22|11|2021

Necochea: intendente pegó su boleta vecinal a la de Santilli y desató la polémica

12 de octubre de 2021

12 de octubre de 2021

El espacio de Arturo Rojas abrió una sede donde liga su propuesta al candidato amarillo. Furia del PRO local. En paralelo, ruidos internos en Juntos.

Lejos de la performance electoral que en 2019 lo catapultó a la intendencia necochense bajo el sello de JxC, en las PASO de este año la propuesta vecinalista de Arturo Rojas (Nueva Necochea), desmarcada del redil cambiemista, se ubicó en tercer lugar en la contienda entre frentes, con el 16% de los votos. Bajo ese cuadro, el electorado que apostó por alguna de las opciones locales de Juntos en septiembre y que no estarán en noviembre (por no integrar con la lista ganadora) parece ser uno de los segmentos predilectos del oficialismo municipal para posar la lupa en este segundo tramo de la campaña.

 

Así por lo menos se avizora con la instalación de un local partidario en pleno centro de la ciudad balnearia, más precisamente sobre calle 66 entre 59 y 61. Esa sede apareció ploteada con gigantografías del cabeza de lista de Juntos al Congreso, Diego Santilli –de un lado– y de Rojas –del otro. Más arriba, directamente se alude al corte de boleta, con el cuerpo nacional y el provincial de Juntos y, para el tramo municipal, la boleta corta de Nueva Necochea bendecida por el intendente y que encabeza Mónica Ruth Kalle.

 

Ante esa escena, en el PRO Necochea repudiaron la manera en que se apostó ese local partidario que, en su puerta amarilla, tiene la leyenda directa “PRO Necochea”. “De ningún modo, nadie de nosotros saldrá a apoyar el espacio vecinalista. Ese local lo abrió el intendente. Dice ‘PRO’, pero lo hacen para confundir a la gente”, marcaron a Letra P en el armado amarillo liderado por la concejala Eugenia Vallota.

 

Allí, machacaron que es una actitud “propia de este intendente”, al argumentar que Rojas “arrancó en el Partido FE, se fue de Juntos, armó un partido vecinal, se acercó a (Axel) Kicillof, la cuestionó a María Eugenia (Vidal) después de que fue cuatro años funcionario del consorcio (portuario de Quequén) y ahora, como Juntos ganó a nivel local y provincial, pone esa boleta”.

 

"Transfuga: dícese de una persona que huye de una parte a otra", arranca con los tapones de punta el comunicado firmado por las dos figuras del PRO local que jugaron en la interna de septiembre pasado: la mencionada Vallota y José Dodds.

 

Vallota y Dodds portando el documento en rechazo a lo que definieron como una "utilización" del sello del PRO por parte del intendente Rojas.

En el texto dado a conocer este martes por la tarde-noche, enfatizan que "el PRO Necochea se encuentra sorprendido e indignado por la utilización que pretende hacer Rojas de la imagen del PRO. No apoyamos ni avalamos la lista del intendente". Así, en otro párrafo, sentenciaron: "No podemos permitir que el intendente haga uso ilegítmo de nuestro partido y traicione nuevamente a los votantes".

 

También deslizan que Nueva Necochea hizo algo similar en Quequén, pero –al ser un electorado más cercano al peronismo– con la lista del Frente de Todos.

 

Esa jugada, en el PRO la ponen también en un contexto donde, analizan, puede llegar a darse un fuerte corte de boleta en Necochea. Y es que allí Juntos ganó por más del 40% en septiembre pero en la sumatoria de las cuatro listas que jugaron la interna. La ganadora, liderada por el radical Gonzalo Diez, lo hizo con el 28% y un estrecho margen por sobre el resto. Sin embargo, al no superar ninguna de las tres listas restantes la barrera del 25% estipulada por reglamento para integrar hacia las generales, la única lista que jugará en noviembre será la de Diez.

 

Según detallan fuentes PRO, todos los precandidatos elevaron una nota a la Junta Electoral frentista para que se modifique en ese caso el reglamento y puedan integrase el resto. Es que, en efecto, si el 72% restante de la interna queda sin representación, son muchos los que estiman que a Diez le será “difícil fidelizar” el voto del total del electorado que jugó dentro de Juntos en septiembre.

 

Facsímil del documento emitido este martes por el PRO en repudio al accionar del espacio de Rojas.

“El radicalismo sostuvo que no se podía modificar el reglamento porque era una cuestión de orden público. Pero en Tandil sí se modificó para subir a quienes habían quedado más abajo por reglamento. Esa voluntad acá no se vio y terminamos no conformando la lista”, relataron cerca de Vallota que, con el 24,9% de los votos de la interna, se quedó por 15 votos afuera de la integración. En tercer lugar se ubicó otra lista de corte radical con Graciana Maizzani (24,6%) al frente y, en cuarto casillero, una boleta de ascendencia amarilla con José Dodds (21,7%).

 

En el PRO recalcan que trabajarán en la campaña con “el desafío de que Santilli gane en Necochea y para que ingrese a la Legislatura Alejandro Rabinovich”. A la vez, recuerdan que Diez “nos pegó” durante la campaña hacia las PASO. De todos modos, aseguran que “hay diálogo” y que “acompañarán”. ¿De qué manera? Eso lo ponen en decisión de Diez: “Depende un poco de ellos hasta dónde nos quieren integrar. Al no formar parte, siquiera mediante una mesa común de propuestas y actividades, ellos mismos nos ponen al margen”, deslizan para ratificar que estarán en la fiscalización y reparto de boletas.

 

Hay quienes recuerdan que, si bien Necochea “es una ciudad radical”, en las últimas elecciones, “todas las internas las perdió el radicalismo”. En tren de análisis, hay voces amarillas que estiman que muchas voluntades que jugaron dentro de la interna de Juntos, pueden recalar en otra opción vecinal que no es precisamente la del intendente, sino que se trata de la Agrupación Comunal Transformadora, que (cosechando poco más de 10.5%) se ubicó a menos de seis puntos de la propuesta del jefe comunal.