12|1|2023

Presión de intendentes a Kicillof por el cálculo de fondos coparticipables

10 de noviembre de 2022

10 de noviembre de 2022

Reclaman al menos un preliminar del CUD, el sistema de distribución de recursos, para proyectar números locales. Insaurralde se reúne con legisladores.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) En los concejos deliberantes de muchos distritos bonaerenses se replican pedidos de prórroga para la presentación de los presupuestos municipales. En intendencias administradas por la oposición, endosan a la gestión de Axel Kicillof la responsabilidad de la demora en la confección del cálculo de gastos locales para 2023. El quid de la cuestión pasa por conocer cómo definirá la administración provincial el Coeficiente Único de Distribución (CUD), el mecanismo por el cual la Provincia define el reparto de recursos coparticipables a los municipios. Recién con ese dato -arguyen en los municipios-, puede confeccionarse el presupuesto local.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Tan importante como el presupuesto es saber cuándo se va a definir el CUD, cuánta plata se destinará a cada municipio. Necesitamos saber cuándo enviarán el preliminar, aunque sea, porque sin ese dato es muy difícil hacer el presupuesto municipal”, afirmó a Letra P el titular del Foro de Intendentes UCR, Miguel Fernández, quien detalló que, por esa petición, se comunicó días atrás con el ministro de Hacienda provincial, Pablo López.

 

En varias comunas, la masa coparticipable que les gira el Estado tiene una gravitación del orden del 50% en la elaboración del presupuesto local. Sin esos números, en las intendencias avisan que no se pueden hacer previsiones y para el año próximo la incertidumbre es mayor, considerando que el CUD 2022 se diagramó con un mecanismo excepcional por la pandemia.

 

En San Nicolás, la gestión local de Manuel Passaglia planteó al Concejo Deliberante esta semana que, sin el CUD, técnicamente no se está condiciones de elaborar el presupuesto. Les falta la mayor fuente de ingresos coparticipables.

 

El CUD suele modificarse cada año a partir de una serie de indicadores, siendo el sanitario (cantidad de camas ocupadas, consultas en efectores de salud locales, etc.) el más determinante. No es novedad que sea fluctuante y que haya ganadores y perdedores distintos cada año, ya que algunos indicadores de cálculo son variables. Pero, al ser 2020 un año dominado por la pandemia y para evitar cambios bruscos en el reparto a partir del indicador sanitario, se repitieron en 2021 los coeficientes del año anterior. Pero en 2022 se descongelaron y eso volvió a trastocar el mapa de reparto, disparando quejas en quienes vieron una merma en la llegada de fondos.

 

Para que el indicador sanitario 2021 no impacte tanto en el cálculo de distribución de 2022, el gobierno de Kicillof resolvió promediar el valor del último año con el de los dos anteriores, de manera que no sea tan gruesa la diferencia entre lo que percibe cada municipio entre un año y otro. Así lo explicó el propio gobernador a principios de 2022: “En estos dos años de pandemia ha habido en el sistema sanitario expansiones muy importantes y más importantes aún en los distritos más populosos, donde se atiende más cantidad de pacientes. Lo que hemos hecho en el cálculo del CUD no es tomar los últimos dos años sino tomar un promedio porque la diferencia se hacía demasiado pronunciada”.

 

La aplicación de ese promedio fue ponderada en off por algunas voces intendentistas de la oposición: “Los cambios fueron minimizados con el promedio, de lo contrario, el desbarajuste hubiese sido más alto”, deslizaron. Sin embargo, para este año, en el Foro UCR exigen que el cálculo del CUD se modifique. “El año pasado, como hubo cambios bruscos pospandemia, se utilizó un promedio, este año no se usaría, al menos eso creemos. Pero hasta ahora no hay ninguna comunicación oficial”, insistió Fernández, que observó que, en 2022, Trenque Lauquen recibió “200 millones de pesos menos en coparticipación”.

 

También advirtió un perjuicio en esa materia el vecinalista Juan Nosetti (Salliqueló): “Por la forma en que se obtiene la coparticipación, perdimos el 8,5%”, dijo y enfatizó que la modificación del cálculo del CUD “es una decisión del Ejecutivo bonaerense”.

 

En 2022, fueron 23 las comunas administradas por intendentes del frente opositor que detectaron una merma en la cantidad de recursos coparticipables a recibir por sus comunas, algo que, de todos modos, no es patrimonio exclusivo de ellos ya que también existieron distritos gobernados por el Frente de Todos (FdT) donde la llegada de fondos bonaerenses fue menor a 2021.

 

El fastidio en algunos distritos cambiemistas radicó también en que el CUD 2022 “apareció el día anterior a la votación el Presupuesto”. Temen que con el CUD 2023 suceda algo similar.

 

Por lo pronto, este jueves, el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, se reúne con legisladores de la oposición y del oficialismo para abordar el presupuesto 2023, en lo que será la primera reunión formal que tienen con el lomense para abrir las negociaciones.