08|10|2021

El kirchnerismo santafesino, en una pelea aparte por la estampita de CFK

26 de agosto de 2021

26 de agosto de 2021

El núcleo militante puede definir las primarias. Por eso, tironean a la vice. La lista de Perotti provincializa y tiene un as. El Chivo, la trayectoria K.

La interna santafesina en el Frente de Todos (FdT), en la que competirán la lista de Agustín Rossi contra la impulsada por el gobernador Omar Perotti y la Casa Rosada, será determinante para el justicialismo local y la gestión provincial. A dos semanas de la definición, las estrategias empiezan a acelerarse y la disputa está en inclinar la balanza en la masa militante y simpatizantes kirchneristas. Para convencer a ese núcleo duro, ambas campañas empuñan la figura de Cristina Fernández de Kirchner y ya le rezan a la estampita. 

 

La vicepresidenta logra una imantación notoria en la militancia K, porción electoral que será determinante en la interna peronista provincial. La fórmula para el Senado encabezada por Marcelo Lewandowski y María de los Ángeles Sacnun, que lleva como aspirante a senador suplente al gobernador Perotti, quiere consolidar la bendición que le dio CFK en la conformación y exprimirá su figura de acá a las elecciones.

 

La puesta en escena de spots y el discurso general ha evidenciado una provincialización de la campaña, que destaca políticas de la gestión de Perotti. Eso es cabeza del gobernador. Al margen de esa directriz, existe un núcleo militante, sobre todo de Rosario, que podría estar dudando si ir con Rossi, histórico dirigente kirchnerista, o con la lista apoyada por la expresidenta.

 

Las líneas de campaña tienen capas y en la conformación del espacio para las elecciones cada quien tiene su rol: hay integrantes aptos para un voto transversal como Lewandowski, el perottismo tracciona un perfil de peronismo tradicional y también están las figuras para la simpatía de la tribuna K. En este sentido, seguirá trabajando La Cámpora con Marcos Cleri y, sobre todo, tendrá más protagonismo la senadora Sacnun, quien mantiene una cercanía estrecha con la vicepresidenta. “Eso el militante lo sabe y ver a Marilin es ver a Cristina”, explica un armador de la lista “oficial”. 

 

En la superficie, Lewandowski se ha referido al vínculo entre el gobierno santafesino y la Nación y deja que decante sola la ligazón con Cristina. Pero, si bien no es refractario de ese voto, también se mueve. Por ejemplo, este jueves, después de reunirse con las autoridades del Aeropuerto Internacional de Rosario (AIR), hizo una recorrida con personal de Aerolíneas Argentinas, Intercargo y la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), actores del sistema nacional aeroportuario de perfil kirchnerista. Se le suman algunos séxtuples en la vía pública con el rostro del senador departamental, el del candidato a diputado Roberto Mirabella y la vice.

 

En el caso de Rossi, la situación es particular. Su decisión de plantarle una interna a la lista del gobernador después de varias diferencias en el armado fue resistida hasta último momento desde la Casa Rosada, pero el exministro dice que no hay conflicto con Cristina ni con Alberto Fernández, quienes hicieron público el apoyo a su rival. 

 

Para que ningún tipo de suspicacias empañe su perfil de soldado K, el Chivo mantiene en su discurso a las figuras del Presidente y la vice. Los presenta como su bandera natural, retuitea los spots nacionales del Frente de Todos (FdT) y resalta la “excelente campaña de vacunación de Alberto y Cristina”. Su hermano, Alejandro Rossi, armador de la rosca electoral y precandidato a concejal por Santa Fe, también empuña la figura de la vice con el hashtag #EquipodeCristina.

 

Además de esa ligazón discursiva y de imagen, la estrategia de Rossi tiene su pata ofensiva: acusa a Perotti de querer sacar al PJ santafesino del Frente de Todos. El Chivo revuelve el pasado del gobernador y agita: “Se desmarca del modelo nacional. No van a encontrar declaraciones de los candidatos de la otra lista ni del gobernador defendiendo las políticas del Gobierno”, sostuvo Rossi el lunes en televisión.

 

En dos semanas se sabrá si vencerá la lista que empuja con el aparato provincial el gobernador y respalda Balcarce 50 o Rossi podrá imponerse y dejar al resto malherido. También quedará en claro dónde tuvo más peso el electorado cristinista.