09|5|2022

"Hay un estado de mayor fluidez en el diálogo entre el Senado y Perotti"

05 de enero de 2022

05 de enero de 2022

El vicepresidente de la Cámara alta reconoce un cambio en el vínculo con el gobernador. Palos a la "balcanizada" Cámara de Diputados por el no al Presupuesto.

“Un constructor de coincidencias”, se autodefine el senador santafesino Rubén Pirola. Oriundo del departamento Las Colonias, integra el bloque Juan Domingo Perón junto a Armando Traferri. En dialogo con Letra P, admite que se modificó la relación entre el sector de legisladores no perottistas del PJ con el gobernador Omar Perotti. “Hay un estado de mayor fluidez en el diálogo”, lo describió. Por otro lado, le pegó parejo a la Cámara de Diputados, que bochó el presupuesto de la Casa Gris que había aprobado el Senado de manera unánime. “Tiene una balcanización bastante importante”, afirmó.

 

-¿Cómo evalúa el cierre del año en la Legislatura?

 

-Fue un año positivo en algunos aspectos, en la reconstrucción de diálogo entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo. Más allá de las dificultades que se dieron en la última semana, generamos una expectativa interesante para el año siguiente… aunque con algunos aspectos que no coincidimos, como algunas modificaciones que se introdujeron en la ley tributaria, que tienen más que ver con cuestiones y miradas cerradas de la política y no de la gestión en sí, y con un Presupuesto que era razonable en el marco de la no sanción del nacional. Esperábamos una actitud distinta de todo el arco de la oposición.

 

-¿Fue un error lo que hizo Diputados?

 

-Suele suceder que en algunos años no se sancione el Presupuesto por no haber consenso ni acuerdo. Esperábamos que Santa Fe tenga la previsibilidad necesaria a través de la sanción del Presupuesto. Son posiciones políticas más que cuestiones técnicas.

 

-El acuerdo entre ustedes y los senadores radicales había sido sencillo.

 

-Fue un trabajo de algunas semanas donde encontramos coincidencias, había planteos que se fueron zanjando y encontrando un texto uniforme por los 19 senadores. La Cámara de Diputados tiene una balcanización bastante importante que hace que las miradas sobre algunos aspectos del Presupuesto queden sesgadas a miradas unipersonales de intendentes, presidentes comunales o de legisladores con poca representación territorial, pero en la discusión política que se da en las cámaras los votos adquieren relevancia.

 

-¿Descree de los argumentos que esgrimen los diputados e intendentes?

 

-Lo que dice en particular el intendente de Rosario (Pablo Javkin) no es correcto. La provincia de Santa Fe en estos años ha transferido cifras millonarias y la decisión del gobernador Perotti fue transferir recursos al sistema de salud y a aspectos vinculados a infraestructura de Rosario por encima de cualquier otro municipio de la provincia; y algunos aspectos, como lo que menciona el diputado (Joaquín) Blanco respecto de la deuda de la Nación hacia la provincia y la injerencia de la provincia en el destino de los recursos hacia bienes de capital e infraestructura, eso ya fue acordado en el Presupuesto de 2016 cuando el Frente Progresista gobernaba.  

 

-¿Perotti debería vetar la ley tributaria que se aprobó?

 

-El gobernador está analizando esa situación, había un consenso uniforme sobre toda la ley tributaria de la provincia, con la sensibilidad de los momentos que estamos atravesando, con un incremento de los tributos por debajo de la inflación, y ahí otra vez aparecen cuestiones vinculadas a intereses políticos, donde la oposición quiere una transferencia de recursos de la provincia hacia los municipios y comunas. Tiene que ver con la territorialidad y las exigencias como movimiento político que tiene la oposición, no soy quien para juzgarlo, pero no lo comparto.

 

-Con los movimientos del Presupuesto y la ley tributaria, ¿lo único que quiso hacer la oposición fue perjudicar al gobierno de Perotti?

 

-Ha tomado una decisión de cara al 2023, de jugar en el plano político y no en beneficio de todos los santafesinos.

 

-En una sesión reciente, no hizo hincapié en la existencia de dos bloques PJ en el Senado. ¿Se gesta un acercamiento?

 

-Ese discurso estaba atravesado por la coincidencia de los temas que estábamos tratando. Yo me defino como un constructor de coincidencias, y todos los días trabajamos para acercar esas miradas. Pero eso lo hacen, entiendo, los 12 senadores y muchas veces intentamos con el Poder Ejecutivo también, que por allí no tiene la misma lectura del escenario político que se vive en la Legislatura, pero eso estuvo más vinculado a los temas que estábamos tratando y las coincidencias que tuvimos en ese trabajo, que también incluyó a la oposición. En eso destaco el trabajo de Felipe Michlig, Hugo Rasetto, Leonardo Diana como presidentes de bloque.

 

-Entonces más allá de lo formal, ¿siguen diferencias sustanciales entre los dos bloques peronistas?

 

-Sí, tenemos diferencias y por eso seguimos siendo dos bloques, pero eso no implica que no coordinemos y trabajemos con una mirada. Todos nos sentimos parte del gobierno del justicialismo.

 

«La oposición ha tomado una decisión de cara al 2023, de jugar en el plano político y no en beneficio de todos los santafesinos»

-Más allá de las diferencias que menciona, ¿hay una especie de nueva era entre el Senado peronista y el gobernador?

 

-Todos los días trabajamos para que eso fluya, para que eso se dé. Hay situaciones, como el nuevo cambio de ministro de Gobierno, el tercero, que siempre las miramos con expectativa, también el cambio en el Ministerio de Seguridad y el reemplazo de toda la cúpula jerárquica del Ministerio que antes solo había sido del nombre del ministro. Miradas sobre las cuales teníamos algunos aspectos y consideraciones y, de alguna manera, el gobernador tomó nota y ha tomado decisiones en otra sintonía. Eso siempre nos pone a la expectativa y con la esperanza de poder reconfigurar el trabajo como justicialismo.

 

-¿Celia Arena es una persona indicada para enmendar esas cuestiones?

 

 -No podría adelantar una mirada de eso. Es una persona que tiene muchos años en política, muchas veces depende también del margen de actuación sobre el cual se definen las relaciones, los acuerdos y el cumplimiento de ellos.

 

-¿Todo depende de Perotti entonces?

 

-Sí, este es un gobierno que tiene una centralidad en el gobernador, eso lo definió el propio gobernador desde el primer momento, y esa es una realidad que se da en todos los ministerios de este gabinete.

 

-¿Entonces el vínculo con el Ejecutivo no cambió demasiado?

 

-Hay un estado de mayor fluidez en el diálogo, eso sí se vio desde el resultado de las elecciones a este tiempo. Y todos lo miramos con mucha expectativa y esperanza, la respuesta a esa pregunta está en el año 2022.

 

-Con Perotti sin reelección, divisiones y sin candidato a gobernador a la vista, ¿qué futuro le augura al PJ?

 

-El justicialismo tiene una titánica tarea de trabajar para encontrar los consensos en el marco de un proceso electoral. Cada uno tiene, tenemos, responsabilidades desde el lugar que nos toca y este año, ojalá, cada uno desde su lugar apueste al entendimiento, al diálogo y al cumplimiento de los compromisos que se van dando para llegar a un proceso de internas o no internas en el 2023 con la mayor cantidad de potenciales candidatos que aspiren a ser gobernador. Y, obviamente, luego habrá algún proceso de decantación en ese tiempo que tenemos de aquí hasta marzo, abril de 2023 cuando estemos cerrando lista, con la buena noticia de la ley de paridad.