30|4|2022

Guiño de Georgieva: es “ahora” el momento para reprogramar vencimientos

21 de enero de 2022

21 de enero de 2022

En el Foro de Davos, la funcionaria del Fondo dirigió el mensaje a los países que tienen "altos niveles de deudas en dólares".

La directora general del Fondo Monetario Internacional (FM), Kristalina Georgieva, advirtió sobre el gran impacto negativo que podría tener una eventual suba de las tasas de interés de los Estados Unidos ya que podría "arrojar agua fría" a las ya débiles recuperaciones económicas de algunos países. En ese marco, recomendó a los que tienen altos niveles de deuda nominada en dólares que "actúen ahora" para reprogramar los vencimientos hacia adelante.

 

En una videoconferencia, como parte del Foro Económico de Davos, la directora del FMI dijo que un aumento en las tasas de Estados Unidos podría tener implicaciones significativas para los países con niveles más altos de deuda denominada en dólares.

 

En este sentido, consideró "muy importante" que la Reserva Federal (FED) comunicara claramente sus planes de política de suba de tasas para evitar sorpresas.

 

Georgieva, quien disertó en un panel sobre las perspectivas económicas mundiales, dijo que el mensaje del FMI a los países con altos niveles de deuda denominada en dólares es el de actuar "ahora".

 

"Si puede ampliar los vencimientos, hágalo. Si tiene descalces de moneda, ahora es el momento de abordarlos”.

 

Las palabras llegan en momentos en que la Argentina busca renegociar con el FMI un programa para postergar vencimientos de la deuda contraída por el gobierno de Mauricio Macri, y evitar pagar cerca de 19.000 millones de dólares que vencen este año.

 

Dijo además que el FMI espera que continúe la recuperación económica mundial pero consideró que está “perdiendo algo de impulso”, a modo de adelanto de las cifras específicas de las perspectivas económicas mundiales de los países que se conocerán el próximo martes, a través del tradicional informe del FMI.

 

Del panel participaron, además de Georgieva, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde; el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kur; el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, y el ministro de Finanzas de Indonesia, Sri Mulyani Indrawati.