Juntos en el Barro

El martes hay cumbre de JxC: Macri intentará llegar con el PRO pacificado

La mesa nacional de la alianza quiere evitar que la tensión escale. El expresidente gestiona una paz transitoria, pero peligra el desayuno en su casa.

La crisis que crece dentro del PRO por la pelea desatada entre la presidenta del partido, Patricia Bullrich, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, escaló al punto tal de ser un problema que afecta a toda la alianza Juntos por el Cambio (JxC). Por esa razón, este viernes comenzaron las consultas entre las cabezas de los partidos que integran la coalición para llevar adelante una reunión virtual el martes que viene.

 

 

Ese encuentro, según pudo saber Letra P, todavía no fue confirmado por la negativa de Bullrich y Larreta a “ser sermoneados” por Macri. Justamente, ese nivel de tensión que hay dentro del PRO ya encendió todas las alarmas en la conducción de JxC, que ve con preocupación que la disputa termine por extenderse a otros espacios.

 

“Es un verdadero problema... hay que encontrar la forma de arreglarlo”, le dijo a Letra P una alta fuente de la conducción de la coalición. Más alla de eso, de acuerdo a lo que pudo reconstruir este portal, Macri ya comenzó a expresarle su preocupación por la pelea entre Bullrich y Larreta no sólo a la dirigencia del PRO.

 

Originalmente, como contó Letra P, Macri procuró mantenerse al margen de ese conflicto, que ardió después de la publicación del video que registró cómo la exministra increpó al jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, por una serie de declaraciones en su contra. La forma en la que evolucionó la controversia hizo que el expresidente saliera de su postura inicial.

 

“Hacía tiempo que no lo veía tan preocupado. Sobre todo, por la respuesta que vio en ambos (en referencia a Bullrich y al jefe de Gobierno)”, precisó uno de los integrantes del círculo de confianza de Macri.

 

Por ese temor a que el conflicto siga escalando y pueda derivar en complicaciones más graves, según el razonamiento del expresidente, habrá una reunión previa al desayuno,  que no termina de confirmarse, en la que estarán sólo Larreta y Macri. “Van a hablar de todo”, adelantó uno de los miembros de la mesa chica del jefe de Gobierno.

 

Una de las cuestiones troncales de esa charla pasará también por la decisión de Larreta de salir a enfrentar abiertamente a Macri. Parte de eso se vio el jueves en una entrevista que le dio el elcalde a LN+, donde negó el liderazgo del expresidente en la conducción de JxC, algo que nunca había hecho.

 

Bullrich, por su parte, ya le hizo saber al expresidente que no tiene pensado morigerar su discurso ni sus formas. Mucho menos, bajar la intensidad del conflicto debido a que considera que no fue generado por ella. Mientras tanto, sigue con su idea de acercarse a todas las figuras del PRO que esperan que Macri sea candidato.

 

Una de las reacciones sobre el conflicto que resta ver es la de la Unión Cívica Radical (UCR). Al margen de la discusión interna que atraviesa el partido centenario y tiene de un lado al presidente del radicalismo, Gerardo Morales, y al sector más renovador en una alianza con algunos dirigentes tradicionales por el otro, la postura inicial ante la pelea en el PRO de “dejar que se maten entre ellos” empieza a ser mirada con otros ojos.

 

Conscientes de que la unidad de JxC es vital para cualquier tipo de proyecto presidencial, en el radicalismo quieren iniciar cuanto antes el control de daños para evitar que el enfrentamiento entre Bullrich y Larreta genere problemas al resto de la coalición.

 

En la mesa nacional de JxC quieren eliminar el temor al efecto contagio de las rupturas.
cordoba: la falda va a las urnas y jxc palpita su primer triunfo del ano

También te puede interesar