01|2|2023

Del Sel, entre puentes con Losada y el plan de una juntada PRO

21 de febrero de 2022

21 de febrero de 2022

El excandidato a gobernador juega lejos de las candidaturas, pero quiere ser hombre de consulta. Termor ante la avanzada de la UCR sobre la tropa amarilla.

A Miguel Del Sel lo inquieta la división al menos tripartita que atraviesa al PRO en Santa Fe y analiza, por estas horas, hacer una juntada amarilla para acercar las partes y darle al partido la potencia que resignó en la provincia a manos de la UCR. Por otro lado, el excandidato a gobernador mantiene un buen vínculo con la senadora nacional Carolina Losada, con quien tiene un diálogo permanente y hasta la aconseja.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Del Sel no está retirado de la política, pero ya no conduce. Sí quiere y desea, en cambio, ser persona de consulta. Que lo reconozcan como tal, como el hombre que estuvo dos veces a punto de gobernar Santa Fe cuando Juntos por el Cambio (JxC) ni siquiera había nacido.

 

Es algo parecido a lo que hizo en junio de 2021, cuando recibió con un asado en su casa a toda la cúpula santafesina del PRO. Cuando lo apuraron y le pidieron que él fuera el candidato, pidió unos días, aunque quienes estaban en la mesa ya conocían la respuesta.

 

Ahora lo inquieta otra cosa. Las internas incontrolables en el partido, que Letra P ya contó. El diputado Federico Angelini encabeza un sector, aunque quedó golpeado tras terminar tercero en las internas de 2021. Su par Gabriel Chumpitaz lanzó el fin de semana PRO Evolución, en alianza con el radical Maximiliano Pullaro. Hay otro grupo amarillo, a la vez, que juega cerca de Losada. Ahí se puede contar a la concejala rosarina Ana Martínez y al exdiputado Lucas Incicco. Queda por resolver el futuro de Roy López Molina, de quien se desconocen sus intenciones. Muchos caciques y poca tropa, todo en disputa.

 

Para que el PRO no pierda identidad y evitar que termine deglutido por la ascendente UCR, Del Sel prepara otro asado en su casa. “No quiere que el partido vaya desapareciendo”, blanquea a Letra P uno de sus colaboradores de estrecha confianza.

 

La semana pasada, Losada y su armador, el diputado provincial Julián Galdeano, desparramaron una foto de un encuentro del eje que lideran. Había dirigencia PRO, UCR y peronista. Sobresalió Raúl Fernández, exlegislador provincial y manager de Midachi. Del Sel y él se conocen con los ojos cerrados.

 

No fue casual su presencia en el convite y da cuenta de la buena relación que existe entre Losada y Del Sel. Del lado de la vicepresidenta del Senado confían que hablan seguido, con intercambio asiduo de mensajes y alguna que otra reunión cara a cara. Ella lo invitó al cónclave mencionado en el párrafo anterior; él agradeció, pero no fue. Los radicales le respetan los tiempos, saben de cierto sinsabor que tiene por la política que no resuelve, pero esperan concretar una actividad o alguna foto en el futuro cercano.

 

Del Sel, en cambio, les reconoció a los suyos que recibió a Losada en su casa, antes y después de las elecciones. “Hay que rodearse de los que más saben”, fue uno de los principales consejos que le dio. Él, dicen, está dispuesto a ayudar.