05|8|2022

Un Rosario de gestos de Perotti: renunciamiento y discurso nacional

02 de abril de 2022

02 de abril de 2022

El gobernador de Santa Fe convocó dos millares de fieles. Marcó otra vez diferencias con la Nación. Pistas sobre su sucesión: Mirabella y Arena a sus espaldas. 

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, se corrió de su mantra de empleo, producción y trabajo, y se permitió hablar de política. Frente a unas dos mil personas, cerró el primer encuentro del año del espacio que conduce, Hacemos Santa Fe, donde dejó más de una perla. Volvió a marcar diferencias con la Nación y se bajó, a su modo, de una hipotética reelección. De cara a su sucesión, le dio central protagonismo al diputado nacional Roberto Mirabella y a la ministra de Gobierno Celia Arena.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Sindicato de Confiteros, en las afueras de Rosario. Ahí se congregó el perottismo de toda la provincia. Las canchas de fútbol 11 del predio sirvieron para desplegar grupos a lo largo del verde césped y debatir sobre tópicos elegidos expresamente por Perotti. Insistir con el concepto “Santa Fe Productiva, acompañar a quien produce y fortalecer autonomía de municipios y comunas”, algunos de ellos. Luego se leyeron las conclusiones y Mirabella y Arena antecedieron al gobernador.

 

Perotti habló a lo largo de 55 minutos. Hizo un extenso repaso de aciertos de gestión y, sobre el final, envió mensajes políticos. Primero hacia arriba, donde repitió una frase del diputado: “Nunca más una Nación que le dé la espalda a Santa Fe”. En ese sentido, el gobernador dijo que quiere una Santa Fe “protagonista de un proyecto nacional”.

 

“Nos encanta hablar de federalismo, nos lleva a que algunos no entiendan que tengamos posiciones distintas con la Nación. No tenemos posiciones distintas con tal persona u otra, tenemos la firme convicción de defender siempre los intereses de los santafesinos. Si a Santa Fe le va bien a la Nación le va mejor, lo que Santa Fe recibe, lo multiplica y devuelve potenciado”, ahondó Perotti.

 

Como contó Letra P, la relación de Perotti con el presidente Alberto Fernández no atraviesa el mejor momento. Entresemana se vieron en Las Parejas y el gobernador, con el jefe de la Casa Rosada, plantó bandera again. Ayer no fue la excepción.

 

Futuro

Por otro lado, Perotti empezó a dar pistas sobre su futuro político. Un poco elíptico, el gobernador dio a entender, más allá de tener los votos legislativos o no, que no está interesado en reelegir. “No voy a ser el que quite la escalera, ninguno de nosotros tiene que ser el que, una vez que llegó, se lleve la escalera consigo. Hay que dejarla para que muchos jóvenes puedan estar surgiendo, transformar”, señaló.

 

En Santa Fe no se actualizó la Constitución y ahora la Casa Gris inició un incipiente proceso reformatorio. Hay un sondeo primario con la oposición legislativa y propio PJ provincial. El socialismo, por ejemplo, está dispuesto a dar el debate de revisión de la Carta Magna. Pero no con relección. En ese marco, a Perotti no le queda otra que apostar a otras figuras en la cancha.

 

La sucesión

En ese camino, el gobernador condecoró a Mirabella y Arena como referentes de Hacemos. Ambos están en campaña desde que arrancó el año, y como contó Letra P, Perotti los puso a caminar y hacer. Más adelante se verá. Misma tarea le adjudicó a la ministra de Ambiente y Cambio Climático Erika Gonnet y al secretario de Turismo Alejandro Grandinetti, quien aspira a ser el candidato a intendente del perottismo en Rosario.

 

Presencias y ausencias

Ya no hay fight entre Perotti y el Senado. Como gesto de paz y buenas nuevas entre el gobernador y el bloque que lidera Armando Traferri, dos senadores que se mueven al lado del sanlorencino dijeron presente en Confiteros, José Baucero y Osvaldo Sosa. También asistió el ministro de Cultura Jorge Llonch, marido de la vicegobernadora Alejandra Rodenas. Ahí también hay palomas blancas.

 

 

Más de 15 fueron los sindicatos con representación en el acto de Hacemos. Desde Camioneros y UPCN hasta Smata y la UOM. Tuvo un rol preponderante el líder de Luz y Fuerza, Alberto Botto, que se subió al escenario en la previa y pidió “más lugar en los espacios de decisión” porque “este proyecto tiene que continuar”. También metió tarima la diputada del partido Fe, Cesira Arcando. Se sumaron intendentes, presidentes comunales y concejales, no así diputados y diputadas. Ninguno de los y las siete integrantes del bloque PJ en la Cámara baja se pegó una vuelta por Confiteros.