15|10|2021

La encrucijada del FdT en la Sexta

06 de julio de 2021

06 de julio de 2021

Trabaja en el reparto de las cinco bancas que pretende retener en Diputados. La Cámpora y el massismo se garantizan tres. Tironeo por las otras dos. Nombres.

Las cinco bancas de Diputados que el Frente de Todos (FdT) pone en juego en la Sexta sección no alcanzan para cubrir las aspiraciones de los distintos sectores. El massismo busca que se respeten los dos lugares que obtuvo cuando compitió con el sello de 1 País; La Cámpora, principal armador en la región, tiene garantizada la renovación de una silla y los otros dos escaños son disputados por intendentes, dirigentes con credenciales y representantes provinciales con domicilio en el sur. Bonus track: Bahía Blanca demanda que sea correspondido su peso electoral. El desafío en hilvanar la mejor lista de unidad que contenga a todos y dé pelea a la oposición, que lidera en esa región de Buenos Aires.

 

Como contó Letra P, la tropa sureña del frente gobernante está desordenada en ese territorio hostil. El peronismo tiene el desafío de reeditar el consenso de las últimas listas para, en unidad, darle batalla a la aceitada maquinaria de Juntos por el Cambio (JxC), que, desde hace años, manda en la sección más austral de la provincia.

 

Diez de los 22 municipios que componen la sección están conducidos por Cambiemos y tres, por espacios vecinalistas autodenominados independientes. El oficialismo tiene ocho. En la alianza cambiemista se multiplican las comunas radicales, que son mayoría con siete. Completan el mapa una vecinalista y tres del PRO, aunque entre estas últimas está Bahía Blanca, la perla del sur por su potencia electoral.

 

Están en juego 11 bancas para la Cámara baja. En 2017, JxC se quedó con seis, Unidad Ciudadana, con tres, y 1 País se quedó con las dos restantes. Estos últimos confluyeron en el bloque FdT. Por ley, no podrán volver a competir Marisol Merquel, quien logró la renovación con respaldo del sector que responde al lomense Martín Insaurralde, el camporista Gabriel Godoy y el massista Pablo Garate.

 

Massa buscará retener los dos espacios que ganó en 2017 cuando fue aliado de Margarita Stolbizer (hoy, con un pie adentro de JxC). Con Garate (Tres Arroyos) sin chances, se abre un interrogante sobre su reemplazante. La que tiene chances de buscar la reelección es Fernanda Bevilacqua, hija del intendente de Villarino, Carlos Bevilacqua. Su postulación en 2017 fue, según dijo ella a Letra P, un  “reconocimiento de Massa a los partidos vecinalistas”, en referencia a Acción por Villarino, el espacio que lidera su padre. Si bien aún no nestá claro si el jefe comunal competirá con boleta corta o encolumnado en el Frente de Todos, la renovación de la diputada estaría cerrada.

 

También tiene chances de competir por otro mandato Carlos “Cuto” Moreno. En 2017, lideró la nómina por perdido de Cristina Fernández de Kirchner, postulación que fue respaldada por La Cámpora. Fuentes consultadas por Letra P indicaron que su permanencia es “una incógnita” y que dependerá de un pedido de la propia CFK o del gobernador Axel Kicillof. “Tiene credenciales, pero no es un número puesto como lo fue en otro momento”, dijeron fuentes del sur bonaerense.

 

La Cámpora tiene garantizado su lugar. El ordenador en el sur es el diputado Gabriel Godoy, a quien se le vence el mandato en diciembre y no podrá volver a competir. En su lugar, sería propuesta la bahiense Maite Alvado, directora de Asociaciones Civiles y Mutuales de la provincia de Buenos Aires. Aunque para el resto de la dirigencia oficialista el cupo por Bahía Blanca lo cumpliría Alvado, algunos creen necesario tener otro representante de ese distrito debido a su peso electoral. Allí, tienen roles importantes el senador Marcelo Feliú y el excandidato a intendente Federico Susbielles, actual presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca.

 

De la compulsa también participan los intendentes. Pese al triunfo nacional y provincial de 2019, hay ruido entre ellos: perduran las tensiones entre quienes trabajaron por la candidatura de Verónica Magario -que en el conurbano son parte del ala kirchnerista que representa el exintendente de Avellaneda y ministro de Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi, y el jefe comunal de Ensenada, Mario Secco, y quienes reportaron a Martín Insaurralde, cuando el lomense sonaba como postulante a la gobernación.

 

Cinco de los ocho intendentes quieren un lugar en la lista. “Con excepción de los jefes comunales de Laprida, Tres Lomas y Guaminí, todos los demás quieren ser”, dijeron fuentes sureñas a este medio. En el grupo alineado con Magario, se cuenta a Marcelo Santillán (González Chaves), quien transita su segundo mandato al frente del municipio y tiene el respaldo del senador provincial Alfredo Fisher. Además, buscaría un lugar el exrandazzista Alejandro Dichiara (Monte Hermoso), Julio Marini (Benito Juárez), Alejandro Acerbo (Daireaux) y Ricardo Móccero (Coronel Suárez). Este intendente ya fue elegido diputado en 2013 por la lista del Frente para la Victoria y en 2017 se mencionaba como posible líder de la nómina, lugar del que finalmente fue corrido tras la nominación de “Cuto” Moreno.

 

En aquella elección también se mencionó con intenciones de competir a Néstor Álvarez, exintendente de Guaminí, actual subadministrador de Ente Nacional de Obras hídricas y Saneamiento (ENOHSA). Cercano a Insaurralde y a la diputada nacional Cristina Álvarez Rodríguez tras su paso como jefe de gabinete del Ministerio de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos que ella conducía durante el sciolismo, su nombre siempre aparece en la danza de posibles candidatos. Y esta rueda no es la excepción.

 

Marisol Merquel, la tercera diputada sin chances de competir, es una de las más activas en la Sexta. La dirigente de Pigué, que fue presidenta de la Cámara de Diputados ante la salida de Manuel Mosca luego de ser denunciado por acoso sexual, inició su carrera política como funcionaria del entonces intendente de Saavedra, Hugo Corvatta, y accedió a una banca en 2013 tras un acuerdo entre jefes peronistas y La Cámpora. En 2017, se alineó con el sector de Insaurralde y logró competir y alcanzar otro mandato. Por estos días, recorre la gestión junto a funcionarios nacionales. En los últimos días acompañó a la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, quien suena como posible candidata a primera diputada nacional y está recorriendo distintos municipios del territorio bonaerense.