04|9|2021

El evangelismo, en el purgatorio del infierno opositor

24 de julio de 2021

24 de julio de 2021

Pastores buscan lugares expectantes en las tiras de JxC. La apuesta en cada provincia. Mandamiento UNO: evitar la mayoría del FdT en las dos cámaras.

El partido evangélico Una Nueva Oportunidad (UNO), bendecido por Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta para articular en el frente opositor, puja contra reloj por imponer nombres en las listas de Juntos por el Cambio (JxC) y no pierde la fe pese a que la UCR, envalentonada por la irrupción del neurocientífico Facundo Manes, no quiere que se asiente esa pata conservadora en la coalición.

 

La preinterna caliente de JxC aletargó las intenciones de los pastores de UNO para afianzar su presencia nacional en vistas de las elecciones legislativas. No obstante, sus referentes estiman que podrán conseguir uno, dos y hasta tres lugares en las listas de las provincias con armado propio.

 

“Seguimos negociando hasta última hora para meter gente en todas las listas en la mayoría de las provincias donde tenemos presencia”, manifestó confiado a Letra P el pastor rosarino Walter Ghione, legislador provincial santafesino y armador de UNO que pretende llegar al Congreso.

 

Ghione es una de las figuras de UNO mejor posicionadas para aspirar a precandidaturas, pero moviliza el incipiente aparato partidario y rosquea en al menos 15 provincias con el PRO, la Coalición Cívica, la Unión Cívica Radical (UCR) y el GEN. No la tiene fácil: las negociaciones de último momento comenzaron a disipar la idea de dar el batacazo en las listas de JxC y crecen las chances de cosechar poco o casi nada.

 

El pastor evangélico, que dice tener un diálogo permanente con las máximas autoridades nacionales del PRO, predica el único mandamiento que los une: evitar que el Frente de Todos (FdT) logre la mayoría automática en ambas cámaras del Congreso. “Sería muy peligroso que el kirchnerismo lo consiguiera y haría difícil, casi imposible, construir un país para todos y con plena libertad”, alertó ante una consulta de Letra P sobre su dogma para una campaña en la que ya no tendrá la prédica antiaborto como bandera. 

 

Interna religiosa en la interna partidaria

Ghione articula en Santa Fe con Federico Angelini (PRO) y Amalia Granata (Somos Vida), el uno-dos en una lista para la Cámara alta dentro de JxC y que pretende ascender a la Cámara de Diputados desde la lista de este sector con una premonición: “Primero no, segunda una mujer, tercero quizás o un poco más abajo, pero apenas un poco”. Según supo Letra P, irá en quinto lugar en la lista encabezada por Luciano Laspina, Gisela Scaglia y el excanciller Jorge Faurie.

 

No obstante, el escenario provincial con cuatro listas de la coalición opositora abre un sinnúmero de interrogantes, que recién -según la dirigencia- se revelarán en las primarias del 12 de septiembre. Están en juego tres bancas en la Cámara alta y nueve en la baja.

 

La estrategia nacional de UNO no convence a la tribu católica santafesina que supo conformar un bloque ecuménico con la evangélica para lograr seis bancas provinciales en 2019. Acusa a Ghione de “cortarse solo”, por lo que ya avisó que -junto a otro sector del evangelismo- presentará listas independientes en la provincia con el armado de Nicolás Mayoraz (Somos Vida y Familia), más cercano al Peronismo Republicano del exsenador Miguel Ángel Pichetto.

 

Otra de las provincias en las que JxC irá a internas en las PASO es Entre Ríos, donde están en disputa cinco bancas de la Cámara de Diputados. Allí, UNO juega con el exministro Rogelio Frigerio, que encabeza la lista seguido por Dora Bogdan (Evolución) e intenta aglutinar en un mismo frente a la UCR, el PRO, el GEN, el Movimiento Social Entrerriano, parte del peronismo provincial enrolado en ETER (Entre Todos Entre Ríos), el MID, la UCeDé, Recrear, la Coalición Cívica y Nuevo Espacio Ramirense. En tanto, le da pelea interna Carina Ivascov, mujer fuerte de Lealtad Republicana, que tiene al pastor platense Julio Bozzarelli como guía espiritual. Ghione desconoce este armado evangélico de Pichetto como espacio autónomo dentro de JxC.

 

En Buenos Aires, una provincia electoral compleja de por sí, UNO va detrás del armado de Diego Santilli y su campaña colorada #Esjuntos y pelea con Manes en la interna de JxC. El espacio evangélico tiene presencia “fuerte”, dicen sus referentes, en 30 distritos, en particular en la Tercera, la Quinta y la Primera secciones en orden decreciente de expectativas para sumar a personas que postulan a las concejalías municipales, las bancas provinciales y los escaños nacionales.

 

UNO también intenta imponer su espacio en Córdoba alineado con Gustavo Santos (PRO), quien compite en la interna de JxC, donde hay cuatro nombres para dos bancas, con Rodrigo De Loredo para la Cámara baja, en tanto para el Senado pujan Mario Negri y Luis Juez.