16|10|2021

Plan Desarrollo Rural, el anzuelo del FdT para la pesca en el interior

16 de agosto de 2021

16 de agosto de 2021

Con una batería de proyectos, Kicillof tiende puentes con el campo y busca el voto no peronista tierra adentro, donde Juntos se hace fuerte. $170 mil millones.

Con el plan Desarrollo Rural bajo el brazo, el gobernador Axel Kicillof, intendentes y aspirantes a bancas en la Legislatura recorren el interior de la provincia de Buenos Aires. El programa, que fue presentado en junio y prevé una inversión de más de 170 mil millones de pesos hasta 2023, es la herramienta con la que el oficialismo busca llegar al votante más reticente al peronismo, universo en el que Cambiemos penetra con facilidad. Le permite al mandatario tender puentes con ese electorado, mostrar obras y sumar anuncios a la campaña en regiones donde Juntos pobló sus listas de ruralistas.

 

Kicillof encabeza recorridas y actos todas las semanas. Estuvo en General Lavalle, Luján, Chivilcoy, Guaminí, Pigüé, General Pinto, Lincoln y Carmen de Patagones, entre otros. En estas visitas inaugura obras, las recorre o las anuncia; también se reúne con sectores empresarios, industriales, rurales y de comercio, como lo hizo días atrás. Y lo hace, al igual que sus funcionarios y los candidatos, con una batería de proyectos e iniciativas que surgen del plan de desarrollo rural anunciado en Tandil en junio pasado.

 

En el plan, en el que tiene destacado protagonismo el ministro de Producción, Augusto Costa, intervienen nueve ministerios, más ARBA y el Banco Provincia, y tiene como objetivo “desarrollar la ruralidad y el entramado productivo” abordando “deficiencias estructurales”. Abarca desde el otorgamiento de créditos para la reactivación económica, hasta la creación de una Escuela de Policía Rural; un plan para tamberos; la construcción de frigoríficos municipales; fondos para la innovación tecnológica; intervenciones en rutas, la mejora de caminos rurales; construcción de viviendas y de las Casas de la Provincia, entre otros.

 

“La agenda de campaña del gobernador es la agenda de la gestión hasta que la veda lo prohíba. Y, en el interior, la agenda de gestión está fuertemente atada al plan de desarrollo rural”, explica un funcionario bonaerense. En esa línea, también el ministro de Asuntos Agrarios, Javier Rodríguez, recorre los municipios presentando el plan. La semana pasada lo hizo en Olavarría, junto al presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín, donde estuvo con empresarios pymes, comerciantes y productores agropecuarios.

 

En diálogo con Letra P, el intendente de Carlos Casares y primer precandidato a senador por la Cuarta sección, Walter Torchio, afirmó que el plan de desarrollo rural lanzado por Kicillof es un plan “muy ambicioso” que demuestra “la voluntad del gobernador de trabajar con todos los sectores”, y que impacta muy fuertemente en la sección. “Vamos a intentar llegar a cada lugar, justamente con este mensaje: nuestra voluntad es seguir trabajando por generar mejores expectativas en todos los aspectos”, aseguró.

 

Si bien el plan está en una etapa inicial, el área en la que más se ha avanzado y el oficialismo puede empezar a exhibir resultados es en el proyecto de mejoras de caminos rurales que está comenzando una segunda etapa. En lo que refiere al ministerio de Asuntos Agrarios, que son caminos internos, se finalizaron obras en Benito Juárez y Areco y hay iniciadas en más de treinta distritos. En cuanto a los caminos que se conectan con rutas provinciales, dependientes del ministerio de Infraestructura, ya se encuentran en ejecución trabajos viales de estabilización en los partidos de Carlos Casares, Merlo y Leandro N. Alem.

 

El plan incluye el programa de Nuevos Mercados Concentradores Regionales, con un financiamiento de 40 millones de pesos. Ya se encuentran en ejecución dos mercados concentradores regionales, en Pehuajó y Coronel Suárez, por un total de $70 millones, y se planea la construcción de un tercero en la zona centro-este de la provincia. También está en funcionamiento el plan de mejora ganadera para la erradicación de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) en bovinos.

 

El gobierno de Kicillof viene hace tiempo tendiendo puentes con los sectores vinculados al campo, especialmente con los pequeños productores, lo que derivó en una relación mucho más fluida con estos sectores que la que mantiene el gobierno nacional. En esa línea, días atrás recibió a representantes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), con quienes mantuvo una reunión de más de dos horas a agenda abierta.

 

En ese encuentro, el gobernador habló una vez más de los avances del Plan de Desarrollo Rural. Particularmente, de las obras en caminos rurales, la seguridad y el rol de las patrullas rurales, el uso de agroquímicos y las esperadas obras en torno al río Salado. Se llevó el reclamo de Carbap por las restricciones a las exportaciones de carne. Para contener, el gobernador propuso avanzar en la conformación de una mesa técnica para trabajar el tema.

 

Como adelantó Letra P, el Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires busca, fuera del conurbano, llevar una agenda de campaña propia con los temas de cada región y sus particularidades, para esquivar la nacionalización de la campaña que busca imponer la oposición vía medios de comunicación hegemónicos.