26|9|2022

Fernández, sin las bombas: fondo de estabilización y tiros a "especuladores"

18 de marzo de 2022

18 de marzo de 2022

No abundó en las medidas para batallar contra los precios. Precisiones, este sábado. El lunes, reunión con formadores. Amenazó con la ley de abastecimiento.

El presiente Alberto Fernández apuntó este viernes contra los “especuladores” y amenazó con poner en acción la ley de Abastecimiento para lograr combatir la inflación. Sin dar precisiones, que serán entregadas por los ministros de cada área afectada, anunció la creación de un “fondo de estabilización” para evitar saltos derivados del aumento que sufrió el trigo a nivel mundial y confirmó la mesa de diálogo con empresarios, gremialistas y organizaciones sociales.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“He decidido constituir un fondo de estabilización con el objetivo de evitar el traslado de esta suba del precio internacional al precio que pagan los argentinos y argentinas. He instruido a mis ministros para que tomen las medidas necesarias y ellos serán los encargados de comunicarlas a partir de mañana”, afirmó Fernández, pasadas las 20.30, en un mensaje grabado en la Quinta Residencial de Olivos.

 

El jefe de Estado reactivó al gabinete económico, que había sido clave en las medidas de reactivación en plena pandemia del Covid, para “implementar todas las medidas necesarias para enfrentar a la inflación, en particular la que vemos en los alimentos”.

 

“He dado indicaciones a mis ministros y ministras para que construyan acuerdos con los diferentes sectores pero que no duden en aplicar todas las herramientas del estado para fijar y hacer cumplir las medidas necesarias. Ellos y ellas serán los encargados de mantenerlos informados diariamente sobre las medidas que se irán implementado desde este mismo momento”, sostuvo.

 

Fernández ratificó que el lunes se reunirá con “los representantes de los sectores productivos, empresarios, trabajadores formales y de la economía popular, representantes del campo y el comercio, la pequeña y mediana empresa y la sociedad civil”, con el objetivo de crear “una mesa de acuerdo que nos permita diseñar un mañana en la lucha contra la inflación”.

 

“Confiamos en encontrar acuerdos que ayuden a bajar la inflación y a garantizar el aumento del poder adquisitivo de los salarios. No vamos a dejar de controlar y fiscalizar precios, aplicar la ley de abastecimiento si es necesario y utilizar todos los instrumentos con los que cuenta el Estado para cumplir con el objetivo de controlar los precios, alertó.

 

El Presidente, sin embargo, identificó a los enemigos: “Nuestra batalla hoy es contra los especuladores. Contra los codiciosos. Contra quienes buscan aún en situaciones tan complejas sacar una renta extraordinaria. Contra los agoreros de siempre, que intentarán instalar el sálvese quien pueda o buscar culpables rápidos y respuestas sencillas”.

 

El mensaje presidencial se inició con el elogio al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) ratificado por el Congreso de la Nación, al sostener que será el puntapié para “comenzar a ordenar las variables macroeconómicas centrales en la lucha contra la inflación que es, como lo decimos siempre, un fenómeno multicausal”.

 

“Para atacarla debemos acumular reservas, mejorar el crédito público, desacoplar los precios internos de los internacionales, trabajar sobre las políticas de ingresos y precios al mismo tiempo y tomar una batería de medidas en las que múltiples actores son imprescindibles”, enfatizó.