22|6|2022

"No veo un ambiente de derrota en el peronismo entrerriano"

08 de mayo de 2022

08 de mayo de 2022

El intendente de Gualeguaychú confía en las chances para 2023 y se anota para suceder a Bordet. La interna como salida a la crisis del Frente de Todos.

PARANÁ (Corresponsalía Entre Ríos) "Queremos hacer algo colectivo, es muy natural, saludable y para nada forzado”, dice Martín Piaggio cuando Letra P le consulta una precandidatura a gobernador. Sin decirlo, el intendente de Gualeguaychú, el tercer distrito más importante por cantidad de habitantes en esta provincia, se anota en la pelea por suceder al gobernador Gustavo Bordet. Transita su segundo mandato y no puede ser reelecto en la ciudad, por eso su nombre aparece en la grilla del PJ entrerriano.

 

Enrolado en el kirchnerismo, incluso cuando gobernaba Mauricio Macri y el peronismo entrerriano no levantaba la perdiz viendo qué se podía armar para el 2019, el jefe comunal hizo de su ciudad una tribuna K. Pasaron Máximo Kirchner, Agustín Rossi, Axel Kicillof, Jorge Capitanich y Daniel Filmus. Piaggio mira la obra pública, la macroeconomía y la reactivación del turismo, una de las principales actividades de Guelguaychú, y encuentra luz en el final del túnel. “No veo un ambiente de derrota, tampoco creo que haya una mayoría que esté esperando el momento que en Entre Ríos llegue un esquema neoliberal como el que ha propuesto Juntos por el Cambio a nivel nacional”, sostiene.

 

-¿Cómo vive la interna en el Gobierno?

 

-Algunos aspectos de esas tensiones han sido necesarias. El Frente de Todos se armó como frente electoral con muchos sectores para derrotar al neoliberalismo y a partir de ahí comenzar con una búsqueda de gobernar en la acción y no solo en la concepción. Lo que me parece dificultoso es cómo se resuelve el tema inflacionario, es una variable que nos complica. Podemos tener un plan de obras, como tenemos, nunca visto pero no llegar bien a fin de mes es un problema. Es una etapa que hay que transitar y enderezar esta cuestión.

 

«"Podemos tener un plan de obras, como tenemos, nunca visto pero no llegar bien a fin de mes es un problema"»

- ¿La solución puede empezar con cambios en el gabinete en algunas áreas específicas?

 

-Eso está siempre presente. No te podría decir en dónde, tampoco me corresponde. Creo que el Presidente (Alberto Fernández) y la vicepresidenta (Cristina Fernández) tendrán que ir buscando las personas que mejor anden. Tienen cuadros muy bien formados, por lo tanto en ese aspecto no hay problemas, pero sin dudas el tema de la inflación es urgente.

 

-¿Hay Alberto Fernández para 2023? ¿Será en el marco de una interna o de un acuerdo?

 

-Va a haber un proceso de internas, no tengo dudas. Como todo ciclo, estas tensiones se van a resolver en el marco de una disputa interna, que sin dudas va a fortalecer el Frente de Todos. Me lo imagino al Presidente como uno de los candidatos y, por otro lado, según escucho y percibo, desde el sector de vicepresidenta va a haber también candidatos.

 

«"Las tensiones se van a resolver en el marco de una disputa interna, que sin dudas va a fortalecer el Frente de Todos"»

-¿Hay quietud en el PJ de Entre Ríos en un escenario casi seguro de adelantamiento de elecciones?

 

-Es un año muy atípico. Lo que está sucediendo es que en los territorios se está queriendo recuperar tiempo perdido después de dos años angustiantes por la pandemia. Estamos todos queriendo recuperar tiempo en ese tipo de gestión, la de la empatía con el vecino.  Esto puede ser que haya puesto a la política partidaria en segundo plano. Pero también percibo que va a ser un año muy especial, donde en los próximos meses la discusión va a ir levantando temperatura. Hoy estamos todos en una carrera de gestión para reunirnos con funcionarios, dirigentes, organizaciones.

 

-¿Va a haber interna? ¿Será grande o testimonial?

 

-Naturalmente lo que se ve es una enorme necesidad de un recambio generacional. Ante ese escenario, sumado a que algunos no tenemos reelección de mandato en el territorio, sin dudas se va a crear un ámbito propicio para la disputa interna. Percibo que en la dirigencia peronista y no peronista que está en el frente hay una sabiduría que prima y que es fortalecer la coalición. Hay una necesidad de dar una discusión interna para escuchar las diferentes voces, experiencias y la agenda que cada uno cree que hay que priorizar.  

 

-¿Hay una sensación de derrota en el PJ entrerriano para 2023?

 

-No lo veo generalizado. Puede ser una sensación de algún compañero o compañera. En Gualeguaychú, donde estoy todo el tiempo, no lo veo así. Creo que las legislativas fueron un momento. Hay una gimnasia en la que el peronismo no tiene un momento favorable en las elecciones intermedias. El escenario hoy es otro. Estoy viendo varios territorios, y puedo dar fe de Gualeguaychú, que se están llevando adelante obras históricas. Lo veo en el movimiento turístico que genera una inyección económica muy fuerte y crea otro ánimo. Esto va a impactar en el futuro, por eso no veo un ambiente de derrota. Tampoco creo que haya una mayoría que esté esperando que en Entre Ríos llegue un esquema neoliberal como el que ha propuesto Juntos por el Cambio a nivel nacional. Fue un esquema que no le sirvió ni siquiera a los grandes empresarios. Solo a un sector muy minúsculo vinculado a las finanzas y algún sector exportador. Al 80 por ciento no le anduvo. Los resultados fueron una calamidad.

 

-¿Qué puede sumar el FdT si JxC recoge el apoyo de sectores de derecha como el de Javier Milei en un ballotage?

 

-Una de las tareas es que el Frente de Todos consolide una base de sustentación como es, en síntesis, el pueblo trabajador. Ahí, en ese pueblo trabajador están las organizaciones sociales, pero también la clase media. Esta última es un tercio que va fluctuando y que hay que convencer con cuestiones muy concretas. Esa tiene que ser la base. Lo nacional y popular es eso. No se trata de sumar nuevos partidos, sino enamorar a ese sujeto que es el trabajador.

 

-¿Sigue con el deseo de llevar el modelo Gualeguaychú a la provincia?

 

-Sí. Creo que es un proceso natural que se fue dando a partir de vínculos durante todos estos años con dirigentes, colegas intendentes, organizaciones sociales. Con todos ellos hemos ido compartiendo experiencias. No solo tenemos para contar lo que hicimos en Gualeguaychú, sino unir visiones que hemos compartido, queremos hacer algo colectivo. Esa construcción se ha ido afianzando, llegado el momento espero que se lo podamos presentar a todos los entrerrianos. Es muy natural, saludable y para nada forzado, lo transito sin presiones. Lo mejor que nos puede pasar es encontrar en los sectores políticos y sociales qué capacidad tenemos ahí.