1666827473024.jpg
Política #ESPECIALPASO2023

PASO no: aliados del FdT presentaron un proyecto para derogarlas

El interbloque Provincias Unidas esperó a que finalizara el debate sobre el Presupuesto para impulsar la anulación de las primarias y patear el hormiguero.

Los diputados del interbloque Provincias Unidas, que reúne a cuatro representantes rionegrinos y misioneros, concretaron este miércoles el anuncio que habían lanzado hace un mes: finalmente presentaron un proyecto para derogar el sistema de elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que rige desde 2011. El principal impulsor de la propuesta es el legislador Luis Di Giácomo, del Frente Juntos Somos Río Negro, que esperó hasta la finalización del debate del Presupuesto 2023 en la Cámara Baja para retomar y evitar que la oposición frene su trámite parlamentario.

"Como vimos que estaba el chantaje de algunos bloques opositores, como Juntos por el Cambio, de negarse a apoyar el Presupuesto 2023 si presentábamos la derogación de las PASO, nos pareció acertado esperar a que concluyera ese debate", detalló Di Giácomo a Letra P sobre el texto que presentó al mediodía, cuando habían pasado tres horas de la finalización de la sesión que concluyó a las 9 de la mañana con la aprobación en general del plan de cuentas nacionales y un extensa votación en particular que exhibió una larga saga de tirantes negociaciones entre el Frente de Todos y los bloques opositores.

Según el Presupuesto 2023 que este lunes fue girado al Senado, todo el proceso electoral del año que viene tendrá una partida de 55.000 millones de pesos y, según contó este portal, las PASO representan el 40% del total presupuestado, lo que implicaría un desembolso de 22.098 millones de pesos.

La iniciativa lleva la firma de Di Giácomo y de su compañero de bloque Agustín Domingo. En la presentación fueron acompañados por los dos integrantes del bloque del Frente de la Concordia Misionero, integrado por Diego Sartori y Carlos Fernández. Los 22 artículos del texto ordenan la derogación del titulo II de la ley 26.571 y reestablecen "el anterior sistema de internas de los partidos políticos, de conformidad acuerdo sus respectivas cartas orgánicas".

Sin embargo, el núcleo central de la propuesta apunta a tomar el guante del costo electoral, uno de los aspectos más resistidos por un sector del oficialismo, que históricamente se ha negado a aceptarlo como un argumento válido para justificar la anulación de una herramienta del sistema democrático. El proyecto propone usar ese dinero para crear un “Fondo Especial para el Fortalecimiento de las Políticas de Lucha contra las Adicciones” y otro destinado al "Fortalecimiento para el Pago de Prestaciones Básicas a Personas con Discapacidad”.

Con esa formulación buscan darle una afectación específica a los fondos que actualmente son destinados para financiar las PASO. Según el artículo 22 del texto, esas dos cajas "se financiarán, por partes iguales, con recursos del presupuesto nacional, equivalentes al 50% del gasto previsto en el mismo presupuesto para las campañas electorales de las elecciones generales", pero serán distribuidos en un 40% para programas y políticas nacionales, mientras que un 60% será destinado a provinciales.

Los impulsores originarios de la propuesta son los dos diputados patagónicos, que responden al senador nacional y exgobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, un aliado estrecho del ministro de Economía Sergio Massa, pero un jugador esquivo en la relación con la vicepresidenta Cristina Fernández. Con esas dos características, es un voto clave para que el interbloque del Frente de Todos llegue al cuórum necesario de 37 escaños para poder sesionar en la Cámara alta. Los dos conglomerados oficialistas tienen 35 bancas y el representante rionegrino ha sido determinando para obtener aprobaciones para el kirchnerismo, como la ampliación de los miembros de la Corte Suprema, luego de una tirante negociación que obligó a la presidencia del Senado a corregir sus planes originales.

El texto está listo desde fines de septiembre y, como contó este portal, entró un mes después para responder a un sibilino pedido del massismo para evitar que se cruce con el debate presupuestario. Sin embargo, los primeros en difundir el proyecto fueron los integrantes de JxC. Lo hicieron en clave de denuncia. "Cuatro aliados del kirchnerismo presentaron el proyecto para que no haya PASO. Saben que se les viene una paliza en las urnas y reaccionan yendo en contra de los derechos de la ciudadanía. Lucharemos para defender la democracia", arengó el titular del bloque de la UCR, Mario Negri.

Su correligionario, el senador porteño Martín Lousteau, salió con el mismo tono, pero en nombre del cisma Evolución Radical, el bloque de 12 diputados y diputadas que conduce Rodrigo De Loredo, antagonista de Negri. "El kirchnerismo oculto en un partido provincial no dejó pasar ni un día a la media sanción del Presupuesto para promover la derogación de las PASO", lanzó el otrora exministro de Economía de CFK.

La presentación ocurre en un momento muy particular dentro del panperonismo. El diputado nacional y titular del PJ bonaerense, Máximo Kirchner, confirmó este lunes que no tiene la suspensión de las primarias en el radar. "Entendemos que el plazo entre las PASO y las generales tiene que ser más corto”, le dijo a El Destape Radio, al admitir que el partido está analizando el tema, si bien reconoció que no hay una posición común dentro de la coalición oficialista.

Este miércoles, el presidente Alberto Fernández habló con el mismo medio y también opinó sobre las primarias. "Creo que es un gran instrumento", argumentó para defenderlas y reflejar la aspiración de otros aliados del FdT, como el Movimiento Evita y la CGT, que lanzaron sus propios movimientos el pasado 17 de octubre para medirse en las primarias del FdT el año próximo.

Entre diciembre pasado y lo que va de este año, varias provincias ya suspendieron sus primarias locales, como es el caso de San Juan y Salta, mientras otros territorios norteños analizan seguir el mismo camino. Sin embargo la centralidad la tiene la Provincia de Buenos Aires, que no tiene segunda vuelta y la gobernación se define por un voto. El peronismo bonaerense, conducido por Kirchner, se reunirá en Mar del Plata el próximo 5 de noviembre. Apuntan a reducir los 80 días que actualmente separan a las PASO de las generales por un lapso de cuatro semanas.

Temas
jxc arma en diputados un sendero de espinas para anibal fernandez
la ola de violencia santafesina pone a prueba al congreso

Notas Relacionadas