ROSCA Y CRISIS AZULGRANA

San Lorenzo no vota: suspensión sobre la hora y futuro incierto

La IGJ instó al club a realizar una nueva convocatoria para dentro de los próximos 30 días. Irregularidades, presiones políticas y denuncias cruzadas.

El lobby se intensificó en los últimos días, pero como no hubo ningún anuncio lunes o martes, cuando las cinco listas lo esperaban; todo el arco político azulgrana se disponía a cumplir lo que hace más de un año reclamaban: la concreción de las elecciones para elegir nuevas autoridades, después de la licencia y posterior renuncia de Marcelo Tinelli y del gobierno de transición que encabezó Horacio Arreceygor

 

Sin embargo, la noticia llegó sobre la hora, a 24 horas de abrir las urnas en la sede de Avenida La Plata al 1700, la tierra santa en la que se iban a montar 65 mesas para que puedan sufragar las 42 mil personas habilitadas. Nada de eso sucederá: este sábado 17 de diciembre no habrá elecciones en San Lorenzo. 

 

El motivo está en el expediente 351190/trámite 9485913 de la Inspección General de Justicia(IGJ), en el que se lee: “Declarar irregular e ineficaz el Punto 2º del Orden del Día de la Sesión Extraordinaria de la reunión del 18 de agosto de 2022 de la Asamblea de Representantes del Club San Lorenzo de Almagro en la que se resolviera la convocatoria a elecciones anticipadas para el día 17 de diciembre de 2022”. El organismo solicita que el club anuncie la suspensión a través de sus canales de comunicación y correo electrónico, e insta a que San Lorenzo haga una nueva convocatoria dentro de los próximos 30 días hábiles.

 

Antes de las resoluciones, la IGJ detalla en un documento de 14 páginas cómo se llegó a la suspensión: “La entidad habría incumplido lo establecido por el artículo 435 de la Resolución General IGJ 7/2015 respecto a la obligación de informar las modificaciones en la composición en el órgano de administración”. Y agrega: “Que las observaciones realizadas a la convocatoria a elecciones anticipadas resultan de tal gravedad que impone el ejercicio de las facultades establecidas de IGJ, debiendo declarar como irregular e ineficaz la resolución tomada por la Asamblea de Representantes en la reunión de 18 de agosto de 2022”. 

 

A esta trama burocrática a contrarreloj –la fecha del documento de la IGJ es del 15 de diciembre, pero se conoció recién este viernes temprano– la antecede una presión de índole política. “Quieren suspender las elecciones porque saben que ganamos. Temen dejar el gobierno y perder la impunidad. Ni con dos listas, ni con dos colectoras, ni tampoco usando ex jugadores pudieron detenernos. Espero que la IGJ no vuelva a ser funcional a Lammens. Un nuevo golpe institucional”, publicó en sus redes sociales César Francis, vocal por la oposición y candidato a presidente por la Agrupación Volver a San Lorenzo.

 

Al ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammnens, y al titular de la IGJ, Ricardo Nissen, los une una relación de amistad que ninguno niega. De hecho, en los últimos años vienen trabajando en conjunto para, por ejemplo, facilitar la formalización, regularización y capacitación de las asociaciones civiles deportivas.

 

El vínculo Lammens-Nissen generó especulaciones en las últimas semanas dentro del mundo azulgrana, intensificado por la baja intención de voto que reunía la lista oficialista encabezada por el secretario de Inclusión Social y Atención Inmediata de la Ciudad, Sergio “Chiche” Constantino, el elegido por Lammens (y también por el siempre influyente Daniel Angelici). Postergar las elecciones podría ayudar a que el binomio Constantino-Mastrosimone mejore en ese sentido.

 

A pesar de lo que denunció Francis, quien define a Marcelo Moretti, de la Agrupación Boedo en Acción, como “una segunda lista oficialista”, los más perjudicados con esta suspensión son Francis y Moretti, los dos candidatos que se disputaban cabeza a cabeza, según las últimas encuestas, el primer puesto. 

 

El perjuicio no es solo por la intención de voto que reunían, sino porque la suspensión estira una campaña que se estaba financiando con aportes económicos propios. “Es muy caro sostener todo dos o tres meses más”, le confían a Letra P. La plata empieza a acabarse y la elección ahora entró en un limbo. El futuro azulgrana no ofrece ninguna certidumbre. 

 

malo pero bendecido
Maximiliano Pullaro y el pacto, entre la confianza y la desconfianza.

También te puede interesar