27|11|2022

#1M Sin la CGT, los movimientos sociales salen a la calle para marcar agenda

26 de abril de 2022

26 de abril de 2022

Quieren juntar 300 mil personas. Lo planearon en apoyo a Fernández en la interna, pero tomó otro camino. Promesa oficial: habrá Agencia de la Economía Popular.

Las organizaciones sociales pulen los últimos detalles de la consignas que levantarán en el multitudinario acto que organizan para este domingo, y que viró en espíritu en las últimas semanas: pasó de ser una marcha en apoyo a Alberto Fernández a una convocatoria “impactante” para marcar una agenda común y pedir la institucionalización de una estructura autónoma destinada a la economía popular, cuyo armado el Presidente ya garantizó

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La organización del acto se empezó a gestar hace varias semanas, cuando el Frente de Todos (FdT) atravesaba uno de los momentos de mayor tensión interna. Los referentes de las organizaciones sociales que se identifican con el Presidente pensaron en la marcha como una muestra de respaldo contundente para Fernández frente a lo que se avizoraba como una ruptura inevitable. 

 

Ese fue el espíritu que le transmitieron a la cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT), que su gran mayoría también se alinea con el Presidente en la interna con Cristina Fernández de Kirchner. En ese momento se especuló, incluso, con la participación del jefe de Estado. Pero la CGT decidió no adherir a la convocatoria, a la espera de la reapertura de las paritarias y de resultados de las medidas contra la inflación, además de la decisión de no alinearse en la calle en función de la interna del FdT hasta que el mismo Presidente no bosqueje claramente sus movimientos. “Primero que defina Alberto y después nosotros vamos atrás”, dijeron los jefes sindicales. 

 

En el sentido opuesto, el Presidente mandó a bajar la confrontación e instruyó a los propios a no entrar en debates internos. A tono con la moderación en el volumen de las declaraciones – que se alteró en las últimas horas con los dichos de Andrés Larroque sobre el ministro Martín Guzmán – y cierta calma interna, las organizaciones decidieron mantener el espíritu de apoyo al Gobierno durante la movilización, pero se focalizaron en el armado de un acto que buscará reivindicar su propia agenda, que incluye la creación de un ministerio o agencia de la economía popular, además de una batería de leyes. 

 

La convocatoria está encabezada por el Movimiento Evita, Somos-Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), de Juan Grabois. Todos están nucleados bajo el paraguas de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y en su mayoría son cercanos al Presidente salvo Grabois, de estrecha relación con Máximo Kirchner.

 

Como contó Letra P a fines de marzo, el Presidente venía conversando con las organizaciones sociales sobre la creación de un ente autónomo para la economía popular. Las organizaciones reclaman que, por dimensiones y volumen político, la nueva estructura se asemeje a la de un ministerio. "La decisión es que salga. Pero hay que buscar cuál es el mejor formato posible. Puede ser un área o una agencia", confirmaron fuentes de Casa Rosada. Pero aclararon que la idea es que "agilice los programas" y no genere una burocracia que trabe su funcionamiento. En esa línea, estaría descartada la creación de un nuevo ministerio. 

 

La decisión genera tensión en el interior del Gobierno y del FdT. El Presidente se recuesta en las organizaciones sociales - en particular en el Movimiento Evita- en la interna del oficialismo. Uno de los líderes del espacio, el subsecretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando “Chino” Navarro, tiene oficina en la Casa Rosada y forma parte del entorno cercano del Presidente. Navarro fue uno de los principales defensores de Fernández en la crisis post-PASO que dejó al FdT al borde de la ruptura.

 

El Evita tiene una confrontación histórica con La Cámpora. El peronismo tradicional también reniega de los movimientos. Los intendentes entienden que “montan estructuras paralelas” en sus distritos con el manejo de los planes sociales y la caja que les da el Estado. En ese esquema, entienden que el armado de una estructura exclusiva para el manejo de la economía popular implicaría un desprendimiento - "vaciamiento" - del Ministerio de Desarrollo Social, que maneja Juan Zabaleta, que se abocaría al asistencialismo y la emergencia. Cerca del Presidente niegan absolutamente la versión. "Juanchi es un gran ministro y Alberto confía mucho en él", dicen en la mesa chica de la Rosada. 

 

“El armado del ministerio de la economía popular no necesita más recursos. Solamente implica darle autonomía del área de Desarrollo. Es una partecita del ministerio nada más”, dice uno de los dirigentes que participa del armado de la marcha del Día de los Trabajadores y las Trabajadoras. Hacia adentro, las organizaciones plantean que los dirigentes políticos “no comprenden” el fenómeno de la economía popular y no saben cómo abordarlo. Afirman que solo implicaría el movimiento de la secretaría de la Economía Social, que hoy maneja Emilio Pérsico, desde el Ministerio a una estructura propia y dicen que la relación con Zabaleta “es muy buena”.

 

En las últimas semanas, el Presidente fue dando algunas señales de que avanzará en la formalización. "Cuando llegamos al Gobierno a la economía popular le faltaban herramientas para desarrollarse. Ahora estamos dándole esas herramientas para que pueda demostrar todo su potencial", dijo el sábado en el cierre de un precongreso del Evita, en San Martín.

 

Más allá del armado de la nueva estructura, las organizaciones irán el domingo a Plaza de Mayo el pedido de tratamiento de un conjunto de iniciativas – que podrían unificarse en una misma ley – destinadas a la economía popular. Los proyectos abarcan la generación del monotributo productivo para avanzar en la formalización, el programa nacional de Tierra, Techo y Trabajo; la prórroga de la ley de Barrios Populares, la ley de protección ambiental de los humedales, la ley de promoción y desarrollo de la economía popular; la reglamentación de la ley de reparación histórica de la agricultura familiar; la ley de envases, entre otras.

 

El formato del acto todavía está en debate. Este martes, los referentes de las diferentes agrupaciones se reunieron en la sede de la UTEP para avanzar con las definiciones. Las organizaciones buscan que la convocatoria sea "lo más masiva posible" y están dispuestos, por ello, a ampliar el número de oradores, una lista que estaba en principio reservada para Esteban "Gringo" Castro, Gildo Onorato, Dina Sánchez, Norma Morales y Juan Carlos Alderete.