT. En Chivilcoy, Román ponderó el trabajo en articulación con el intendente vecinalista Guillermo Britos, mediante cooperativas de construcción y huerta local. La sintonía incluso se expresa en el Concejo. Allí, la concejala del Evita Claudia Bogliolo tiene su banca aparte del bloque del FdT que es manejado por el camporismo referenciado en la diputada nacional Constanza Alonso. El desmarque en algunas votaciones en el recinto quedó de manifiesto semanas atrás cuando la edil del Evita apoyó la ordenanza de emergencia girada por Britos para realizar compras de insumos sin licitar, algo que fue duramente cuestionado por el FdT..

 

“Con La Cámpora hay una diferencia en términos metodológicos de cómo creemos nosotros que tiene que desarrollarse el Estado. No estamos encontrando puntos de coincidencias para una política de desarrollo local en el distrito. Pensamos distinto en cómo pensar la política pública”, consideró Román al tiempo que, rumbo a 2023, bregó por la conformación de una mesa de debate en el FdT Chivilcoy. De lo contrario, “lo más probable es que haya una disputa interna”, estimó.

 

En Bragado, otro municipio de la Cuarta, el Evita también tiene su bloque aparte con Daniel Disanti, quien días atrás se desmarcó del posicionamiento de la bancada del FdT al acompañar la rendición de cuentas del intendente Vicente Gatica (JxC). “Hay un gobierno nacional y provincial que no miran colores políticos a la hora de acompañar el distrito”, dijo Disanti a Letra P al fundamentar su voto y tampoco descartó ir a internas en las PASO: “En 2023 habrá candidatos, uno también puede serlo”, se anotó.

 

El clamor por internas es un aspecto que ponen sobre la mesa numerosas referencias distritales del Evita que hacen hincapié no solo en el potencial territorial de la organización, sino también en la vocación de disputa de poder. Eso se refleja en La Matanza, con la diputada Patricia Cubría acentuando la difusión de acciones territoriales en clave de candidata para desafiar al espinozismo. Incluso, el hashtag #LaRenovaciónEstáEnMarcha acompaña el paso de la pareja de Emilio Pérsico. En Berazategui, el mussismo sigue con atención las acciones del referente del Evita Matías Aguirre. También se menciona a referentes distritales con aspiraciones como Milagros Moya, en Lobos; Agustín Balladares, en Lanús, y Martín Poustis, en La Costa.

 

“Si somos tenidos en cuenta, iremos juntos. Si no, no descartamos una interna en las PASO”, destacó a Letra P la concejala del Evita en Cañuelas Diana Barcia, quien subrayó la “independencia de criterio” de su espacio con relación al bloque que reporta a la intendenta del FdT en ese distrito de la Tercera sección, Marisa Fassi.

 

Al subrayar que su espacio trabaja “en pos de la unidad”, Barcia hizo foco en el hecho de que el Movimiento Evita no tuvo representación en la lista local de Todos en 2021, “ni siquiera el último suplente”, espetó. Tampoco tienen lugar dentro del Ejecutivo: “No hay una voluntad política”, dijo para manifestarse en contra de la posibilidad de que las intendencias manejen los planes sociales: “No hay una generación en la economía popular ahí”, observó.