20|11|2022

En qué momento llegar al equilibro fiscal, la diferencia con el FMI, según Guzmán

21 de enero de 2022

21 de enero de 2022

El ministro de Economía reiteró que el país necesita "más tiempo para pagar". Dijo que llegar a un acuerdo con el Fondo "es necesario para ambas partes".

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó este viernes que la "Argentina necesita más tiempo para pagar y quiere llegar a un acuerdo (con el Fondo Monetario Internacional), que es necesario para ambas partes" y dijo que la divergencia del Gobierno con el organismo de crédito es respecto a los tiempos de consolidación fiscal y las combinaciones entre gastos e ingresos.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"La diferencia que tenemos con el FMI es la velocidad de consolidación fiscal y las combinaciones entre gastos e ingresos. No queremos penalizar la demanda cuando la economía se está recuperando", sostuvo en declaraciones al diario francés Le Figaro.

 

En esa línea, el funcionario recordó que "el programa stand by de 2018 con el FMI no permitió que Argentina retomara su crecimiento, no controló la inflación, ni protegió a los más vulnerables. Por el contrario, ha agravado la recesión, el desempleo, la pobreza y la inflación".

 

"Estos 45.000 millones de dólares que se tomaron en 2018 se destinaron principalmente al pago de deuda con acreedores privados y, en más de la mitad, a la salida de capitales", reiteró Guzmán en alusión al préstamo que tomó el gobierno de Mauricio Macri.

 

En otro fragmento de la charla, el ministro aseguró que  "Argentina ahora quiere más tiempo para pagar y quiere llegar a un acuerdo, que es necesario para ambas partes".

 

 "La economía va mejor, pero necesitamos más tiempo para pagar. Argentina necesita continuar por este camino, que está sucediendo ahora, en un proceso de consolidación fiscal virtuosa porque eso fortalecerá nuestro crédito y nuestra moneda. Y Argentina también quiere converger a una situación donde no haya un financiamiento sistemático del Banco Central al Tesoro", explicó.

 

En cuanto a la evolución de las cuentas públicas, indicó que se "redujo fuertemente el déficit primario del 6,4% del PIB en 2020 al 3% en 2021; una reducción de 3,5 puntos en un año con un crecimiento del 10%. Si continuáramos en la trayectoria pronosticada por el FMI, se socavaría el crecimiento y el éxito del programa de apoyo".

 

"Hoy el principal freno de la economía argentina proviene de la restricción de la balanza de pagos; la mayor tensión viene de la deuda con el FMI, por el acuerdo de 2018 y los fuertes vencimientos de 19 mil millones de dólares este año y 20 mil millones de dólares en 2023", aclaró el titular de Hacienda.

 

Respecto a la problemática inflacionaria, sostuvo que se trata de "un problema generalizado que afecta a toda la economía. Es nuestra prioridad, junto con la creación de empleo".