22|6|2022

Insaurralde, "del lado Cristina de la vida": "Habla cuando hay que hablar"

22 de junio de 2022

22 de junio de 2022

El jefe de Gabinete bonaerense bancó el pedido de CFK y coincidió en que el Estado debe controlar los planes sociales. En Buenos Aires, los municipios.

La discusión por el manejo de los planes sociales instalada por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sumó la voz del jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, quien señaló que estos programas "deben tener una contraprestación controlada por el Estado" e indicó que "el primer mostrador del Estado son los municipios". En ese tono, aseguró que "esa es la esencia" del planteo que hizo la expresidenta y destacó que haya puesto el tema en análisis ya que "las políticas sociales no pueden ser discrecionales".

 

“Cristina habla de frente cuando hay que hablar de frente. Dice lo que piensa con la espalda de una responsabilidad colectiva y la trayectoria de dos mandatos donde defendió al pueblo”, señaló el funcionario y remarcó que "no hay que tenerle miedo al debate". 

 

En este contexto, estimó que "llegó la hora de debatir el Salario Universal como herramienta para combatir la desigualdad estructural” debido a que "hay problemas estructurales que tiene la Argentina que requieren de un consenso democrático tendiente a resolverlos".

 

En ese sentido, el intendente de Lomas de Zamora en uso de licencia aseguró que hizo "una ronda de consultas" con sus pares en funciones y que tanto en el oficialismo como en la oposición fue "unánime la aceptación de la descentralización del control de los planes sociales en los municipios". 

 

"Hay que construir un Estado fuerte, eficiente, transparente. La Argentina en general y la provincia de Buenos Aires en particular deben crecer vinculando al sector privado con el público e incluso a los emergentes de la economía popular, con un rol preponderante de los municipios, como la principal puerta de atención hacia los vecinos y vecinas y sus demandas", afirmó. 

 

En tanto, recordó que “Argentina Trabaja fue un programa muy exitoso que lanzó Néstor (Kirchner) y continuó Cristina", con lo cual reafirmó que su "convicción es que los programas sociales tienen que tener una contraprestación y control del estado”. "Eso es lo que estamos discutiendo", ratificó.