18|10|2021

Espert, el sprint final: la estrategia para meter un diputado (él)

06 de septiembre de 2021

06 de septiembre de 2021

Con tropa reducida pero alta exposición mediática, el libertario busca la llave del Congreso. El veto de los intendentes y el núcleo duro.

José Luis Espert hace su negocio electoral donde mejor rinde, en medios de comunicación y redes sociales, con apuestas a cierta espectacularidad y discursos de reforma antiestatal, pero sin dejar de lado los actos proselitistas tradicionales con recorridas por algunos de los principales centros urbanos de la provincia de Buenos Aires. El objetivo para estas elecciones es superar el piso que imponen las primarias y ganar volumen político hacia las generales para intentar ingresar al Congreso al primer representante libertario de este tiempo. En el sprint final de la campaña, tiene pensado pisar Mercedes, Luján y General Pueyrredón, mientras define el lugar de cierre.

 

Quienes acompañan al precandidato a diputado nacional en la lista de Avanza Libertad dicen que algunos sectores juveniles son los que prenden primero la mecha del discurso ultra que manejan, aunque intentan ampliar sus margenes de influencia para llegar de otra forma a comerciantes e industriales en general, más preocupados por la agenda económica que impone la pandemia desde hace un año y medio que con las prédicas libertarias. "Hay un buen mensaje de los jóvenes, pero también de la gente en general, que está desilusionada con el kirchnerismo cavernícola", lanzan en su equipo.

 

Acaso por eso, el economista, que tiene como compañera de fórmula a Carolina Piparo, habla con regularidad sobre los índices de desempleo, pobreza y presión tributaria sobre las pequeñas y medianas empresas y los sectores vinculados a la agroindustria, además de la necesidad de achicar el Estado y ajustar la distribución de planes sociales. Para eso, plantea un shock de "reformas estructurales" en materia laboral, impositiva y del gasto público, propuestas que comparte con su exsocio político al otro lado de la General Paz, Javier Milei, y combina ideas que alguna vez expuso la elite conservadora argentina, entre el liberalismo económico y los proyectos antiderechos. 

 

La cara visible de Avanza Libertad obtuvo el 1,5% de los votos en las elecciones primarias de 2019 y se convirtió en candidato presidencial de aquel año, en el que finalmente obtuvo el 1,47% de los sufragios. En esta contienda, necesita alcanzar el 4% para ingresar a la Cámara de Diputados de la Nación, un objetivo ambicioso. Casi en un parafraseando el eslogan de Juntos por el Cambio, en el ala libertaria bonaerense saben que no hay 2023 sin 2021 y por eso apuestan todo a esta elección. "Estamos concentrados en que nos vaya bien este año, pero, si hubiéramos conformado una gran primaria opositora como proponíamos, hubieramos aportado entre cuatro y diez puntos", recuerda una fuente que trabaja en el armado de Espert. 

 

Ese proyecto de un amplio frente opositor, que pretendía contener a una jungla diversa en la que convivieran el PRO, la UCR, la CC, peronismo amarillos y libertarios, finalmente no sucedió, al menos en la provincia de Buenos Aires. En la mesa de conducción de Juntos por el Cambio argumentan que Espert y su equipo exigían más de lo que aportaban y que no aceptaron, principalmente, el acuerdo de pisos electorales para competir en las primarias. En el sector libertario se defienden, desconocen esta variable de negociación previa al cierre de listas y atribuyen la exlucisón a la resistencia que presentaron los intendentes del PRO y los líderes lilitos y radicales. "Tuvimos a favor a Macri, Bullrich y Larreta", dicen. 

 

En el territorio que concentra el 40% del padrón electoral, es muy probable que esta boleta se dispute los votos nuevamente con Juan José Gómez Centurión, el líder del partido NOS, y Cynthia Hotton, del espacio Más Valores, que también se mueven con un mensaje de derecha que disputa el voto religioso conservador.