08|9|2021

Bullrich, sin tropa bonaerense y a la espera de la guerra de trincheras

28 de julio de 2021

28 de julio de 2021

La jefa del PRO desactivó su armado en la provincia, tras quedar al margen de las listas seccionales. Confía en un llamado de las palomas “sin poder de fuego”.

La dirigente más extrema de la cúpula de Propuesta Republicana (PRO) Patricia Bullrich influenció poco y nada en la confección de las listas de Juntos en la provincia de Buenos Aires. En parte porque logró capitalizar su influencia en la ciudad que gobierna Horacio Rodríguez Larreta, tras declinar su candidatura para habilitar la entronización de María Eugenia Vidal; aunque también por el déficit que tuvo su intento de armado bonaerense. Con la tropa aún en construcción, pero momentáneamente desactivada, ella y parte de su equipo en la provincia esperan ser convocados para la guerra de trincheras con el kirchnerismo duro. 

 

El vencimiento del plazo para presentar la nómina de precandidatos y precandidatas ante la Justicia electoral bonaerense develó la marginalidad en la que quedó la presidenta del PRO nacional en las ocho secciones. Florencia Retamoso obtuvo el cuarto lugar en la boleta de la Tercera que encabeza el exintendente Martiniano Molina. Relacionista laboral y oriunda de Almirante Brown, milita junto a su esposo, el armador principal de los halcones, Gerardo Milman. Además, según pudo saber este medio, en los ámbitos locales lograron meter entre cuatro y cinco precandidatos a concejales de los que ninguno de los consultados recuerda los nombres. 

 

En la nómina nacional, la exministra de Seguridad sí hizo una diferencia. Dos lugares por la Ciudad de Buenos Aires y dos por la provincia. Milman, en el quinto lugar, y Hernán Lombardi, en el séptimo, detrás de la boleta que encabeza Diego Santilli; y Fernando Iglesias, que irá por la reelección en el cuarto puesto, y Sabrina Ajmetech, tres lugares más abajo, detrás de la lista que tiene como primera precandidata nacional a la exgobernadora bonaerense.  

 

Además de estos dirigentes, Bullrich cuenta con otras personas que también blanden una bandera en su nombre, pese a no haber integrado una lista, como la abogada mediática Florencia Arietto y el senador bonaerense Juan Pablo Allan, también integrante del consejo de la Magistratura bonaerense que busca un lugar para pelear por la sucesión en La Plata. Queda todavía en medio de una incógnita ver qué sucedió con el lanzamiento de Somos Equipo PRO, que después de su lanzamiento el cuatro de abril desactivó su armado.

 

Una fuente de peso que firmó el documento fundacional de la agrupación de Bullrich en la provincia dijo a Letra P que la influencia del ala moderada de la oposición frenó el armado, aunque analizó que, de cara a la campaña electoral, volverán a tener protagonismo. “Estoy convencido de que Patricia y el equipo van a volver a jugar muy fuerte por pedido de las palomas”, amplió. Analiza que el nivel de críticas a la desventura de la gestión de Mauricio Macri por parte del kirchnerismo la posicionarán nuevamente como una figura central, pese a haber declinado su postulación.

 

“En la campaña, y después de la elección, vamos a tomar más volumen. Además, Patricia sigue en carrera para el 2023”, argumentan en su armado. Todavía queda ver el desenlace electoral del enfrentamiento entre las palomas del PRO y Facundo Manes, la estrella de la Unión Cívica Radical (UCR) que renueva sus aspiraciones de poder del histórico partido en la provincia, y Ricardo López Murphy, el exministro de la Alianza que sintetiza buena parte del ala libertaria. Un resultado perdedor del sector amarillo podría volver a inflar la figura de Bullrich, la gran exponente de los halcones.