04|7|2022

¿Y este quién es? El Círculo Rojo pide foto y teléfono de Hang

23 de mayo de 2022

23 de mayo de 2022

El establishment no tiene relación con el sucesor de Feletti. No lo veta, pero espera que se ponga al día con la micro. Celebra a un Guzmán empoderado. 

El Círculo Rojo no conoce al flamante secretario de Comercio Interior, Guillermo Hang. No es una sentencia que condene su futura gestión antes de asumir, sino una mera admisión: a poco de escuchar su nombre, el empresariado solo alcanzó a conocer la formación técnica del economista que dejó la silla en el Directorio del Banco Central (BCRA). A falta de una relación con el mundo productivo, el nuevo funcionario ahora deberá tejer relaciones para sostener o modificar las herramientas que Roberto Feletti y su antecesora Paula Español desplegaron para contener la inflación. La falta de matcheo entre el mundo empresario y Hang plantea, según el sector privado, el desafío de "ponerse en autos en muy poco tiempo para enfrentar la dinámica de los costos que se agilizaron desde la pandemia, pero que tomaron un ritmo desesperante con el inicio de la guerra" entre Rusia y Ucrania, admitieron fuentes empresariales.

 

Consultados por Letra P, integrantes del mundo de la producción dijeron saber "poco y nada" del currículum vitae de Hang, aunque destacaron su perfil "técnico". De todos modos, abriendo un poco el paraguas, dejaron trascender su "preocupación" por su perfil más vinculado a la macro que a la microeconomía, donde tallan los problemas de estructura de costos para la conformación de las herramientas de control de precios que instaló Español y profundizó Feletti a través de las canastas de productos y los fideicomisos, entre otros instrumentos.

 

"Feletti y Español, cada uno con su propio perfil, tenían como punto a favor el expertise que les daba la relación con el sector privado. Aunque muchas veces las formas podían no ser las mejores, existía un diálogo fluido con conocimiento de las necesidades de las empresas. En el caso de Hang, habrá que esperar que aprenda rápidamente de los interlocutores para agilizar las decisiones necesarias para evitar que la inflación se profundice", afirmó el dueño de una fábrica que integra la Unión Industrial Argentina (UIA).

 

"No tengo idea quién es Guillermo", "no sé quién es", "no lo ubico" y "no lo conozco, pero tiene perfil técnico" fueron las respuestas más habituales de la ronda de consultas que Letra P hizo entre las principales figuras del Grupo de los Seis (G6), el denominado Círculo Rojo Productivo, el que tiene que lidiar con los controles de precios del Gobierno. "No tenemos contacto, esperemos reunirnos lo antes posible", afirmó el presidente de una de las poderosas entidades del país: una muestra de la preocupación por la "desconexión" con el flamante funcionario con el sector.

 

Como contracara, la llegada de Hang generó cierta "tranquilidad" ante la batalla ganada por Guzmán en la interna que mantiene con el kirchnerismo. Una fuente del establishment admitió a este medio que "la concentración del poder en manos del ministro de Economía es una buena señal para los negocios". "En materia macroeconómica estamos más de acuerdo con su mirada de la economía, con las metas para el pago de la deuda, el manejo del déficit fiscal y los incentivos para el sector privado que con los planteos que hace Cristina (Fernández de Kirchner)", aseguró uno de los consultados.

 

El jefe del Palacio de Hacienda viene de ganarse la confianza del Círculo Rojo, tanto en la cumbre del Llao Llao de Bariloche, donde se vieron las caras los dueños de las empresas más poderosas del país, como en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp) en el centro porteño. Allí, empresarios como Marcos Galperin, dueño de Mercado Libre, y Eduardo Eurnekian, mandamás del grupo Corporación América, elevaron la voz para acompañar la gestión económica.

 

Las empresas ahora alistan sus agendas para mantener reuniones con Hang y comenzar a delinear las medidas más urgentes para sus sectores. Pronostican que hablar con el nuevo secretario de Comercio Interior será "como hablar con el propio Guzmán". "Así, saldremos de la locura de pensar en acordar un tema con un funcionario pero saber que otro está en contra de lo prometido. Al menos, ahora, si las cosas salen bien o mal, van a tener un solo responsable", destacó otra fuente del mundo empresario consultada por Letra P