06|2|2023

El larretismo de Córdoba mostró su molestia por otro zigzag de Juez

07 de diciembre de 2022

07 de diciembre de 2022

Críticas a su referencia a Bullrich como futura Presidenta. Aunque lo siguen considerando propio, en el tinglado del alcalde advierten sobre su verborragia.

CÓRDOBA (Corresponsalía) Otra vez, acaso no la última, una alocución pública ubica a Luis Juez en una situación incómoda ante uno de los socios de la aún no formalizada alianza de Juntos por el Cambio (JxC) en Córdoba. Esta vez, las expresiones de molestia llegan desde el sector que se referencia en Horacio Rodríguez Larreta y remiten a las palabras dirigidas por el senador a Patricia Bullrich, rival en la interna nacional del PRO, durante la reciente visita de la jefa del PRO a Córdoba.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Tenemos dirigentes que van a conducir este país. Estamos frente a una de las futuras presidentas de Argentina. Entonces tenemos que pensar: ¿Con qué contribuyo yo para que esta mujer sea presidenta? ¿Qué tengo que hacer yo?”, dijo Juez durante un encuentro realizado en Villa del Totoral, ciudad ubicada al norte de la provincia, como todo elogio a la líder del partido amarillo.

 

Aún considerando la buena relación existente entre ambos, que ha incluido apoyos mutuos e intereses conjuntos en los armados territoriales, la referencia a Bullrich como Presidenta generó sorpresa entre la asistencia. Su difusión a través de redes sociales la convirtió en aperitivo de charlas y repasos. En particular, entre quienes adscriben al proyecto del alcalde porteño y consideran como aliado, aún, al precandidato a gobernador provincial.

 

Armadores larretistas que no pierden de vista la condición de franquicia del armado cordobés ubicaron lo sucedido como un nuevo capítulo de una sucesión de errores no forzados que solo incrementan desconfianzas más allá de la ruta 9.

 

“Esto aumenta la falta de credibilidad en las líneas del PRO respecto de Luis. Parece que se ubica al medio, pero después termina jugándose por uno o por el otro y con fuerza”, dicen a Letra P.

 

Bullrich, flanqueada por Juez y De Loredo este fin de semana en Córdoba

Cansadas de sus vaivenes, las mismas voces consideran que Juez sigue tributando al proyecto del alcalde, aún jugando según las conveniencias a que obliga el tablero nacional. En especial las movidas con que Mauricio Macri parece acorralarlo en su provincia más querida y que tienen como beneficiario directo a Rodrigo de Loredo.

 

“Está preso de su verborragia y de los nervios que le ha producido la indefinición de Rodrigo. No quiere llevarse mal con Patricia, en una estrategia por repeler avances de Macri. Quiere quedar bien con ambos polos, entonces genera los ruidos que conocemos”, interpretan en el lado “paloma” de la grieta amarilla.

 

En el macrismo cordobés ensayan una mirada en que convergen ambas internas: la disputa por la candidatura a la Casa Rosada y la inevitable puja entre los postulantes a la gobernación provincial.

 

“Él y Rodrigo parecieron colgarse del cuello de Patricia, algo que no sucedía antes. Lo que dijo Juez puede haber sido acto fallido o ansiedad. Patricia fue prudente, sentó a Rodrigo al lado, que fue muy generoso con ella. Luis fue y vino con ella a todos lados”, interpreta el macrismo mediterráneo.

 

Nada más que decir

En el Frente Cívico restan entidad a las reacciones expresadas por los dichos de Juez. Habituados a estos ejercicios, procuran mantener el equilibrio entre las bandadas de halcones y palomas de JxC y aseguran que el senador sigue considerando a Patricia como "una de las candidatas". Saben también que, lanzada la carrera hacia 2023, el apoyo de las figuras nacionales resulta indispensable en un terreno regado de sospechas sobre la voluntad de derrotar a un cordobesismo que hasta aquí ha obrado como aliado en reiteradas ocasiones.

 

Los mismos intérpretes admiten la existencia de desconfianzas en el armado mediterráneo de JxC. Sin embargo, remarcan que hasta el momento no afectan la relación con el intendente porteño y líder del ala dialoguista de JxC. "Hasta que no se resuelvan las candidaturas, todos los referentes con aspiraciones presidenciales que vengan serán tratados como tales. La frase de Luis es en tono de pregunta y personal. No hay más que decir", apuntan en la atmósfera juecista.

 

"A nosotros nos interesa que no desconfíe Horacio. Hasta ahora, esa situación no se da. Desde otro ángulo, destacamos que tanto Horacio como Patricia, los precandidatos a Presidente que mejor miden, se fijan en Luis. Eso nos pone en otra dimensión", remarcan.

 

En ese marco, también remarcan la intención de sosegar cualquier nuevo roce con De Loredo, socio y parte de los mismos registros del fin de semana. "La única opción del peronismo para seguir en el poder es dividiendo a los dirigentes que integramos Juntos por el Cambio. Lo van a intentar una y mil veces más, pero va a depender de nosotros que tengan éxito. Es su única carta", repiten.