22|6|2022

No tan irrompibles: la interna del FdT quebró a la agrupación de Santoro

23 de abril de 2022

23 de abril de 2022

Enojada por el giro hacia el albertismo de su principal referente, la tropa radical oficialista rompió la histórica agrupación para alinearse con Cristina.

"Estamos construyendo una organización política de cuadros para darle más herramientas al campo popular. Estamos tratando de agrupar a los compañeros y compañeras que creen que a la Argentina le falta una visión de fondo sobre un proyecto político estructural". Palabras más, palabras menos, esa es la consigna que el diputado nacional y dirigente radical porteño Leandro Santoro viene difundiendo en sus últimas intervenciones en los medios y en sus redes sociales. Detrás de esa convocatoria, más que la vocación de sumar voluntades hay un reflejo de subsistencia político. Algunas semanas atrás, la histórica agrupación Los Irrompibles se fracturó y provocó duras acusaciones contra el principal referente.

 

Desde el triunfo del Frente de Todos, la dirigencia de la agrupación que supo morar en Formosa 114 expresaba internamente el malestar porque Santoro prácticamente no mencionaba a la agrupación mientras se posicionaba de manera individual a caballo de su estrecha relación con el presidente Alberto Fernández.

 

Ese vínculo personal le valió ser parte de la negociación que lo llevó a encabezar la lista de aspirantes a la Cámara de Diputados por la Ciudad en las elecciones de 2021 y le permitió pararse como una de las promesas políticas del Presidente. Sin embargo, durante el primer trimestre del año, hubo dos instancias decisivas que operaron como punto de inflexión en la relación interna de Los Irrompibles, que condujeron indefectiblemente a la fractura.

 

La primera fue la decisión de Santoro de salir a respaldar abiertamente el pacto con el Fondo Monetario Internacional presentado por Martin Guzmán, sin haber buscado consenso interno entre sus correligionarios. El remate de la crisis interna ocurrió apenas una semanas después, en pleno tembladeral interno del Frente de Todos, y se produjo cuando el diputado nacional anunció por los medios que su espacio no se movilizaría el 24 de marzo, una fecha sentida entre Los Irrompibles, que lo interpretaron como el último gesto que expresaba el giro del dirigente.

 

Durante las próximas semanas, el sector disidente porteño, aunque mayoritario de la agrupación, junto al radicalismo bonaerense alineado con Leopoldo Moreau, presentará un nuevo espacio político abiertamente identificado con Cristina Fernández de Kirchner, en línea con las definiciones políticas que lo llevaron a participar de Unidos y Organizados durante los últimos años del gobierno cristinista y de Unidad Ciudadana.