25|1|2023

“En Colombia estamos viendo un momento de despertar y de cambio”

16 de marzo de 2022

16 de marzo de 2022

La futura senadora progresista analiza la mejor elección de la izquierda y anticipa la presidencial de mayo. Desafíos, paz, feminismo y Latinoamérica.

En abril de 1990, cuando el último líder guerrillero del Movimiento 19 de Abril (M-19), Carlos Pizarro Leongóme, fue asesinado, la posibilidad de que la izquierda llegara al poder en Colombia por la vía pacífica era lejana. Eran años en los que los integrantes de los grupos irregulares que habían entregado las armas eran perseguidos, secuestrados y asesinados a plena luz del día. Casi dos décadas después, esa posibilidad parece tan cerca que nunca de la mano de uno de sus antiguos miembros, Gustavo Petro, candidato del Pacto Histórico. En este contexto, marcado por las demandas de reformas estructurales, y luego de las elecciones legislativas del último domingo, María José Pizarro, segunda candidata a senadora del partido e hija mayor del antiguo jefe, destacó, en diálogo con Letra P, que el país vive “un momento de despertar y de cambio” que abre "una puerta muy importante y valiosa” para el progresismo, que buscará ganar las presidenciales del 29 de mayo en primera vuelta.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Logramos algo histórico: ser la fuerza más votada en todo el país y para el Congreso”, enfatizó desde Colombia la reconocida defensora de los derechos humanos, exiliada hasta 2010, cuando volvió a Bogotá para reivindicar la figura de su padre y difundir las historias de las víctimas del conflicto armado. La victoria progresista llegó en un momento bisagra para el país, que el año pasado vivió fuertes manifestaciones contra el modelo liberal impuesto a lo largo de su historia por los sucesivos gobiernos de derecha. En este sentido, Pizarro encuentra las causas de ese avance en el “desgaste con la política corrupta” y en el cansancio que genera el presidente Iván Duque, que “regresó al país a la guerra”. En ese sentido adelanta que el posible gobierno progresista sería feminista y que debería desarrollar “un paquete social para atender la crisis humanitaria que sufren millones de familias” porque el país está “en ruinas”.

 

–¿Qué análisis hace del resultado del domingo?

 

–Logramos algo histórico: ser la fuerza más votada en todo el país y para el Congreso. Se abre una puerta muy importante y valiosa que debemos saber aprovechar, que es el haber logrado consolidar una bancada amplia y da la posibilidad de ganar en primera vuelta. Eso dependerá de las alianzas que se logren construir y de lo acertados que seamos.

 

–¿Cuáles son las causas de la victoria?

 

–En 2018 obtuvimos en el Senado seis curules para la izquierda y ahora pasamos a 16 , mientras que en la Cámara teníamos tres y pasamos a 29. Es un logro inmenso que se debe a un acumulado de luchas históricas. También es un reconocimiento al trabajo bien hecho y al desgaste con una hegemonía uribista (en referencia al expresidente y mandamás de la derecha Álvaro Uribe) que dominó 20 años nuestro país, a ese cansancio con la política corrupta y a las movilizaciones sociales, ese despertar de la juventud.

 

–¿La victoria es una consecuencia de las protestas de 2021?

 

–Definitivamente. Los curules obtenidos son de personas que estuvieron acompañando y liderando la movilización. Seguimos firmes en nuestro propósito y el país nos ha dado su respaldo.

 

–¿Cómo calificaría el momento que vive Colombia?

 

–Estamos viendo un momento de despertar y de cambio. Varias de las reivindicaciones que logramos representar tienen que ver con una reforma de la salud, de las pensiones, una reforma tributaria justa, la reforma agraria, el compromiso de cumplir los acuerdos de paz de 2016. Son varias las causas que se recogen. También dejar el centralismo, conectarse con los territorios y darle voz a la movilización social.

 

–¿Cuáles serán los retos hasta la elección presidencial de mayo?

 

–Tenemos un objetivo: ganar en primera vuelta. Se ha abierto el espacio para que eso sea una realidad y tenemos que generar, sin perder nuestros ideales y principios, un gran frente amplio y democrático en nuestro país.

 

–¿Podrían incluir a sectores menos progresistas?

 

–Lo tendremos que ver. Hay partidos dentro de los sectores tradicionales que han tenido una gran votación. Nosotros no tenemos las mayorías absolutas en el Congreso; por lo tanto se requerirá diálogo con otras bancadas.

 

–¿Le gustaría que Francia Márquez (segunda candidata más votada de la interna del Pacto Histórico) fuera la candidata a vicepresidenta de Petro?

 

–Eso tiene que ser un acuerdo entre las distintas fuerzas políticas y sociales. Ella queda en una gran posición porque logró una votación histórica. Se consolida como la mejor opción, pero esto requiere, estratégicamente para ganar, generar un diálogo entre las distintas fuerzas.

 

–¿Qué país deja el presidente Iván Duque?

 

–Un país en ruinas, deshecho.

 

–¿Cuáles serán los principales desafíos para resolver?

 

–Un paquete social para atender la crisis casi humanitaria que sufren millones de familias no solamente por el retorno de la guerra sino por la pandemia, así como materializar los acuerdos de paz. Duque nos regresó a la guerra y nosotros tenemos que volver a poner a Colombia en el eje de la paz.

 

–¿Un gobierno del Pacto Histórico se sumaría al eje progresista del continente?

 

–Lo más importante es entender que Colombia está en una posición geoestratégica y que históricamente ha estado a la derecha, incluso en los momentos de la ola progresista. Colombia nunca ha tenido un gobierno progresista, hemos sido un país sumido en la guerra. Que Colombia vire al progresismo y se alinee con otros triunfos en el continente es el mejor regalo que Colombia le puede dar al continente. Espero que juntos podamos celebrar el triunfo de nuestra patria grande.

 

–¿Qué le aporta el feminismo a este proceso progresista?

 

–El futuro de Colombia tiene rostro de mujer. Nosotras no solamente hemos logrado resquebrajar los cimientos del patriarcado al interior del país, sino que por supuesto estamos trabajando muy duro para construir un feminismo que se articule con otros del continente.