15|5|2022

Teléfono para Kicillof: CICOP y ATE piden activar la paritaria

11 de enero de 2022

11 de enero de 2022

El gremio de la salud advierte sobre un atraso de 30% en los sueldos y ya habla de medidas de fuerza. Estatales buscan recuperar lo perdido con Vidal.

La recomposición salarial es el denominador común central de la agenda gremial 2022 de estatales y profesionales de la salud de la provincia de Buenos Aires, que por estos días ya empiezan a pedirle a Axel Kicillof una convocatoria para activar la paritaria. Los primeros tienen una mirada más amigable con el gobierno. En medio del rebrote de contagios de covid de la tercera hora, los médicos, en cambio, reclaman “reconocimiento salarial, laboral y profesional”. Y avisan que sus salarios perdieron 30% de poder adquisitivo a lo largo de los años, incluyendo la gestión de Cambiemos.

 

La secretaria general adjunta de la seccional bonaerense de ATE, Vanina Rodríguez, ponderó en diálogo con Letra P la “buena intención” del Ejecutivo provincial para avanzar en un recupero en términos salariales como en la materialización de un largo reclamo de la entidad sindical, el convenio colectivo de trabajo. Consideró que es necesario profundizar ese camino, ya que “los sueldos durante la gestión Vidal tuvieron un parate impresionante” y persiste un retraso salarial desde aquel entonces.

 

La dirigente contó que buscan recomponer en términos salariales la escala y eso va acompañado de discutir convenio colectivo de trabajo. “Es necesario jerarquizar la tarea de las y los estatales”, reclamó Rodríguez y destacó que en 2021 lograron avanzar en las licencias parentales y que, para los planteos a desglosar este año, ya vienen trabajando con las carteras de Trabajo y de Economía, al tiempo que también mantuvieron una reunión con el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, que, aseguró la dirigente sindical, “también tiene voluntad de avanzar”.

 

Rodríguez consignó que durante la era vidalista, las y los trabajadores estatales perdieron alrededor de un 30% de poder adquisitivo y que, durante los primeros dos años de Kicillof, recuperaron 5%. Más allá de eso, ponderó aumentos en áreas puntuales que venían postergadas, como los auxiliares de la educación, donde ATE concentra el mayor número de afiliados: “Cuando se fue Vidal, el salario de los auxiliares era de $19 mil, hoy es de $42 mil. Es un incremento salarial importante, pero al fallar el control de precios y tarifas, termina diluyéndose”.

 

Frente a este panorama, la dirigente de ATE señaló que este lunes enviaron una nota al Ministerio de Trabajo bonaerense pidiendo una convocatoria para comenzar a discutir paritaria este mes, para, “por lo menos, hacer los números más gruesos en enero”.

 

Sin un número en vista como piso, Rodríguez dejó en claro que el objetivo seguro del gremio es cerrar “por arriba del proceso inflacionario para recuperar poder adquisitivo”. “Estamos en condiciones -estimó-. El Gobierno cumplió en 2020 y 21 con sus compromisos paritarios”.

 

Médicos en alerta

La relación de los médicos con Kicillof fue de mayor tensión. Aunque en diciembre lograron acordar el número final de aumento para 2021, el camino hasta allí fue poblado de acciones de protesta y algunas medidas de fuerza por parte del gremio Cicop, que persiste en sus reclamos por tener en el salario el “reconocimiento” por la labor realizada durante la pandemia.

 

El secretario General de Cicop, Guillermo Pacagnini, dijo a Letra P que, a pesar de haber sido aceptada “en disconformidad” la propuesta salarial de 2021, “estamos lejos con relación al nivel inflacionario”, ya que “cerramos nominalmente cerca del nivel inflacionario, pero no se está considerando la pérdida acumulada no menor que hay”.

 

En esa línea, evaluando la pérdida del poder adquisitivo durante la era Vidal “y antes también –aclara-, estamos por lo menos un 30% abajo, por la pérdida año a año que no hemos recuperado”.

 

El dirigente sindical cuestionó que, frente a la nueva ola de contagios, “no se tomaron restricciones parciales, sino todo lo contrario, se mantiene la apertura indiscriminada”. En ese marco, enfatizó que, previo a la modificación de los protocolos de aislamiento, “la primera medida que salió fue referido al personal de salud bonaerense: que los contactos estrechos vacunados van a trabajar. Y se hizo de manera unilateral, sin consulta gremial y sin reunir al comité de crisis”.

 

Frente a eso, concluyó: “Es evidente con esto que no van a reforzar recurso humano. Nos consideran críticos al tomar este tipo de medidas, pero no a la hora del salario”. Así, la idea en Cicop es, hacia finales de enero, reunirse en congreso y, si no hay novedades relativas a la apertura de la paritaria 2022, empezar con alguna medida de acción gremial. En suma, Pacagnini sintetizó el pedido para este año en “reconocimiento salarial, laboral y profesional”.