31|1|2023

Una silla para Fernández en la nueva mesa para negociar una salida en Venezuela

11 de noviembre de 2022

11 de noviembre de 2022

Argentina, Francia, Noruega y Colombia integran el grupo que supervisará el proceso entre Maduro y la oposición. El Presidente participó de la primera reunión.

PARÍS (Enviada especial) Argentina, Francia, Noruega y Colombia formarán parte del grupo que acompañará las negociaciones entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, que se retomaron formalmente este viernes en esta ciudad y buscan normalizar la situación política e institucional de Venezuela. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El presidente Alberto Fernández participó de la reunión que se celebró en el marco del Foro de París por la Paz, convocada por el francés Emmanuel Macron, a la que asistieron el titular de la Asamblea Nacional y hombre de confianza de Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez, y el representante de la oposición Gerardo Blyde, el primer mandatario de Colombia, Gustavo Petro, y la canciller de Noruega, Anniken Huitfeldt.

 

Fue Macron quien dio inicio a la reunión y saludó a los asistentes. Luego le tocó el turno a los presidentes Fernández y Petro, que dieron paso a los negociadores. Por último, habló la canciller noruega. El encuentro duró 45 minutos y se celebró en una sala ubicada en el segundo piso del Palacio Brongniart, la antigua Bolsa de Comercio de París. 

 

El gobierno de Maduro y la oposición comenzaron el proceso de negociaciones el año pasado. La primera reunión se celebró en agosto, en México, con la presencia del canciller mexicano, Marcelo Ebrard; el jefe del equipo facilitador del Reino de Noruega, Dag Nylander; Rodríguez y Blyde. Las conversaciones se vieron interrumpidas al cabo del tercer encuentro, en octubre de 2021, por la detención en Estados Unidos del empresario colombiano Alex Saab, señalado como supuesto testaferro de Maduro, que se retiró del diálogo.

 

Un año después, fue Macron quien convocó al diálogo en Paris, en el marco del Foro por la Paz. El francés invitó a Fernández y a Petro a sumarse como interlocutores por América Latina. Ambos tienen relación con Maduro y rechazan la postura del Grupo de Lima, que se formó en 2017 para oponerse al gobierno de Venezuela y promovió duras sanciones contra el país. Argentina abandonó el grupo en marzo de 2021, de la mano de Fernández. Colombia reestableció relaciones en septiembre de 2022, a partir del triunfo de Petro.

 

Ahora, Argentina, Colombia, Francia y Noruega se convirtieron en parte del proceso de diálogo, que es “intra-venezolano”. “Las propuestas tienen que surgir de ese acuerdo, que es entre venezolanos. Los demás países actuamos como facilitadores y destacamos la predisposición al diálogo”, explicó un integrante de la delegación argentina una vez culminado el encuentro. 

 

Según pudo saber Letra P, el acuerdo tiene diferentes capítulos. Una de las temáticas que aborda es la posible liberación de las sanciones económicas que pesan sobre Venezuela, que generan la crisis económica y humanitaria que deriva en éxodos migratorios masivos y los problemas que se derivan de ese fenómeno. Petro detalló que el número de exiliados venezolanos en Colombia llega a dos millones. 

 

Por otro lado, el acuerdo detalla la discusión sobre cómo se distribuirán los fondos embargados una vez que sea recuperados. El oficialismo y la oposición coincidieron en la inversión en salud, electricidad, alimentos y agua potable. Además, se habló sobre la necesidad de ampliar la participación democrática de cara a las elecciones presidenciales de 2024. Según detallaron los participantes, hubo una mención explícita al diseño del cronograma electoral, la necesidad de garantizar la libertad de candidaturas y de expresión y la presencia de veedores internacionales. 

 

Por último, también estuvo sobre la mesa la necesidad de que Venezuela vuelva al sistema interamericano de derechos humanos. Sobre ese punto, hubo una diferenciación entre el accionar político de la Organización de Estados Americanos (OEA), al mando de Luis Almagro, y el sistema de protección jurídica, que forman la Comisión Interamericana y la Corte. 

 

Sobre el cierre, la canciller de Noruega celebró el ejemplo venezolano de diálogo mientras el mundo sufre por la guerra en Ucrania. Tras el encuentro por Venezuela, el Presidente salió rumbo al Palacio del Elíseo, donde participará de una cena de gala ofrecida por Macron.