17|1|2023

JxC, entre la desconfianza y la oportunidad para apurar una definición de Macri

07 de diciembre de 2022

07 de diciembre de 2022

El larretismo descree del renunciamiento de CFK y la UCR quiere que el expresidente blanquée sus intenciones. Los chats y la comparación con Menem en 2003.

El acuerdo que hubo dentro de Juntos por el Cambio (JxC) para emitir un comunicado tras la condena a Cristina Fernández de Kirchner a seis años de prisión en la causa Vialidad no se replicó luego en las conversaciones que tuvieron las figuras de la coalición sobre el renunciamiento de la vicepresidenta a una candidatura en 2023. Hay quienes descreen de las palabras de CFK y piensan que todo seguirá igual, mientras otros ven una oportunidad para apurar una definición electoral de Mauricio Macri.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La tropa larretista cree que la vicepresidenta no cumplirá con la promesa de "no está en ninguna boleta" en las elecciones del próximo año. Por el contrario, sostiene que el bombazo que lanzó este martes, a través de sus redes sociales, forma parte de una estrategia para agitar un "operativo clamor" dentro del oficialismo y finalmente competir en la contienda electoral.

 

“(Fernández de Kirchner) estará en las elecciones. Nosotros la vemos como candidata a senadora y esperamos que arranque con un operativo de clamor. No compró la frase ´no quiero fueros´”, le dijo a Letra P un integrante del equipo de campaña del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

 

Diferente es la visión en el resto del PRO y en la Unión Cívica Radical (UCR). En ambos sectores confían en que el renunciamiento de CFK servirá para apurar los tiempos electorales y para que Macri defina si finalmente saldrá a la cancha a competir por un segundo tiempo en el poder o se quedará en el banco de suplentes. Un dirigente del PRO consideró que la decisión de la vice va a “oxigenar el sistema político" y evaluó como "positivo" el renunciamiento de la exmandataria. 

 

En la sede del partido amarillo se ilusionan con que Fernández de Kirchner cumpla con la promesa de no presentarse a las elecciones por el impacto que pueda llegar a tener en Macri, quien por estos días se encuentra en Qatar presenciando el Mundial en su rol de titular de la Fundación FIFA. “Si es candidata, Macri podría animarse a serlo también”, sostuvo la misma fuente.

 

"A nosotros no nos cambia mucho, sinceramente", señalaron desde el entorno del fundador del PRO, en diálogo con este portal, y evitaron contar cómo el expresidente se enteró de la condena de su antecesora.

 

Desde hace meses que el entorno del exjefe de Estado lo alentaba para buscar un mano a mano con la vicepresidenta. Sin embargo, Macri sigue jugando al misterio y no blanquea sus intenciones electorales. Quien también es animada para competir contra CFK es la exdiputada Elisa Carrió. “Ella siempre se vio como la otra cara de la misma moneda con Fernández de Kirchner. Está convencida de que en la elección de 2007 le metieron la mano en las urnas. Siempre quiso revancha”, analizaron cerca de la líder de la Coalición Cívica.

 

En 2017, por pedido de la entonces gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, dejó de lado sus intenciones de ir por la senaduría en donde se volvería a subir al ring electoral contra CFK. Esas ganas de revancha, según pudo saber este portal, siguen intactas. 

 

“(El renunciamiento de CFK) va a servir, si se cumple, para que Macri nos dé un poco más de precisiones sobre su futuro”, analizó una de las figuras de la UCR con la que el expresidente dialoga de forma asidua. En el centenario partido también están sorprendidos por la falta de definición del exmandatario a menos de un año de los comicios presidenciales.

 

Este martes por la noche, en los chats de JxC también hubo tiempo para cálculos electorales después del mensaje de CFK. Hubo quienes compararon a Fernández de Kirchner con Carlos Menem, quien el 14 de mayo de 2003 decidió renunciar a competir en el ballotage contra Néstor Kirchner.

 

En territorio bonaerense fueron un poco más allá con la matemática electoral debido a que es el distrito en donde más fuerte es Fernández de Kirchner. “Hoy es la única que garantiza el piso y el techo electoral. El resto ninguno mide como ella. Es una mala noticia para Axel Kicillof”, sostuvieron en el comando bonaerense de JxC ante la consulta de Letra P.