08|8|2022

Juntos y una pelea a cielo abierto en distritos vecinalistas

28 de junio de 2022

28 de junio de 2022

En Necochea, heridas sin cicatrizar por 2021 y reclamos de mesa frentista para 2023. En Chivilcoy, recrudecen tensiones ante votación dividida en el Concejo.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Los cortocircuitos que afloran en diversos puntos del territorio bonaerense en el marco de la interna de Juntos exhiben chispazos más agudos en aquellos distritos donde la coalición opositora no gobierna. En el caso de algunos enclaves hoy administrados por el vecinalismo, como Necochea y Chivilcoy, tensiones de larga raíz vuelven a salir a la superficie, mechando pases de factura recientes y aspiraciones en pugna camino a 2023.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Sobre la arena necochense, la interna cambiemista tiene el mar de fondo inmediato de 2021, cuando Juntos fue a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) dividido en cuatro listas, dos radicales y dos amarillas. Esa atomización fue un arma de doble filo. Sirvió para movilizar a todos los sectores en las primarias y, por ende, permitió un marcado triunfo en la sumatoria frentista en esa instancia. Pero luego, la no integración de las tres líneas que quedaron en el camino por parte de la lista ganadora del radical Gonzalo Diez hizo que en las generales Juntos cayera frente a la boleta corta de Nueva Necochea, espacio vecinal referenciado con el intendente Arturo Rojas, quien, post PASO (donde se había ubicado en tercer lugar), abrió un local en el que explícitamente pegaba su boleta local con la de Diego Santilli.

 

Marcó ese detalle a Letra P el titular de la UCR Necochea, Alberto Esnaola: “En 2021 gana el radicalismo (la interna de Juntos en las PASO) pero no se pudo conformar la unidad porque el PRO provincial acompañó la boleta del intendente local, la repartió cortada”. Días atrás, Esnaola había hecho esa observación en declaraciones al portal local NdeN, donde sostuvo además que “en Necochea no hay alianza Juntos, sino que para algunos es una plataforma de liderazgo personal”.

 

Asimismo, el presidente del comité local remarcó que Juntos “tiene la necesidad de tratar de estructurar una mesa local” y focalizó que su partido “tiene una conducción legitimada por lista de unidad”, mientras que “el PRO tiene distintas expresiones”. Además, rumbo a 2023, sostuvo que el radicalismo está en un proceso interno “debatiendo la posibilidad de alcanzar una lista de unidad para ser competitivos, primero, en la interna PASO con el eventual candidato PRO, y, después, frente al intendente, con quien tenemos profundas diferencias”. Por lo pronto, la UCR no tiene una figura de consenso para la intendencia. En algunos rincones del comité, creen que el tiempo de Diez (con tres elecciones a cuestas) ya pasó.

 

Rojas, aupado por entonces por el Partido FE, llegó a la intendencia en 2019 bajo el sello de Juntos. Antes, en ese mismo redil cambiemista, fue el titular del Puerto Quequén. Esos aspectos, sumado al antecedente post PASO 2021, prenden alertas en la UCR ante un posible regreso del jefe comunal al frente opositor: “No depende de nosotros la incorporación o no de lo que Rojas denominó Nueva Necochea. Lo que sí está claro es que el radicalismo con Rojas va a competir, sea en las PASO o en las generales”.

 

Desde uno de los rincones amarillos, en diálogo con Letra P la exconcejala Eugenia Vallota, que se alista bajo el ala bonaerense de Cristian Ritondo, apuntó contra la UCR por no conformar una mesa de Juntos post PASO: “En definitiva, son los que ganaron la interna”. Se había contemplado para este lunes la posibilidad de realizar una reunión de todos los espacios políticos de Juntos en Necochea, pero no prosperó.

 

Sobre las acusaciones de Esnaola sobre el posicionamiento del PRO post PASO y un supuesto reparto de la lista corta en el plano local, Vallota refutó: “No consta en ningún lado y nosotros a nivel partidario tenemos que salir a aclarar lo que no hay que aclarar, porque se cae de maduro que, en mi caso y de la lista que encabecé, acompañamos a Gonzalo Diez en el espacio que nos dieron en la campaña, más allá de que no vimos nuestras propuestas representadas”. “Es una denuncia que no es certera”, ahondó para analizar que el “primer error del radicalismo” a nivel local en 2021 fue “no hacer una integración de las otras listas”.

 

El viernes próximo, habrá un encuentro de toda la dirigencia del PRO Necochea, momento en el que convocarán a una mesa de JxC. No obstante, admiten que la institucionalización no depende únicamente de sentarse a una mesa. “Nuestro adversario es el kirchnerismo, a nivel local es Arturo Rojas, nos vamos a sentar, tenemos que conciliar y lo vamos a hacer, pero esta vez tiene que tener una preponderancia mucho más grande el PRO”, enfatizó Vallota, quien recordó los traspiés radicales en las últimas tres elecciones generales. Ante eso, la exconcejala apuntó: “Me estoy preparando política y personalmente para ser candidata en 2023”.

 

El voto de la discordia

En Chivilcoy, donde gestiona el vecinalista Guillermo Britos, las tensiones preexistentes en la convivencia interna de Juntos salieron nuevamente a flote en el marco del tratamiento de un proyecto de ordenanza “de emergencia” promovido por el Ejecutivo municipal que contempla la compra sin licitación por parte de la comuna de insumos y equipamiento crítico para la prestación de servicios esenciales y de alimentos e insumos para la asistencia social.

 

La gran mayoría del bloque de Juntos se opuso a esa ordenanza y la calificó de “bochornosa”, al argumentar que “pretende saltear todo tipo de institucionalidad y control de gestión”. Sin embargo, una concejala del cambiemismo, la radical Daiana Raulier, decidió acompañar el proyecto del oficialismo. Integrante de la actual conducción de la UCR local por el sector de Adelante Buenos Aires, Raulier fue respaldada en su accionar por el titular del partido, Santiago Hourcastagne, también por quien lo precedió en ese cargo, Luis Mariano, quien arguyó “No somos obstruccionistas como los peronistas”.

 

Del otro lado, el PRO, la Coalición Cívica, el MID, el Partido del Diálogo (monzoismo) y Evolución radical emitieron un comunicado refutando la ordenanza aprobada y cuestionando a quienes la avalaron, Raulier incluida. Tanto en ese comunicado como otro reciente por otro tema, Juntos firma con los sellos de todas sus líneas integrantes, menos la UCR local.

 

La interna radical en ese distrito tiene el antecedente reciente de la disputa de marzo de 2021 donde tres listas fueron al cruce, siendo la puja más fuerte entre el sector de Hourcastagne y el ala de Evolución que, en el distrito, se referencia con la excandidata a la intendencia Lourdes Zaccardi, quien también salió a cuestionar la ordenanza de emergencia avalada por la conducción radical local.