29|6|2022

Parrilli exigió que Beliz vaya al Senado para explicar el retraso de Atucha III

16 de mayo de 2022

16 de mayo de 2022

El senador acusó al secretario de demorar firmas para que el gigante asiático avance con plantas energéticas y nucleares. La interna todista que no cesa. 

El senador Oscar Parrilli, cercano a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, apuntó contra el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Beliz y le pidió que se presente ante el Senado para explicar el retraso en la construcción de la central nuclear Atucha III.

 

"Parecería que en Planeamiento Estratégico se defienden intereses que no son de la Argentina, por eso hemos convocado a Beliz, porque hace 100 días está durmiendo un expediente y demora el inicio de la obra", disparó uno de los legisladores cristinistas contra uno de los hombres de máxima confianza del presidente Alberto Fernández.

 

En declaraciones a Radio 10, el neuquino denunció que “es injustificado e innecesario el paro” de la obra y agregó: "Lo citamos para que concurra a dar explicaciones. Entiendo que uno defienda sus intereses, pero tenemos que defender los intereses de los argentinos".

 

La obra de la central nuclear se llevará a cabo en la localidad bonaerense de Lima y estará a cargo de la empresa estatal nacional Nucloeléctrica Argentina, que firmó un convenio conjunto con la Corporación Nuclear Nacional de China para llevar adelante el proyecto. El mismo ya tiene asignado un financiamiento del 85% de los 8.300 millones de dólares de un consorcio de bancos de inversión del gigante asiático. 

 

Las críticas de Parrilli, quien fue secretario del segundo mandato presidencial de Cristina Kirchner, suceden luego de que el kirchnerismo duro -en pleno “debate” de ideas con los sectores que responden al Presidente dentro del Frente de Todos (FdT)- visitara el complejo nuclear ubicado en Lima. De dicha recorrida también participó el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, quien resistió el pedido de renuncia solicitado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, gracias al respaldo que le brindó la propia vicepresidenta, en lo que fue una de las primeras crisis del oficialismo.