11|8|2022

Tras el latigazo de la Corte, Perotti tapa los huecos en la Justicia provincial

18 de marzo de 2022

18 de marzo de 2022

El gobernador de Santa Fe enviará los pliegos con candidaturas a la Legislatura para cubrir vacantes tras el reto del máximo tribunal, que tuvo eco.

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, decidió avanzar en la cobertura de vacantes de jueces, un tema hasta ahora resbaloso para el gobierno provincial que le generó cortocircuitos con la Legislatura, por ser el poder que evalúa las designaciones y, sobre todo, con la cúpula del Poder Judicial. Según confirmaron a Letra P dos fuentes del Ejecutivo provincial, a principios de la próxima semana el gobernador enviará diez pliegos a la Comisión de Acuerdos de la Legislatura para suplir la falta de magistrados de distintos fueros que complican la prestación del servicio de justicia.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El duro pasaje en la apertura del año judicial de la semana pasada dedicado a las vacantes del presidente de la Corte Suprema de Santa Fe, Rafael Gutiérrez, tuvo eco en el gobierno. El cortesano lo calificó como el tema que “más preocupa” al máximo tribunal, y hasta puso números sobre la mesa: sobre un total de 374 cargos de jueces en toda la provincia, 57 se encuentran vacantes, de los cuales 55 no tienen subrogantes.

 

Al margen del latigazo de Gutiérrez, en el gobierno explican que la idea era avanzar lo antes posible con el tema que, junto al Presupuesto 2022, son dos prioridades que el gobernador puso como meta para enderezar el vínculo con la Legislatura, y luego poder concentrarse en la agenda propia de la gestión. En diciembre, Letra P contó que era uno de los frentes de tormenta que se proponía resolver.

 

Por estas horas trabajan en la nómina que se enviará a la comisión de Acuerdos de la Legislatura, compuesta por ambas cámaras, donde analizan los pliegos de nombramientos de funcionarios judiciales como jueces, fiscales y defensores, que envía el Ejecutivo provincial para su aprobación. En noviembre pasado se enviaron 14 pliegos, de los cuales se aprobó la mitad, y retiraron y rechazaron el resto. Esta vez serán diez, mayormente del fuero civil y comercial de primera instancia más algunos de laboral y camaristas, de los cuales cuatro serán para juzgados con asiento en Rafaela, tres para en Rosario, y el resto Reconquista y Santa Fe.

 

Hay algo en que lo coincide todo el arco político: el diálogo y la relación entre el gobierno y la Legislatura es clave para no tropezar en algo tan relevante como los cargos de jueces. Es decir, hasta ahora falló la política. Sin embargo, un integrante de la comisión de Acuerdos no puso el foco sobre los encargados de las relaciones político-judiciales, sino en el origen de los pliegos y en la objetividad de los candidatos. “Si el gobierno sigue en esa posición, va a tener de nuevo problemas. Si son probos, se los aprobará. No fue político, sino actitudinal lo que falló. Algunos hacían ruido”, sostuvo a Letra P

 

Según esta fuente, que participó de la evaluación del año pasado, hubo candidatos con diferentes irregularidades como faltas, deudas fiscales y hasta incongruencias a la hora de las entrevistas. Incluso habló de la posibilidad de nombres digitados, como el de parientes de un ministro para cubrir vacantes. Es ahí, en la previa, cuando piden “que el gobierno no se exponga solo”. El propio Gutiérrez pidió mayor diálogo en una entrevista con Letra P y volvió a señalarlo en su discurso de la semana pasada. “La superación de esta situación no está al alcance del Poder Judicial, ya que, por diseño constitucional, la designación de magistrados está a cargo, conjuntamente, de los poderes Ejecutivo y Legislativo”.